El Correo de las Indias

Una vida interesante

Grupo Cooperativo de las Indias

David de Ugarte

David de Ugarte 2809 ~ 22 de septiembre de 2014 ~ ~ 4 0

Segregacionistas: migrar para seguir siendo

Utah
Hacía tiempo que quería editar y actualizar todas aquellas historias frikis que había escrito para la primera edición en papel de «Filés: de las naciones a las redes» y que en 2010 desaparecieron de la edición final de la «Trilogía de las redes». Algunas, como la dedicada a los orígenes del esperantismo -que hubiera sido imposible redactar sin el trabajo de investigación de Pere Quintana- me volvían una y otra vez a la memoria mientras leía e investigaba sobre algunos movimientos contemporáneos.

nova-izrael-san-javier-urguayAsí que estas últimas semanas le dediqué los escasos ratos libres. El resultado es un ensayito breve y entretenido de 9.842 palabras: «Segregacionistas», ya disponible en html y que pronto pasaremos a formato epub en la Biblioteca de las Indias.

Reencontrarme con el «segregacionismo» ha sido muy interesante. En estos años, sus últimos avatares han evolucionado hacia posiciones que no permiten ya clasificarles así. Seasteading ha pasado de ser una fundación dedicada a hacer realidad el sueño de crear ciudades flotantes en aguas internacionales a proponer «start up cities» a los estados que están planteándose crear «charter cities» y «zonas de desarrollo especial». El movimiento más cercano al original segregacionismo que una vez defendió Zamenhof (una comunidad neutral, con una lengua neutral, en un lugar neutral), la Esperanta Civito, está muy lejos de proponer ningún tipo de migración colectiva y recuerda más a cualquier asociación de defensa de una cultura «diaspórica» que a un segregacionismo clásico. Y para qué hablar de los intentos de crear países virtuales. Tras la amarga experiencia original, la desaparición a menos de un año de su fundación de la tardía réplica hispana y el similar destino de aplaudidos intentos europeos, son pocos los que pueden confiar en que nuevos experimentos del «sionismo digital» lleguen a ser algo más que juegos de rol. Resumiendo: el segregacionismo ha muerto.

wagontrainplains1Y es en parte por eso que podemos ahora disfrutar de la grandeza de sus historias sin tener que insistir en las miserias de unos ni en los fracasos de otros. Si hoy tienen alguna operatividad estos relatos es como mitos, como referencias literarias. Y en cualquier caso, no está mal recordar a aquellos que en plena efervescencia del nacionalismo supieron poner por delante sus creencias, su gente y el deseo de construir por sí mismos un futuro, en vez de aceptar sin más la comunidad imaginada que se les imponía desde el estado.

Así que sin tener ya qué decir, por obvio, que hoy los tiros van por otro lado, espero que disfruten «Segregacionistas».

Juan Urrutia

Juan Urrutia 2155 ~ 21 de septiembre de 2014 ~ 0

Sobre política científico-cultural

True DetectiveEn pocos días he tenido tres ocasiones de oír hablar de ciencia y sus dependencias del poder político. Por un lado Mäki disertó sobre el Imperialismo de la Ciencia desde la filosofía de la ciencia tratando de poner en solfa todo imperialismo incluido el de la filosofía de la ciencia. Por otro lado, Steven Turner se explayó sobre sociología política de la Ciencia planteando un problema muy pertinente en estas épocas de incertidumbres: si tendríamos que preferir la democracia o la tecnocracia (léase BCE y Mario Draghi) en la conducción de nuestros asuntos cotidianos. Finalmente, en una especie de festejo científico-musical organizado por Toni Hernando, la parte no musical del evento consistió en una charla muy relajada de P.M. Etxenique sobre el error de separar ciencia de las humanidades, explicando cómo el impulso científico está enraizado muy hondo en el espíritu humano.

El conjunto de estas tres exposiciones me ha dejado una sensación de que muchos asuntos, además del de la tecnocracia vs. la democracia, se han quedado sin atender. Pensemos en los pecados de la ciencia en su quehacer cotidiano, sea por parte de las empresas que explotan sus descubrimientos, sea por parte de los propios científicos en su actividad de rent seeking disfrazada de búsqueda de verdad o en su defensa de la auto regulación que lleva a los rankings y a contar las citas sin tener en cuenta las dependencias del recorrido que esto puede traer consigo. Todas estas cosas están en el candelero y todas están relacionadas entre sí de una u otra manera.

Sobre todas estas cosas se ha escrito en este blog en un momento u otro, pero hay otra cosa de la que también se ha escrito aquí y que me parece todavía más importante para la práctica del trabajo consistente en crear conocimiento. Aun admitiendo que conocimiento no es sinónimo de información en su día, al comienzo de ese nuevo relato que traté de delinear en una colección de una cincuentena de posts que algún día de estos verán la luz de una forma ordenada, me referí nada más comenzar a una idea de Economía de la información que me parece muy aplicable a las discusiones de estos días sobre la tercera ola de crecimiento negativo en Europa.

Pero dejando por hoy fuera el problema del sistema económico. centrémonos y pensemos en el sistema del conocimiento como aparato epistémico que trata de generar ideas. Me centro en las viejas ideas de Sah y Stiglitz aparecidas hace casi treinta años años en la A.E.R.(Sah y Stiglitz The Architecture of Economic Systems: Hierarchies and Polyarchies, American Economic Review, 76, 4, 1986, pp 716-727) y en donde introducen la distinción entre jerarquías y poliarquías como formas alternativas de seleccionar ideas sean científicas, tecnológicas, económicas o incluso culturales. Supongamos pues un aparato epistémico formado por filtros imperfectos, organizados bien sea en batería (poliarquía) o bien sea en línea (jerarquía). En el primer caso, una idea rechazada por un filtro puede ser aceptada por otro. En el segundo caso, cualquiera de los filtros puede vetar una idea por el contrario, estaría mejor representada por una jerarquía en la que los filtros son instalados en batería de suerte que cualquiera de ellos puede vetar una idea. En la poliarquía se trata sobre todo de no caer en el error de tipo I, evitando al máximo posible (dada la imperfección de los filtros) el veto a las ideas buenas. En la jerarquía, por el contrario, se trataría de evitar al máximo posible el error del tipo II no cayendo en la aceptación de ideas malas. Pero. ¿cuál de estas formas de organizar el aparato del conocimiento tiene mayor valor epistémico?

La respuesta a esta pregunta crucial no es inmediata pues depende la calidad de las ideas en el aire en el campo de que se trate. Pensemos, por ejemplo, y sacando un poco las cosas de quicio, en las series televisivas, y pensemos cómo vamos a autorizar el apoyo financiero a esas producciones que hoy parecen desbancar al cine como forma artística. Aplicando las ideas explicadas diríamos que hoy en día en el aire vuelan mejores series que películas y en ese ambiente cultural la financiación de series tendría mayores beneficios epistémicos que la de películas. En consecuencia los filtros para apoyar o no las series deberían establecerse en paralelo para maximizar la probabilidad de que pasen el sistema de filtros

Volviendo a nuestro problema, inicial nos preguntaríamos cómo están los tiempos en el mundo de la ciencia. Si fueran buenos tiempos para las ideas científicas deberíamos posicionarnos en favor de la poliarquía en la organización de las aceptaciones de artículos, etc. Si los tiempos no son buenos para las ideas científicas, pues no parece que en el horizonte se perciba un deseo por la verdad sino más bien una búsqueda de la explotación comercial, en ese caso mejor (epistémicamente hablando) imponer jerarquías y no dejar pasar tonterías.

Estas ideas no suponen una solución a los problemas plantados al principio de este post, pues no sabemos quién dice si los tiempos son buenos o malos para una cosa u otra. Sin duda, pero son un paso en la discusión ordenada de en qué medida y cómo deben ser apoyados los generadores de ideas dependiendo de los tiempos y teniendo en cuenta solo los beneficios epistémicos.

las Indias

las Indias 1004 ~ 19 de septiembre de 2014 ~ 0

Lecturas interesantes del 19 de septiembre de 2014

    periodismo ciudadano como centralización

  • Escocia: 71% de los jóvenes votaron SI y 73% de los viejos NO
    Salmond, que se retira, seguramente nunca pensó en alcanzar la independencia, pero lo que parece claro es que la ha sembrado.
  • La vuelta del periodismo ciudadano
    El uso masivo de dispositivos smartphones y la extensión de internet móvil, llevan a los periódicos y medios de comunicación a pensar y lanzar productos orientados a la comunidad y alimentados por los propios lectores.
  • Participación ciudadana 2.0 entre el voluntarismo y el microfascismo
    La primera crítica a la smart-city como espacio de una comunidad imaginada levantada sobre la búsqueda de un «bien mayor», de una «meta colectiva». En pocas palabras, el sueño de un «bien común» al «conjunto de la sociedad». Le queda mucho que pulir y ahondar, pero hay ideas interesantes. Resume: «Examino el ciudadano actuante y sus prácticas oscilando entre el voluntarismo y el microfascismo, subrayando esas características y tensiones comunes entre la democracia radical y el microfascismo»
Alan Furth

Alan Furth 52 ~ 19 de septiembre de 2014 ~ ~ 4 1

Cuando lo económico es la excusa para renunirnos

cecosesola40aniosLa avalancha de malas noticias sobre la situación económica y política de Venezuela que ha predominado durante los últimos años es agobiante y hasta deprimente. Por eso, el caso de CECOSESOLA (Central de Servicios Sociales del Estado de Lara), sorprendentemente (¿o previsiblemente?) ignorado por los medios, es una bocanada de aire fresco, un alegre recordatorio de que cuando la gente se decide a asumir la responsabilidad de vivir una vida interesante y a cooperar para lograrlo, no hay nada que las detenga: ni siquiera cuando la descomposición social y económica del entorno llega a niveles críticos.

Medio siglo de cooperativismo hecho en Venezuela

feriacecosesolaCECOSESOLA es una red comunidades dedicadas a la producción cooperativa que abarca cinco estados del centroccidente de Venezuela. La mayor parte de sus operaciones se concentra en el estado Lara, en cuya capital, la ciudad de Barquisimeto (en la que viven más de un millón de habitantes), CECOSESOLA organiza ferias populares todas las semanas a través de las cuales se comercializa un tercio del total de alimentos frescos de la ciudad, en su mayoría producidos localmente por pequeños productores – toda una proeza en un país que hoy en día importa la gran mayoría de sus alimentos. Los 31 espacios de venta distribuidos en los estados Lara, Trujillo, Barinas y Yaracuy movilizan entre todos 600 toneladas de fruta y hortalizas cada semana, con ventas anuales que superan los 100 millones de dólares. Y todo a precios que a pesar de no contar con ningún subsidio, suelen ser inferiores a los de la red estatal de abastos PDVAL.

La historia de la red se remonta a la década de los años 60, cuando surgió la necesidad de crear un servicio funerario para las diez cooperativas que operaban en Barquisimeto por aquel entonces, creadas tiempo atrás por sacerdotes jesuitas vinculados al Centro Gumilla. Hoy en día, además de la distribución de alimentos y los servicios funerarios (de hecho, la funeraria operada por CECOSESOLA es la más grande de la región), la red ha expandido sus actividades a través de 50 organizaciones comunitarias que se dedican a una amplia variedad de actividades: producción agrícola y agroindustrial a pequeña escala, artículos para el hogar, servicios de ahorro y préstamo, y un centro de salud integral que implicó una inversión de tres millones de dólares y atiende, además de a los asociados, a miles de barquisimetanos todos los años a precios solidarios.

Lo que no nos mata nos fortalece

centrosaludPero fue a mediados de la década de los 70 cuando CECOSESOLA sufrió un profundo proceso de transformación en su cultura y estructura organizativa. Y ese cambio se dio a raíz de una experiencia que los llevó al borde del colapso financiero.

Durante esos años, el gobierno puso en marcha un programa con la intención de organizar cooperativamente el sistema de transporte público urbano, y CECOSESOLA abrazó la iniciativa tomando un préstamo estatal para comprar 127 autobuses.

Pero casi inmediatamente la mentalidad imperante en un sector administrado por el estado empezó a contaminar la gestión del negocio. Una buena parte de los trabajadores de la cooperativa se dejó seducir por autoridades municipales corruptas, y cooperaron con éstas y con empresarios del sector en una operación de saqueo que derivó en la incautación forzosa de los autobuses para luego desmantelarlos.

Esa crisis los llevó, por un lado, a la idea de entrar en el negocio de la comercialización de alimentos: le quitaron los asientos a algunos de los autobuses que lograron recuperar, los llenaron de verduras y empezaron a vender en los barrios lo que compraban en el mercado mayorista, a las asociaciones de productores y a la única cooperativa agrícola que existía en la región, La Alianza. El éxito de la iniciativa fue lo que les permitió pagar las deudas que habían contraído con el estado para comprar los autobuses.

Pero sobre todo, el desastroso episodio les dejó claro que la raíz del problema había estado en su estructura organizativa, que para aquel entonces seguía siendo tan jerárquica como la de cualquier empresa tradicional y por lo tanto susceptible de ser explotada por actores internos o externos que se aprovechasen del espíritu cooperativo del resto de los miembros.

A partir de entonces empezaron a ensayar gradualmente una serie de cambios organizativos hasta alcanzar una estructura casi perfectamente horizontal que hoy en día se caracteriza por varios elementos interesantes.

Orden espontáneo

reunionesabiertasLos más de 20.000 asociados de CECOSESOLA coordinan sus actividades a través de una serie de reuniones abiertas y la conformación espontánea de equipos de trabajo ad-hoc en el que la figura jefe/subordinado brilla por su ausencia. La definen como «una organización en movimiento, cuya única instancia organizativa formal es un conjunto flexible y cambiante de reuniones abiertas que son en realidad espacios de encuentro que no obedecen a un diseño previo, que se crean o desaparecen según las necesidades del momento».

Compensación equitativa y rotación de los cargos

feriacar 0021.300 de los 20.000 asociados de CECOSESOLA son asociados-trabajadores que cobran el mismo «anticipo» semanal, que viene a ser un adelanto de un bono que se cobra a fin de año. En realidad sí existen algunas diferencias entre los anticipos de los asociados, sobre todo cuando se trata de personas con mayores necesidades de consumo como los padres que sirven de sustento a sus familias.

Por otro lado, prácticamente todos los cargos de las cooperativas que conforman la red son rotativos, lo cual no solo refuerza el sentido de equidad de cara a la realización de las tareas haciendo que todos los miembros, independientemente de sus cualificaciones, realicen actividades de limpieza y otras que en principio requerirían de personal menos cualificado, sino que también celebra y refuerza la pluriespecialización como uno de los valores fundamentales de la comunidad. Si bien los cargos más intensivos en conocimiento y que requieren la realización de tareas más completas rotan con menos frecuencia, todos los miembros pasan por prácticamente todos los cargos de la organización a lo largo de sus vidas. Algunos miembros aprenden a escribir desempeñándose en cargos de oficina, y hasta los médicos del centro de salud llegan a trabajar en algún momento como cajeros en las ferias de alimentos.

Responsabilidad individual como fundamento de la cooperación

El concepto de responsabilidad está muy presente en el vocabulario de los miembros de CECOSESOLA. Como es de esperarse, cuando la gente deja de lado la noción de la autoridad y entiende lo fructífero que es trabajar en libertad, la responsabilidad se asume e internaliza con toda naturalidad. No solo se entiende que el éxito a largo plazo va a depender única y exclusivamente del esmero de cada uno de los miembros, sino que además se celebra la crítica constructiva como herramienta para mejorar el desempeño y, desde un punto de vista pragmático y del día a día, los miembros asumen la total responsabilidad financiera de los errores tanto como disfrutan del éxito financiero de los éxitos: si hay faltantes de caja en los puntos de venta de las ferias las asume el cajero, si hay pérdidas de mercadería las asume el equipo responsable rubro, etc.

El consenso como principio rector

Otro cambio organizativo importante que se implementó gradualmente a partir de la crisis de los autobuses de los años 70 y que complementó naturalmente a la horizontalización de la organización, fue la superación del electoralismo como mecanismo de decisión colectiva y su reemplazo por la búsqueda del consenso.

Hoy en día los miembros dedican aproximadamente 25% de su tiempo a reunirse para debatir y alcanzar consensos sobre la gestión. Por ejemplo, el diseño del edificio del centro de salud integral supuso tres años de debates, y las ferias de alimentos se realizan solo tres días a la semana para poder dedicar el resto de la semana a deliberar sobre todo lo que implican.

Pero más allá de asegurar que la gestión, los productos y los servicios estén en línea con los valores de la comunidad y con la calidad deseada, lo más interesante es que las reuniones son vistas por los miembros como un fin en sí mismo: más que reuniones, son conversaciones abiertas que además de servir de base para la planificación de la gestión, sirven también para compartir comidas, vivencias, y fortalecer los lazos fraternales que al final de cuentas son lo que alimenta la calidad de vida de los miembros.

O como lo explica uno de los miembros fundadores con sus propias palabras, las reuniones no están supeditadas a la gestión económica, sino más bien al contrario: «lo económico es la excusa que tenemos para reunirnos».

las Indias

las Indias 1004 ~ 18 de septiembre de 2014 ~ 0

Lecturas interesantes del 18 de septiembre de 2014

María Rodríguez

María Rodríguez 599 ~ 18 de septiembre de 2014 ~ 3

Competición de causas justas

donaEn un artículo que leí el otro día, la autora se preguntaba qué nos lleva a donar nuestro dinero a unas causas y no a otras. El artículo se centra en el caso de las causas relacionadas con enfermedades y las organizaciones benéficas de ámbito nacional que existen para combatirlas. Comienza diciendo que no parece haber relación entre el número de afectados por una enfermedad determinada y la cantidad de dinero que reciben las entidades que se ocupan de esa enfermedad

El ejemplo principal es que el cáncer afecta en España a un millón y medio de personas y las llamadas «enfermedades raras» afectan entre todas a tres millones y medio. Sin embargo, en 2013 la Asociación Española contra el Cáncer recaudó 47.539.000 euros y la Federación Española de Enfermedades Raras solo ingresó 1.128.000 euros.

A continuación hace una comparación similar con el SIDA (130.000 afectados y 445.000 euros recaudados por la Coordinadora Estatal) y el Alzheimer (700.000 afectados y 750.000 euros de recaudación). En este caso, la cuestión es que el porcentaje de los ingresos de la Coordinadora que procede de subvenciones es del 80%, mientras que estas representan solo el 17% de los ingresos de la Fundación Alzheimer España. Además, España cuenta con un Plan Nacional sobre el SIDA desde hace años, lo que significa que tiene partida presupuestaria asegurada, pero no ha aprobado aún un Plan Nacional para el Alzheimer, a diferencia de otros países europeos.

charity wristbandsEl artículo me gusta porque plantea preguntas que me interesan, aunque no las responda. Pero me fastidia un poco eso de cambiar el planteamiento sin avisar. Yo estaba leyendo un artículo sobre por qué donamos más a unas causas que a otras independientemente del número de afectados, y de pronto me veo leyendo un artículo sobre por qué el Estado da más dinero a unas causas que a otras. Creo que las donaciones personales y las subvenciones públicas no pueden estar más alejadas y ser de naturaleza más distinta.

Pero dejando eso a un lado, ¿por qué unas causas se llevan más dinero (de donaciones personales) que otras? El artículo lleva razón al señalar que donamos por causas emocionales y no racionales, y también en que la inversión en campañas publicitarias de sensibilización es vital. Si volvemos al primer ejemplo, aunque la página interna de la historia de la Federación de Enfermedades Raras está sin completar, la memoria más antigua que tienen publicada es de 2003, mientras que la Asociación Española contra el Cáncer fue fundada en 1953.

CrowdfundingEl cáncer nos ha rodeado de forma directa desde hace tres generaciones, mientras que las enfermedades raras, justamente por su naturaleza, no tenían siquiera diagnóstico hasta hace no tanto tiempo. Sin duda, la unión de todas ellas en una única organización fue todo un acierto.

Esto me recuerda a nuestras reflexiones junto a nuestro amigo Alberto Lafuente sobre retos sociales. Alberto nos explicó que el mecanismo que mueve a la gente a jugar a la lotería es básicamente que, aunque la posibilidad de ganar sea remota, el coste del boleto contra la cantidad conseguida en ese remoto caso hace que merezca la pena el gasto. Nos preguntamos entonces cómo funcionarían esos mecanismos a la hora de promover una especie de crowdfunding para crear el fondo que premie al ganador del reto social. Una de las conclusiones fue que dependería de lo afectado que cada uno se viera por esa causa social.

Es decir, si yo tengo en la familia a un enfermo de cáncer, me veré más inclinado a donar para un reto social de erradicación de la enfermedad. Si no he tenido la enfermedad cerca pero me aterra la posibilidad de desarrollar un tumor, también lo estaría. El desarrollo de esos terrores está directamente relacionado con lo extendido que esté el conocimiento sobre la existencia de esa enfermedad y sus consecuencias.

natasha richardson y harry belafonteLas enfermedades raras son, en muchos casos, hereditarias, por lo que mucha gente se siente a salvo (aunque sea erróneamente) cuando no tiene antecedentes familiares. Mientras tanto, la pesadilla del cáncer está tan extendida que nadie se puede sentir a salvo de ella. Pero precisamente esa extensión ha permitido que los avances para su curación, o al menos para su cronificación, sean grandiosos.

Algo parecido pasa con el SIDA, que tiene subvenciones, donaciones privadas y Plan Nacional cuando la medicación ya la mantiene bastante a raya (a pesar de lo cual en 2011 murieron en España 953 personas). El VIH causó un verdadero pánico social en los 80 debido a la facilidad con que se contagiaba y a cuánto afectaba a la vida de la gente. Además, como señala el artículo, en África sigue siendo una epidemia de magnitudes inabarcables. Mientras el universalismo siga operando, la lucha contra el SIDA seguirá recibiendo atención, aunque a la hora de la verdad, no consiga que en África el VIH retroceda.

Ahora mismo, solo si el ébola supusiera una amenaza real para los españoles (más allá de los ataques de pánico xenófobos) sería una causa receptora de donaciones y subvenciones.

Resumiendo, está claro que uno dona su propio dinero con cuidado, más aún cuando este escasea. Se decide primero por aquello que le afecta directamente a uno o que piensa que le puede afectar, y ya en segundo orden de preferencia, cuando uno se siente a salvo, es cuando empieza la batalla publicitaria. ¿Qué es más importante? ¿luchar contra el Alzheimer? ¿lcontra la malaria? ¿la úlcera de Buruli? ¿la esclerosis múltiple? ¿el síndrome de Morsier? ¿u otra de las miles de enfermedades raras catalogadas como tales y condenadas al abandono por falta de masa crítica?

campaña patitosParece que por desgracia la competencia es dura, y solo una buena campaña puede ayudar a recaudar fondos a una causa huérfana. Sin embargo, no creo que las donaciones privadas funcionen como las subvenciones públicas (que lo que no se lleva una es porque se lo lleva otra). Campañas de sensibilización distribuidas, originales y bien pensadas, pueden conseguir un crecimiento de donaciones inesperado. Un aumento de la productividad en ONG’s y fundaciones puede ahorrar mucho dinero en gestión. Una enfermedad a kilómetros de distancia me limita a la hora de irme a vivir (o visitar) libremente ese lugar y afecta a su desarrollo económico, por lo que puedo llegar a entender su erradicación como una causa propia. Hay dinero para todos.

Fijaos: La Charities Aid Foundation elabora cada año un índice del comportamiento donante (en tiempo de voluntariado y donaciones) por países. Aunque en general no nos gusten, echen un ojo al ranking. Aunque pudiera parecerlo por los países que ocupan las primeras posiciones, una vez pasado el grupo de cabeza la correlación entre renta per cápita y generosidad social parece desaparecer y tampoco parece haber «bloques culturales» claros. Simplemente parece que en algunos lugares como España, Portugal, Argentina o Brasil, las ONGs tienen todavía mucho campo para mejorar e innovar en la comunicación.

Qué es «las Indias»

Alan Furth52 ~ 19 de septiembre de 2014 ~ 2

Proyectos Faraónicos 2.0: Google quiere construir ciudades y aeropuertos

larrypagemuhahaA finales del año pasado David apuntaba que parte de la estrategia de crecimiento a futuro de Google podría estar en invertir en el negocio de la infraestructura básica, aunque quizás de manera indirecta. Pues resulta que Larry Page acaba de anunciar, en el marco de un plan estratégico denominado «Google 2.0», un plan bastante más explícito al respecto:

…el CEO de la compañía ha iniciado un proyecto por el que Google busca dar solución a los grandes retos del desarrollo del ser humano en el mundo, y de paso, diversificar las áreas de negocio de la compañía.

Entre los proyectos que Page maneja están, por ejemplo, la construcción y gestión eficiente de grandes infraestructuras, aeropuertos o ciudades que sirvan como modelos de futuros proyectos, o cómo los sensores biométricos podrían sustituir a las contraseñas, según revela The Information.

Y es que bueno, ¿para qué competir con otros gigantes de internet por la captura del concepto de la «smart city» cuando uno puede construirse su propia «Google city»?

RecetarioIdiomas

Natalia Fernández467 ~ ~ 16 de septiembre de 2014 ~ 2

Gladiadores inmortales

GladiadoresHasta hace unos días todo lo que conocía de los espectáculos de gladiadores se debía a las películas de romanos. En las películas, el entrenamiento, las condiciones de encarcelamiento y la posibilidad de morir en cada pelea, hacían de las casas de gladiadores el peor destino para un esclavo.

Llevo unos meses leyendo la serie «Roma Subrosa» de Steven Saylor, una forma estupenda de descubrir la vida cotidiana en Roma de la mano de Gordiano el Sabueso. Y contradiciendo a las producciones de cine, si bien la lucha era un destino cruel, todavía lo eran más las minas o los barcos. Ya, lo primero que piensas es que en una mina no dependes del capricho del público o del dedo de César. Pero, ¿mueren los gladiadores sólo una vez? La respuesta podría ser «no siempre». (Aviso: a partir de aquí comienza el spoiler de una tarde en la que Gordiano, presionado por Cicerón, se ve obligado a quedarse a unos juegos funerarios organizados en honor de un antiguo cliente).

El espectáculo le abruma y fascina: hombres con diferentes ropajes y el rostro cubierto luchan con una destreza y compenetración extraña e increíble. Curiosamente, se ve contratado para buscar el campamento y a uno de los luchadores a los que ha visto morir en los combates. Si hay algo que mueve a Gordiano el Sabueso es descubrir el por qué de las cosas. Lo que encuentra es una cooperativa de hombres libres que han aprendido a burlar la muerte, diseñan coreografías de lucha, utilizan armas con punta retráctil y esconden estratégicamente bajo los disfraces bolsas de sangre en los puntos donde asestar el golpe mortal. Una ilusión que mantienen gracias a una itinerancia continua y su ingenio para crear nuevos personajes de lucha y nuevos artilugios. Una buena metáfora sobre la innovación y la reinvención permanente.

David de Ugarte2809 ~ ~ 15 de septiembre de 2014 ~ 6

La primera charla TEDx en esperanto, ahora con subtítulos en español

Tras dos años esperando, por fin han sido aprobados los subtítulos en español y esperanto de la charla que di hace dos años en el TEDxMadrid y que fue la primera en esa lengua. Cosas de los servicios centralizados como Amara, por muy colaborativos que sean.

Fue mi primer TED, eran días difíciles y estaba muy nervioso, pero creo que conseguí transmitir con cierta claridad el valor comunitario de las lenguas sintéticas y nuestro cariño por el Esperanto. Aunque sea con «un poco» de retraso espero que disfrutéis la charla y la compartáis con vuestro entorno si os resulta interesante.

Manuel Ortega445 ~ 15 de septiembre de 2014 ~ 0

Ampelmännchen, el mejor embajador de Berlín

trafiklumuloAmpelmännchen, el simpático pequeño hombrecito de los semáforos berlineses, acaba de cumplir 50 años, tan solo unos años después de pasar a ser parte del dominio público. Este dedicado trabajador es el mejor embajador de Berlín. Capta nuestra atención con un nuevo cuento sobre la ciudad y escapa de los trillados y aburridos souvenires. El estudio de la historia del hombrecito de los semáforos de Berlín nos acerca a la historia de los símbolos en los semáforos. Pero aun más importante, nuestro amigo berlinés de los semáforos saca a relucir la pregunta sobre cómo se cuentan las ciudades y cuáles son sus embajadores.

Sirenas, gigantes, arqueras, Neptuno, flautistas, todos son ciertamente buenos embajadores y sus cuentos e historia ayudan a la familiarización entre los visitantes, los habitantes y las ciudades. Pero, ¿qué les falta? ¿Cuál es el secreto de Ampelmännchen? La respuesta a ambas preguntas es «proximidad»: Ampelmännchen de seguro te acompañará en Berlín, y cruzar la calles con la ayuda del pequeño hombrecito verde será una atracción más de tu visita.

las Indias1004 ~ ~ 12 de septiembre de 2014 ~ 0

Juan Urrutia recibe la medalla de oro de la Universidad Carlos III

imageEn estos días se conmemora el vigésimo quinto aniversario de la Universidad Carlos III. Coincidiendo con la apertura de curso la Universidad ha querido reconocer la labor fundacional de Juan Urrutia y su posterior papel como presidente del Consejo Social, otorgándole la medalla de oro de la Universidad. Juan, hace tan solo unos minutos, ha agradecido el reconocimiento poniendo en valor el papel de aquel órgano, como

un gozne girando sobre el cual los memes sociales y culturales de una comunidad pueden encontrar su correpondencia en los de otra comunidad, detectando así nuestra sombra en el otro.

Con la perspectiva de los años, la labor de Juan resulta cada vez más evidente. En estas décadas ha inspirado, impulsado, construido y puesto en marcha, sin despegarse un segundo del desarrollo de un pensamiento siempre fresco y subversivo, instituciones que perduran en los ámbitos más diversos, desde una universidad al pequeño grupo de cooperativas que nos da serenidad a los indianos.

En un tiempo donde las instituciones se desmoronan, el hacer de Juan y la permanencia de sus resultados vindican su pensamiento como nunca. Los indianos damos las gracias a la Carlos III por hacerlo público y visible, y a Juan por tenaz, por seguir construyendo y sobre todo por seguir alimentando nuestra pasión por aprender.

Estadísticas del Correo de las Indias

2.838 feed subscribers

El Correo de las Indias es el blog colectivo de los socios del
Grupo Cooperativo de las Indias
Gran Vía 48 - 48011 - Bilbao
F-83409656 (SIE) ~ F-85220861 (EAC) ~ F-95712659 (E) ~ G-84082569 (BIE)