El Correo de las Indias

Desde 2002 abriendo caminos hacia un nuevo mundo

Grupo Cooperativo de las Indias

las Indias

las Indias 1126 ~ 03/03/2015 ~ 0

Lecturas interesantes del 03/03/2015

    iurta mongolia ulan bator

  • Mongolia: en transición al sedentarismo
    Mongolia es el país del mundo que más crece gracias a la minería, pero los miles de nómadas que dejan de serlo y se acercan a la capital para que sus hijos tengan un futuro mejor sufren las consecuencias de la falta de infraestructuras y de perspectivas. Ulan Bator intenta convertir Mongolia en un país sedentario.
  • Cuando el CEO de twitter se convirtió en objetivo del EIIL
    Toda recentralización implica mayor fragilidad. Para el que quiere ejercer poder mediante el terror, como para el que apuesta por la disrupción, el «centro» se convierte en el blanco perfecto. Y el centro del centralizador es el CEO.
  • Sorpresa: Evergreen no es tan diferente a cualquier otra coop
    Quién lo iba a decir: a pesar de contar con financiación de sobra y el apoyo institucional, tiene que hacerse hueco en el mercado, mejorar márgenes y vigilar costes… lo que lleva al autor a preferir esperar al socialismo universal que seguro va a ser facilísimo y creo que si llamas a JustEat te lo traen a casa sin hacer nada.
Natalia Fernández

Natalia Fernández 490 ~ 03/03/2015 ~ 29 ~ 11

La nueva burguesía de la globalización aymara

El Alto
Bolivia ha sido desde finales de los años 90 el pais que más redujo la pobreza de todo Sudamérica según datos del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo. Según estimaciones de 2012, casi un millón de personas superó la brecha de la pobreza para convertirse en clase media. El impacto se hace evidente cuando uno pasea por las principales ciudades y por la capital, La Paz, pero sobre todo en El Alto.

calle de los brujosEn la feria aymara de El Alto se puede encontrar cualquier cosa, lotes de ropa usada para la toda la familia, coches de no se sabe qué mano «refabricados», objetos de decoración hechos de reciclaje, sacrificios para rituales religiosos, electrónica… más bien se podría decir que todo El Alto es un mercado, un pequeño Hong Kong en potencia que se estima mueve 1 millón de dólares al día.

Rompiendo las fronteras de La Paz

el alto y la pazHay dos plazas contiguas en la capital boliviana que representan la división social del país durante los últimos siglos. Una aloja al ayuntamiento y el banco nacional; la otra la cárcel colonial y la Misericordia. Una representación urbanística de lo que el sistema socieconómico boliviano te ofrecía según nacieras en un mundo u otro. Dos lugares de tránsito exclusivo, sin posibilidades de encuentro. Fronteras imaginarias ahora rotas para disgusto de la población más asentada de la ciudad.

Si algo tiene la cultura aymara es una arraigada tradición comercial. Durante las tres últimas décadas han aprovechado la globalización de los pequeños para constituirse como una nueva élite económica. Les llaman la «burguesía aymara». Su modelo de sostiene sobre una economía comunitaria que fija como único objetivo el progreso y se basa en la acumulación de capital como fórmula de crecimiento. Si en Europa o EE.UU el modelo de «hombre hecho a si mismo» era aquel que empezaba repartiendo el correo, haciendo los recados o pulsando el botón del ascensor para convertirse en el dueño de un gran holding empresarial, en Bolivia su equivalente sería la mantita con la que arrancan sus ventas en el mercado de El Alto los emigrantes recién llegados a la ciudad.

Coches El AltoSobre esa manta, con los primeros ingresos y créditos comunitarios, se construirá la primera planta de una edificación en la que abrirán un negocio más próspero. Cada nuevo piso alzado supone la llegada a un negocio con mayores márgenes comerciales que va a permitir financiar la siguiente planta y con ella el siguiente negocio o la integración de miembros de la familia llegados del entorno rural. Pero tampoco se trata de una carrera hacia el infinito. A partir de un cierto volúmen de ingreso, llega la preocupación con hacer que las cosas sean bonitas, y con ella aparece la nueva arquitectura «choloburguesa». La viva expresión de la abundancia en colores, donde la omnipresencia del dorado, la simbología tradicional aymara, y la libre interpretación de las arañas de cristal estilo imperio, conviven sin ningún pudor con el mobiliario de pĺástico.

interiorMercedes Quispe vende autos usados los jueves y domingos en la feria 16 de Julio de El Alto. Los autos los importa de la zona franca de Iquique, donde los compra a revendedores paquistaníes. El resto de la semana vende teléfonos celulares al por mayor en pequeños pueblos en el Norte y Este de Bolivia. Los celulares se los proporciona su hermano, que importa una variedad de productos de China y que también tiene contratos con empresas formales para el aprovisionamiento de materiales, desde cables de alta tensión hasta uniformes e insumos para su tienda de muebles. Toda esta actividad comercial reticular genera una valiosa combinación de conocimientos sobre mercados locales y externos, localismo y cosmopolitismo, al tiempo que propicia que los linajes tradicional-familiares se transformen en vínculos socioeconómicos de más largo alcance.

La aventura de la globalización aymara

subida_el_altoEn la práctica, El Alto no ha visto barreras al desarrollo comercial y a la acumulación de capital. Las rentas por escolarización, y los programas de bolsas de ayuda iniciados con la llegada de Evo Morales a la presidencia en 2006 han suplido parte de las carencias de coberturas sociales que antes recaían sobre las familias y la comunidad. Pero la otra clave en esta ecuación del ascenso social de una nueva clase económica indígena es China. Fieles a su tradición comerciante, las distancias kilométricas para comprar mercancía lo mismo les sitúa en la frontera con Chile, Perú o Argentina con tal de dar con aquello que pueda ser revendido nuevamente en el mercado con un margen suficiente. Con el traslado de la producción a China, los comerciantes aymaras comenzaron a hacer viajes a muy pequeña escala con el dinero justo para comprar mercancía y bolsas de comida para alimentarse durante su estancia.

Freddy MamaniLa primera generación de viajantes pronto comenzó a establecer relaciones directas con las familias propietarias de las fábricas, consiguiendo incluso que éstos accedieran a adaptar los diseños de televisores y de pequeños electrodomésticos al gusto local. Sus hijos se escolarizaban al tiempo que prosperaba el negocio familiar. Hoy muchos de ellos son los responsables comerciales en el exterior, afincados en Shanhai o Shunzhu.

Estos pequeños empresarios que operaban en circuitos propios paralelos a la economía establecida comenzaron a despertar el interés de las entidades financieras a causa de unos volúmenes de operación cada vez más altos, que involucraban de forma habitual transacciones internacionales, y podían tener necesidades financieras por encima de las posibilidades de las redes de crédito comunitarias. A esto se unía el análisis de cliente que les identificaba como usuarios con bajos niveles de morosidad. Así, los bancos comenzaron a adaptar también sus procedimientos para ajustarse a las prácticas y necesidades operativas de estas nuevas redes empresariales.

mario roland chuquimiaPero su capacidad de influencia no queda aquí, la comunidad aymara empoderada, se ha convertido en un nuevo interlocutor de interés para el Estado que es consciente de su capacidad de movilización, pero también de su capacidad para hacer las cosas realidad gracias a su vivir en el mercado. Un ejemplo: se convirtieron en la clave del éxito operativo de las elecciones de 2009. La Corte Nacional Electoral necesitaba hacerse de forma urgente con generadores eléctricos para abastecer las máquinas del nuevo padrón biométrico en las zonas rurales. Las redes comerciales aymaras accedieron a activar sus conexiones interfronterizas que hicieron posible la llegada de los generadores a tiempo para el proceso electoral.

Las críticas

edificioLas comunidades urbanas aymaras han pasado de la marginalidad social a constituir una nueva clase burguesa. Independiente de la clase media establecida, independiente del estado, comparten un código social propio. La comunidad es soberana para aplicar medidas de control orientadas a mantener la seguridad de las actividades comerciales.

Su crecimiento físico se realiza sobre lazos familiares extendidos, la elección de lugares para establecerse está supeditada a las necesidades económicas y sobre todo a las posibilidades comerciales.

sala_fiestasPor su parte, la clase media tradicional acusa al gobierno de excesiva permisividad con estas prácticas comerciales que tildan de propias de un capitalismo salvaje y que, en algunos casos, no distinguen entre actividades lícitas e ilícitas como el contrabando. A los nuevos empresarios aymaras les tachan de insolidarios, por el pago de bajos salarios a miembros de su propia familia que trabajan para ellos y por la ausencia de pago de tasas públicas e impuestos. Pero son conscientes del auge imparable de una nueva clase social, hasta ahora invisibilizada, ahora empoderada económicamente y que proyecta una confianza ciega en el mercado como igualador de oportunidades y ascensor social.

Esta nueva élite, nacida del trabajo duro y el comercio transnacional, no duda en ocupar los lugares reservados a las clases dominantes de La Paz, para realizar celebraciones familiares o disfrutar de fiestas populares que cuentan con los mismos medios técnicos que las grandes estrellas del rock. Son una de las nuevas burguesías emergentes del nuevo mundo que trae la globalización de los pequeños y lo muestran orgullosos. Pueden estarlo. Son los nuevos «pies polvorientos» del mundo red y sus valores darán forma a nuestro siglo.

Juan Urrutia

Juan Urrutia 2208 ~ 03/03/2015 ~ 0

Discurso de la Academia 3: La Crisis y sus explicaciones y soluciones alternativas

KFWimerRecordad la advertencia.

Cuando hablamos de la Crisis estamos hablando, en general, de estas cosas que acabo de mencionar (al final del post anterior) que son justamente de las que se nutren las páginas económicas y no pocos editoriales de todos los periódicos desde hace siete años.

Estalló una burbuja en los EE.UU. cuyo origen hay que buscarlo en el desmesurado crecimiento financiero de este país, resultado a su vez, según explicó Varoufakis en su bestseller «El Minotauro global», de los dos déficits gemelos americanos -el fiscal y el de balanza de pagos- que atrajeron todo el ahorro mundial hacia ese país desorbitando el sistema financiero.

Este sistema financiero se tambaleó a resultas del estallido de la burbuja inmobiliaria y la globalización de los mercados financieros hizo que éstos sirvieran ahora no tanto para mitigar riesgos como para propiciar el contagio entre las instituciones financieras de todo el mundo más o menos rápidamente. Las crisis financieras pronto se convirtieron en crisis de endeudamiento, tal como la historia económica nos ha enseñado repetidamente por activa y por pasiva y, en consecuencia, se hizo más y más difícil la emisión de deuda y el uso de la inversión pública para salir del pozo.

El endeudamiento aumentó enormemente en la creencia de que todo terminaría pronto, pero no fue así revelando otros problemas menos generales. En Europa no cabía la devaluación si queríamos mantener el euro como moneda fuerte (con todo lo que eso significa) por lo que la situación no tenía salida fácil; en España, como en Grecia, se procedió a una devaluación interna (que se ha traducido en devaluación salarial) y, quien más quien menos, con diferencias entre norte y sur, incrementó el desempleo.

Y ahí estamos en este momento en el que nos preguntamos si hemos aprendido algo. Ahora me toca por lo tanto argüir mi aseveración inicial de que sólo sabemos que no sabemos lo que sería bueno que supiéramos. Trataré de hacer ver que esto es verdad antes de poner en duda la posibilidad de reconocer esta noción.

La Economía, como toda ciencia más o menos «dura», suspira por la unidad y no es de extrañar que se haya hecho un esfuerzo enorme por unificar el modelo central o básico microeconómico y el modelo macroeconómico con el que nos manejamos para lidiar con los problemas mencionados y tomar medidas adecuadas de Política Económica. No estoy seguro de que esta tendencia a la unificación sea una estrategia óptima, pero me parece imposible de esquivar.

Ahora bien esta unificación pudo realizarse hace cuarenta años aproximadamente de dos formas alternativas. O bien comenzamos por el modelo central o básico con un cierto rozamiento que hace que no todos los mercados estén en equilibrio en todo momento, o bien iniciamos nuestro trabajo a partir del modelo central puro y duro en el que todos los mercados posibles están siempre en equilibrio.

En el primer caso podríamos permitirnos introducir problemas de falta de información y de formación de expectativas sobre el valor de ciertas variables en un futuro hoy desconocido y, en consecuencia, introducir de manera natural el dinero fiduciario como un depósito de valor que nos permite trasladar poder de compra entre períodos de tiempo. Esto dio origen a la Macroeconomía del Desequilibrio aparentemente prometedora durante la época de los sesenta pero que fue desvaneciéndose durante el inicio de los setenta con cambios notables en ciertos autores cono Barro y Grossman que se cambiaron de bando de manera ostentosa.

En el segundo caso no podemos permitirnos introducir mecanismo alguno de formación de expectativas pues toda la información disponible será usada y, en este modelo, toda ella está disponible. Es pues necesario, tal como nos avisó Lucas en 1970, que no quede información sistemática sin utilizar o, lo que es lo mismo, que las expectativas han de ser racionales.

Como no hay manera de modelar la racionalidad de las expectativas de manera operativa en situaciones de desequilibrio, la profesión se quedó con este segundo caso al precio de hacer de la introducción del dinero algo artificioso. Este segundo caso da origen a la Macroeconomía del Equilibrio que se plasma en su modelo canónico, el «Dinamic Stochastic General Equilibrium (DSGE) model». Es la adoración de la racionalidad por parte de los teóricos de la economía la que rompe el esfuerzo por comprender como resultado de la bifurcación en la manera de «hacer macroeconomía».

Curva de PhilipsUn ejemplo relativamente sencillo nos hace ver que esta diferenciación en la forma de unificar la Economía no es algo trivial. Pensemos en la llamada Curva de Phillips que relaciona la tasa de inflación y la tasa de desempleo y cuya forma es crucial a efectos de la toma de medidas ante una situación, por ejemplo, de desempleo. Si en su representación habitual la curva tiene una pendiente negativa quiere decir que una relajación de política monetaria que incremente la inflación traerá consigo una disminución de la tasa de desempleo. Si esta curva es vertical no hay manera de reducir el desempleo mediante la generación de inflación.

Notemos ahora que un partidario de la Macroeconomía del Desequilibrio usando su modelo con expectativas adaptativas -no racionales- pensará que la curva de Phillips tiene pendiente negativa y se convertirá en un intervencionista. Análogamente un partidario de la Macroeconomía del Equilibrio con su modelo firmemente anclado en la racionalidad de las expectativas pensará que la curva de Phillips es vertical y se convertirá, siguiendo a Friedman o a Phelps, en un partidario de no intervenir.

Pues bien, durante la Gran Moderación y a pesar de no pocas crisis menores, estas no eran lo suficientemente amenazadoras para los países centrales con lo cual los economistas, especialmente los teóricos, se concentraron en sus ambiciones académicas desarrollando el modelo DSGE, así como su uso econométrico, hasta límites insospechados ganando una enorme credibilidad basada en el reconocimiento profesional de su actividad teórica. También es cierto que los intervencionistas aprendieron también a sofisticar sus modelos, pero por alguna razón adicional (que yo relacionaría otra vez con la adoración de la racionalidad) su influencia no ha ido en paralelo con la calidad de su trabajo.

Pero la Política Económica no la deciden en general los académicos sino los economistas que ocupan puestos básicos en las instituciones como los bancos centrales o los tesoros nacionales. Y así nos encontramos con que en el año 2008, y quizá con independencia de las luchas académicas, unos países tomaron medidas monetarias y fiscales claramente intervencionistas mientras que otros u otras zonas económicas se ataron al mástil del no usar nunca la política monetaria y solo un poco la fiscal dada la situación de endeudamiento.

Recordemos cómo incluso al final de la administración Bush, antes de que Greenspan dejara la FED, este último junto con el secretario del Tesoro, Paulson, colaboraron al rescate de la banca estadounidense en noviembre del 2008 con la excepción famosa de Lehman Brothers. Al mismo tiempo el entonces Presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, aumentaba los tipos de interés.

Es esta división en la Economía una de las variadas causas de las diferencias en el tratamiento de la crisis junto con otras que quizá son fruto de la idiosincrasia histórica de los diferentes países. Mi comentario amargo es, en este punto, que es muy posible que si esa división no se hubiera realizado de manera tan poco seria, las medidas no hubieran sido tan distintas y, más en particular, se hubieran evitado los efectos perniciosos de un exceso de austeridad .

las Indias

las Indias 1126 ~ 02/03/2015 ~ 0

Lecturas interesantes del 02/03/2015

  • La tiranía de los «chicken finger»
    Cómo se creo a una generación de comensales poco sofisticados y ultraselectivos y cómo dar fin a este ciclo del sinsabor.
  • Funerales shintoistas por Aibo
    Aibo es abandonado por Sony. Sin embargo ha sido la mascota de centenares de miles de viejos japoneses que ahora honran al espíritu de su vieja mascota en preciosos ceremoniales shintoistas. Si el bueno de Philip K Dick levantara la cabeza diría aquello de «al fin y al cabo, los seres electrónicos tienen alma, por pequeña que sea».
  • Black Sails según «La Página Definitiva»
    Imagine que ha invitado a dos amigos, y quieren poner algo en la tele. Y resulta que uno de sus amigos es de la Izkierda Anticapitalista, y el otro es un liberal de VOX. No lo dude: póngales esta serie y los tendrá a los dos encantados. A uno, porque los protagonistas son una banda de anarquistas libertarios que viven en una democracia asamblearia, lo comparten todo, funcionan a base de cooperativas autogestionadas, y retozan alegremente un@s con otr@s sin estar atados por las cadenas del heteropatriarcado opresor. Al otro, porque se trata de emprendedores hechos a si mismos, residentes en un paraiso fiscal, que retienen lo que es suyo sin temer a nadie, nacidos de algo tan noble como la privatización de la guerra, y que aspiran a desmontar las estructuras del estado español para integrar sus recursos en el libre mercado vía asalto de sus galeones (y encima, ¡funcionan con el patrón oro! ¿Se puede ser liberal y pedir más?).
  • El cuento perdido de Mariano Gistaín en Amazon.es
    Cuento para comprador único… o abonado a «Kindle unlimited»…
  • Compartir un enlace en GNU social usando js
    Primer paso para el plugin de wordpress vitaminado para GNU social
  • El comercio ultramarino en el Neolítico
    Los primeros campesinos europeos comerciaban trigo con los isleños británicos, todavía cazadores-recolectores. Este temprano y sofisticado comercio de alimentos ayuda a entender el asentamiento y los patrones de extensión de la economía agraria.
  • Bitcoin: los peligros de la fantasía de una moneda apolítica
    Varufakis relata las fantasías del bitcoin y su desafortunado diseño siguiendo el patrón del oro como moneda de cambio.
  • «The Grid» o cómo murió el negocio del diseño web para pymes
    Un sistema experto e interacción directa eligiendo de una base de datos de diseños siempre cambiando y con capacidad para personalizarla.
  • CogniToys: un primer pasito hacia el manual ilustrado para señoritas
    Juguetes conectados a Internet que sirven para hacer itinerarios de aprendizaje sencillos con los niños a través de la interacción
  • ¿Cómo activar Opcache en PHP 5.5 Ubuntu 14.04?
    Te da tiempo a limpiar la casa mientras esperas que pase algo. Hay que mirar el lado bueno.
  • Jubango de Lee Sedol vs Gu Li: el libro
    Kiseido saca en dos volúmenes las partidas del jubango que marcó 2014 en el mundo del Go con comentarios de Michael Redmond (9d) y Rob van Zeijst
  • Woolet, la cartera conectada llega a Kickstarter
    La cartera imaginaria que todos pusimos en mil ejemplos ya es un proyecto real y llega a kickstarter
  • Un ejemplo de tecnoimperialismo agrario: Monsanto y amigos compran Ucrania de saldo
    Las grandes corporaciones rentistas y monopolistas, comenzando por Monsanto se lanzan sobre las míticas tierras negras de Ucrania…
David de Ugarte

David de Ugarte 2882 ~ 02/03/2015 ~ 31 ~ 4

Vivir juntos no significa vivir en la misma casa

Degania primera casaEl movimiento comunitarista del siglo XIX y XX fue fundamentalmente un movimiento de colonos. Compraban tierras vírgenes o abandonadas, las ocupaban y las ponían a producir. Así que la imagen que ofrecía una comunidad en sus primeras semanas era una colección de tiendas de campaña y su primer objetivo construir unos dormitorios. La primera batalla por la abundancia de icarianos, kibutznik y comuneros americanos fue la construcción de viviendas y su historia el paso de los dormitorios compartidos a los dormitorios separados para parejas, la construcción de dormitorios individuales y finalmente de casas primero para las familias y luego para personas sin pareja.

Casa comunal icariana de CorlingEl «bungalow» y la casita unifamiliar fueron durante mucho tiempo el símbolo de la prosperidad comunitaria. El «vivir juntos» de una comunidad igualitaria no implica y generalmente no incluye, dormir en la misma casa.

Las comunidades hijas de la crisis

Sin embargo muchas comunidades «espontáneas» surgidas con la crisis han comenzado exactamente así, compartiendo casa entre amigos que ponen en común todos o parte de sus ingresos para reducir costes y cubrirse unos a otros ante el riesgo y las carencias impuestas por los bajos salarios y los trabajos temporales. La mayoría de estas comunidades se disolverán cuando sus comuneros consigan mejoras permanentes en su situación laboral. Para ellos habrá sido una forma temporal de resistencia que, de un modo escaso y precario, habrá dado cuenta sin embargo de la reducción de costes que supone compartir vivienda.

edgeryders unmonasteryComo en tantas otras cosas, la «sharing economy» ha convertido en modo de negocio esta «reducción voluntaria» impuesta a muchos jóvenes de la clase media. El «co-living» a las finales no es sino una experiencia «low cost» convenientemente turistificada. Buena parte de la clase media hubiera tenido difícil sobrellevar la vuelta de sus hijos a la escasez sin convertir estas prácticas antes en algo «cool». Un buen ejemplo de como la cultura y las modas pueden ayudar a que una sociedad se adapte a los malos tiempos poniendo en valor «experiencias» y valores comunitarios.

Comunidades nómadas y cambios de la vida

La casa indiana de Escardó, MontevideoPero ponerlo en contexto no debe evitar que aprendamos de ello. Las crisis económicas también afectan a las comunidades productivas y «replegarse» puede ser una estrategia útil. El nomadismo comunitario, mudarse de una ciudad a otra para un proyecto o indefinidamente, también aconseja pasar por fases de casas compartidas con costes menores en tanto se conoce mejor la nueva ciudad.

Pero sobre todo, en curso de la vida hay situaciones que hacen deseable compartir vivienda. No por ahorrar, sino para integrar cuidados especiales en el centro de la cotidianidad. Cuando un comunero enfrenta una enfermedad grave o crónica o cuando llega el terremoto de la crianza y las tareas de todos se acomodan y redefinen para apoyar sustantivamente a los padres, la proximidad física es vital.

La fabrica de hallacasEn estos casos, las comunidades agrarias cuentan una vez más con la ventaja del espacio. En las urbanas es difícil en cambio ampliar una vivienda en propiedad o poder tener la suerte de que la vivienda contigua quede libre. En ocasiones, hacen falta espacios de nuevo tipo -un patio de juegos, un baño adaptado- y lo más sensato es buscar una nueva casa donde vivir. Seguramente esa sea la causa de que los «reagrupamientos» sean más comunes en comunidades urbanas que en rurales.

Lo curioso es que, con cierta frecuencia, muchos de los que se reagrupan tanto en unas como en otras, una vez superada la necesidad que les llevó a compartir espacios, optan por seguir juntos en la misma casa. Tal vez porque aprendieron mantener la intimidad individual con menos metros, o simplemente porque cuando las comunidades maduran aprenden a disfrutar más o al menos de otra manera, de la convivencia.

Qué es «las Indias»

la Matriz

Manuel Ortega474 ~ 01/03/2015 ~ 0

¿Creer o no creer en los datos estadísticos?

Volviendo a ver la charla de Tim Berners-Lee sobre su nuevo sueño anoté su mención sobre otra charla de Hans Rosling. Busqué la charla mencionada y descubrí una agradable sorpresa cuyo principal tema son los datos estadísticos.

Tenemos la sana tendencia a no confiar del todo en los datos estadísticos, la mayoría de ellos son mentira o sólo quieren dar la razón a la estrategia o plan de un grupo concreto. Pero entonces ¿los datos estadísticos mienten y no son útiles? Responder con un «sí» a esta pregunta sería inocente y estúpido. Los datos son importantes y nos pueden ayudar a comprender muchas cosas y fenómenos.

Entonces, ¿de que debemos desconfiar? Necesariamente no confíes en los pomposos y tontos titulares de la prensa que presentan las estadísticas como si dieran razón contundentemente a los más diferentes intereses, usualmente nacionalistas. Y he aquí el problema, las estadísticas nacionales presentan un promedio como si existiera una realidad nacional igual para todos, como si todos los habitantes de un país fueran representantes iguales de una realidad nacional. Esta es la trampa.

Por el momento sólo quiere poner atención y subrayar el peligro de los promedios. Y te quiero invitar encarecidamente a ver la charla de Hans Rosling. Te garantizo que disfrutaras como un niño su narración de los datos que aparecen sobre las pantalla. Dudo si algunas vez ha habido alguien que presente así de bien las usualmente aburridas gráficas.
(más…)

RecetarioIdiomas

Cursos de Go/Baduk/Weiqi

Manuel Ortega474 ~ 28/02/2015 ~ 4

Mi relación con los robots

Funny robot sit with headphonesAntes que nada debo confesar que mi relación con los robots no es buena y con los chatbots es aún peor. Pero a pesar de los momentos difíciles y conversaciones absurdas en ocasiones he logrado aprender algo de las interacciones con ellos. Ayer conocí al «Dro Teks» gracias a un enlace que encontré en uno de las webs de Ĵeromo. Me decidí a intercambiar algunas palabras con «Dro Teks» sólo por curiosidad y porque habla esperanto pero la conversación no duró mucho. No soporte la insistencia alineada al procedure del «Dro Teks» sobre problemas psíquicos. Creo que no lo visitaré una próxima ocasión. Pero la vuelta de los chatbots a mi vida me ha hecho preguntarme si estos chatbots podrían tener alguna utilidad más allá de ser una curiosidad? ¿Podrían ser útiles en el aprendizaje de idiomas? A esto es a lo que le sigo dando vueltas.

Manuel Ortega474 ~ 27/02/2015 ~ 1

El nuevo sueño de Tim Berners-Lee

Hace más de 20 años Tim Berners-Lee soñó con un gran repositorio interconectado de documentos entrelazados. Su sueño nació de su experiencia en el intercambio de documentos entre los científicos trabajando en proyectos comunes. La realización de esos intercambios era difícil y nos cuenta como de frustrante era todo el proceso. Personas de todo el mundo llegaban a su laboratorio y traían sus computadores con documentos en formatos de lo más diferente, una gran torre de babel de documentos que eran difíciles de manipular. ¿Era posible hacerlo de otra forma? A su respuesta a esta pregunta le debemos el nacimiento de la Web. Ahora tiene un nuevo sueño, no justamente ahora, porque ya hace algunos años comenzó a publicar y darlo a conocer. Su nuevo sueño se llama datos entrelazados. El principal objetivo de este nuevo sueño es liberar y quitarle el cerrojo a los datos, es decir, hacelos cuanto más accesibles mejor. Ya pasaron algunos años desde que comenzó a hablar de su nuevo sueño y al parecer nada considerable ha pasado en relación a este campo. ¿Puede ser que su nuevo sueño se le revelara demasiado pronto? Creo que si y tengo la intuición de que los datos entrelazados serán de mucho valor para la comunicación entre los nodos de las redes distribuidas que cada vez más ganan terreno en la batalla contra la recentralización.

Estadísticas del Correo de las Indias

1.826 feed subscribers

El Correo de las Indias es el blog colectivo de los socios del
Grupo Cooperativo de las Indias
Gran Vía 48 - 48011 - Bilbao
F-83409656 (SIE) ~ F-85220861 (EAC) ~ F-95712659 (E) ~ G-84082569 (A)