El Correo de las Indias

Una vida interesante

Grupo Cooperativo de las Indias

David de Ugarte

David de Ugarte 2804 ~ 14 de septiembre de 2014 ~ 2

Cómo el EIIL está cambiando tu forma de ver el mundo

comic del EIIS publicado en twitterSeguramente lo más triste del periodo histórico en el que vivimos es que las organizaciones más descompuestas, más destructivas, llevan la vanguardia en las formas de generación de consensos y relato social.

El jihadismo, hace más de una década, fue el primero en organizarse de forma realmente distribuida a gran escala. Aunque la presión de la propaganda norteamericana tras la muerte de Bin Laden hizo lo posible por borrar lo aprendido en diez años de netwar y algunos analistas volvieron a retratar a Al Qaeda como una organización «tradicional», lo cierto era que en ese momento la retirada americana había alimentado la descomposición en Iraq y el jihadismo ya había abierto un gran pasillo africano. Solo la mirada estratégica europea, y seguramente por motivos equivocados y desde contextos peligrosos, acertó a entender que la guerra había pasado a un nuevo nivel.

Mirad los mapas, no Facebook ni Twitter

twitter eiilOlvidaos de la máquina de propaganda virtual jihadista y de su capacidad de reclutamiento en medio mundo. Eso es ya rutina para una netocracia que lleva décadas en pie.

Sin embargo, en todo ese proceso, orgánico en una red como la yihadista, el modo de representación del territorio, del espacio -esa gran metáfora del poder- es fundamental para entender por qué el área de operaciones militares del jihadismo se ha expandido hasta un punto que parecía imposible hace tan solo unos años.

Los mapas son constructos culturales, formas de relatar que condicionan la forma en que vemos la realidad y cómo nos vemos en ella. La forma contemporánea del mapa, en la raíz misma del nacionalismo decimonónico, proyecta el ideal de la unión de territorio y destino colectivo. El mapa contemporáneo es una representación «política» del estado y sus aspiraciones (todavía me acuerdo cuando en el colegio distinguían entre mapas «naturales» y mapas «políticos»).

Durante la primera etapa de la emergencia del «Estado Islámico de Iraq y del Levante», el tipo de mapas que usaban los medios reproducían esta misma forma de representación:

estado-islamico-territorios-1 estado-islámico-territorios-2

Así, la representación cartográfica reforzaba la idea de «Estado» con la que el grupo jihadista adornaba su nombre, asociándolo a la idea nacional de estado. Pero, paradójicamente, los mapas que la propaganda del EIIL mostraba eran mucho más estilizados, enfatizando mucho menos el territorio que el control de las vías de comunicación y agua.

estado islamico estiliza

El mensaje político implícito sobre el propio grupo y su crecimiento reforzaba la idea básica de la netwar que ya habíamos visto en África: las fronteras no son tales, la gente vive en ciudades y pueblos que se comunican mediante caminos. Solo puede consolidar un poder el que puede moverse entre ellas porque controla los caminos. Controlar la movilidad, y con ella los abastecimientos esenciales, es la base de un poder flotante, ágil, agotador y resiliente. El territorio no interesa, es un espacio vacío, desierto (sin personas) y por tanto sin valor. Quien controla nodos y vectores es el verdadero estado y ese es hoy, de los límites de Alepo a los de Bagdag, un estado jihadista. El mapa del programa final, el gran Califato territorial, es solo una consecuencia, un desarrollo orgánico, un límite que se construye desde la red.

Unas semanas después, la forma hegemónica de relatar cartográficamente la guerra en Iraq por la prensa europea es un puro dibujo de nodos y vectores:

estado-islámico-vectores

El jihadismo se ha dotado de una nueva forma de representar cartográficamente el mundo. Una forma de representación que le ha permitido repensarse y crecer más allá de lo que podíamos imaginar. Los medios parecen haberla aceptado, tal vez pensando erróneamente que resultaba menos inquietante para el lector europeo, acostumbrado al relato cartográfico nacionalista. Pero no podemos dejar de preguntarnos qué pasaría si comenzáramos a representar a Europa, sus conflictos, sus movimientos políticos y sus espacios comerciales de un modo similar.

Juan Urrutia

Juan Urrutia 2153 ~ 13 de septiembre de 2014 ~ 0

El discursete de la medalla

250px-Universidad-carlos3Magnífico señor Rector, autoridades, señoras y señores,

Comienzo expresando mi agradecimiento al Consejo de Gobierno de esta Universidad Carlos III por la concesión de la medalla de honor como Presidente del Consejo Social que fui hace muchos, demasiados años. Fue una presidencia relativamente breve, pero me sirvió para reflexionar sobre la universidad, institución a la que he servido casi toda mi vida profesional, puntuada ésta por otras actividades menos santas.

Me emociona que este honor que se me otorga coincida con el 25 aniversario del comienzo de las actividades de esta universidad concreta, hoy entre las 50 mejores del mundo de menos de 50 años. Algo debimos de hacer bien desde aquella Comisión Gestora presidida por Gregorio Peces Barba, pero la cosa no hubiera llegado a tanto sin el apoyo firme de las autoridades centrales y autonómicas representadas en aquel primer Consejo de Administración, precedente del Consejo Social, y que presidía Juan Rojo, alguien de cuya mano izquierda aprendí yo mucho.

Hace pocos años esta institución me hizo otro regalo, esta vez un poco envenenado, pero no podía negarme al ofrecimiento por parte del Rector Peña a pronunciar la Conferencia de graduación de toda una cohorte del Área de Humanidades. Se trataba de dirigirme a ellos desde mi experiencia, en aquel entonces ya bastante dilatada, y también de escandalizarles un poco. Les animé a no tener miedo a dimitir de cualquier puesto en el que no se sintieran gozosos sin temor a la vida o al precio del cambio.

Nadie me había enseñado a mí a cambiar de dirección en la vida y mi mucha movilidad tuvo su precio, que reconozco ahora. Tanto cambio y, desde luego, mi evidente juventud, explican, al alimón, que no haya acumulado muchas medallas y que, quizá por esa escasez, aprecie mucho ésta. Quizá, pero lo que es seguro es que me resulta especialmente significativa porque el Consejo Social es un gozne y los goznes son muy importantes. Piensen que el poco éxito de las varias reuniones negociadoras de estos últimos meses para arreglar conflictos globales inesperados, como lo son todos los de un sistema complejo, se debe sin duda a la falta de un gozne entre las tablas de la ley de una parte y las de la otra. Un gozne girando sobre el cual los memes sociales y culturales de una comunidad pueden encontrar su correspondencia en los de otra comunidad, detectando así nuestra sombra en el otro. Si un Consejo Social es importante y debe ser cuidado es porque es un gozne que, si no está bien engrasado, no podrá evitar una batalla por el control del territorio entre comunidades universitarias y empresariales o sociales en general. Por el poder, vaya.

Trabajar por el buen funcionamiento de este gozne fue pues toda una responsabilidad, pero es que además, en mi caso, fue divertido por varias razones. La principal, sin duda, poder mandar sobre Gregorio (¡es broma!), pero también por la presencia diaria en nuestras oficinas de Mari Cruz Garijo y de Aurelia Modrego, sin las cuales la tarea hubiera sido mucho más ingrata.

Muchas gracias.

las Indias

las Indias 1000 ~ 11 de septiembre de 2014 ~ 0

Lecturas interesantes del 11 de septiembre de 2014

las Indias

las Indias 1000 ~ 10 de septiembre de 2014 ~ 0

Lecturas interesantes del 10 de septiembre de 2014

las Indias

las Indias 1000 ~ 9 de septiembre de 2014 ~ 4

Lecturas interesantes del 9 de septiembre de 2014

  • Nacionalismo y dinero
    A las élites político-culturales, en cambio, trocear el mercado les reporta beneficios inmediatos. Tienen intereses en el proyecto nacional, aunque no económicos, sino políticos. Lo que buscan es monopolizar una parcela de poder, eliminar la competencia, ascender a la cumbre del escalafón, aunque este domine un territorio más reducido. Y el empobrecimiento cultural les importa poco.
  • Historias de Cocreación (parte I)
    Lisboa, 2002. Otoño, de noche. Yo trabajaba duro mientras fuera, el precioso neon de Martini iluminaba nuestra oficina diseñada por Bofill y situada en la estratégica plaza de Marqués de Pombal.
    Algunos compañeros dormían en las sillas Barcelona, otros se habían ido hace rato a clases de yoga porque la profesora estaba muy buena.

    Así comienza la primera parte de lo que promete ser una interesante historia de Javier Cañada

Juan Urrutia

Juan Urrutia 2153 ~ 7 de septiembre de 2014 ~ 0

Ideas concatenadas

retrato beckettHace poco Vila-Matas comentaba en El País la publicación en París del primer volumen en francés de las cartas de Samuel Beckett que presentan «las dudas de un artista incipiente que se va desembarazando de los dogmas más manoseados, y lo hace con su atracción por el silencio, pero también con su tendencia a ir hacia la palabra aun a sabiendas de que «no hay narración, todo es falso, no hay nadie, no hay nada»».

Rafa cita a Joyce y el Retrato del Artista Adolescente como un precedente del despojamiento beckettiano, e Itziar parece degustar la idea de llegar al límite de la no pertenencia: ni a una familia ni a una patria, ni a una lengua ni a nada de nada. A Marisa eso le ha recordado a su marido, al que llama un «dimisionario en cadena», lo que tiene algo de cierto y, en cuanto a mí, me limito a recordar a la individuación por la pertenencia, el articulo publicado en Energeia hace relativamente poco tiempo a pesar de haber sido escrito hace bastantes años y que trataba de poner de manifiesto que no hay manera de ser un individuo auténtico sin poder renunciar sucesivamente a distintas formas de pertenencia.

Es difícil no traer a colación al gran Nietzsche, su amor fatti así como su grito del SÍ a la vida como si fuera justamente la imagen en el espejo de la desesperada resignación de Beckett, tal como se menciona aquí en referencia a «Esperando a Godot»:

The dynamic of the Eternal Recurrence is present but rather than being affirmed it is a source of crushing boredom, tediousness and existential angst. The characters are unable to embrace the Eternal Recurrence and are in a continual state of mental flight from its implications. They suffer from a vague recollection of the past while projecting their hopes into the future in order to diminish the unbearable suffering of the existing present, or state of perpetual becoming. Beckett can thus be said to be offering a satirical critique of the concept of salvation, both in its traditional religious sense as well as in the sense implied by Nietzsche’s concept of the Eternal Recurrence. However, Beckett does offer a sense
of hope by suggesting, paradoxically, that the abandonment of hope of salvation may
lead to a sort of salvation of resignation.

Y es esta última paradoja la que por vericuetos indescriptibles me lleva a confrontar una idea de Álvarez Junco que aparece tanto en su último artículo de hace un par de días en El País bajo el título de Nacionalismo y Dinero, como en la entrevista que le hizo Juan Cruz unos días antes en el mismo periódico. Ambas piezas tienen que ver con lo que podríamos llamar el caso catalán, y en ambos lugares afirma este insigne historiador, explícita o implícitamente que el nacionalismo es simplista y poco adecuado para lidiar con la complejidad de nuestro mundo global.

Y aquí entro yo otra vez con la idea (no filosófica o literaria sino económica-política) de que la mejor manera de enfrentarse a la incertidumbre de sistemas complejos que generan resultados inesperados es justamente la proliferación de comunidades identitarias que continúan en su tendencia a la proliferación. Es este acercamiento al infinito del número de comunidades decisorias cada vez más pequeñas el causante de que cada una de ellas se sienta insignificante y, por lo tanto, el sistema como conjunto de todas ellas pueda ser predicho y entendido precisamente porque ninguna de ellas puede alterar el curso de los acontecimientos. Algo esto muy similar a lo que afirma el texto citado modificado para aplicarlo a nuestro caso de economía-política: el abandono de la esperanza de poder tener poder monopólico es lo que puede llevar a esa especie de esperanza de que la resignación pueda subsistir.

Es curioso que la más profunda idea de la Teoría Económica -que en un mundo de infinitos agentes la interacción entre ellos lleva a un mundo relativamente satisfactorio- esté relacionada con ideas de dos de los más extraños personajes filosóficos, ninguno de los cuales expresa ideas obvias y ambos se mueven en un mundo conceptual que parecería no tener sentido.

¿Nos atreveríamos a decir que las ideas simplistas de estas dos figuras filosófico-artísticas no son adecuadas para lidiar con el malestar de nuestro mundo actual que no parece tener esperanza alguna de salvación? Yo me contesto que no, y que el reflejo de uno en el otro es una forma de conseguir una síntesis siempre inestable pero que siempre se puede recomponer. De la misma forma, me atrevo a sugerir que la mejor iniciativa para no colapsar en medio del vendaval de la globalización es tratar de llegar a un mundo interrrelacionado de pequeñas comunidades. Veamos pues el mundo no como un gran EE.UU. o como una gran China; sino como una pequeña Confederación Helvética. Al fin y al cabo, el alemán era casi helvético por adopción del pueblo de Sils María e, igual, el de los suburbios de Dublín se resignó a ser irlandés.

Qué es «las Indias»

las Indias1000 ~ ~ 12 de septiembre de 2014 ~ 0

Juan Urrutia recibe la medalla de oro de la Universidad Carlos III

imageEn estos días se conmemora el vigésimo quinto aniversario de la Universidad Carlos III. Coincidiendo con la apertura de curso la Universidad ha querido reconocer la labor fundacional de Juan Urrutia y su posterior papel como presidente del Consejo Social, otorgándole la medalla de oro de la Universidad. Juan, hace tan solo unos minutos, ha agradecido el reconocimiento poniendo en valor el papel de aquel órgano, como

un gozne girando sobre el cual los memes sociales y culturales de una comunidad pueden encontrar su correpondencia en los de otra comunidad, detectando así nuestra sombra en el otro.

Con la perspectiva de los años, la labor de Juan resulta cada vez más evidente. En estas décadas ha inspirado, impulsado, construido y puesto en marcha, sin despegarse un segundo del desarrollo de un pensamiento siempre fresco y subversivo, instituciones que perduran en los ámbitos más diversos, desde una universidad al pequeño grupo de cooperativas que nos da serenidad a los indianos.

En un tiempo donde las instituciones se desmoronan, el hacer de Juan y la permanencia de sus resultados vindican su pensamiento como nunca. Los indianos damos las gracias a la Carlos III por hacerlo público y visible, y a Juan por tenaz, por seguir construyendo y sobre todo por seguir alimentando nuestra pasión por aprender.

RecetarioIdiomas

Juan Urrutia2153 ~ 11 de septiembre de 2014 ~ 1

Apertura de curso

CampuscolmenarejoLa ceremonia de apertura de curso de mañana día 12 de septiembre servirá como conmemoración de la puesta en marcha de la Universidad Carlos III de Madrid que había sido aprobada bastantes meses antes por la Asamblea de la Comunidad Autónoma cuando Joaquín Leguina era su Presidente y Felipe González era el Presidente del Gobierno Central. Yo y mi familia habíamos pasado el verano en Jávea en una casa alquilada a unos amigos y por estas fechas ya estábamos en Madrid haciéndonos cargo de la mudanza. Rafa empezaba la universidad e Itziar el colegio. Estos cambios son siempre traumáticos, pero yo me libré en buena parte de ellos, pues tenía que pasar todo el día pendiente de la Universidad, que todavía no tenía oficinas en Getafe, y cuya Comisión Gestora se reunía en una oficina de los bulevares. En seguida pasamos ya a Getafe y comenzaron los trabajos apasionantes de contratación para comenzar el primer curso de economía al siguiente año. Fueron momentos excitantes y pensar en ellos me rejuvenece. Mañana seguramente me emocionaré un poquitín. Solo tenía 45 años.

Alan Furth50 ~ 8 de septiembre de 2014 ~ 0

Los freelancers ya conforman el 34% de la fuerza laboral en Estados Unidos

freelanceUn artículo de Fast Company comenta que según una nueva encuesta realizada por Freelancers Union y Elance-oDesk ya hay 53 millones de personas que se ganan la vida trabajando por cuenta propia en Estados Unidos, lo cual representa el 34% de la fuerza laboral del país. Ya en el 2006 la Oficina Pública de Contabilidad de los Estados Unidos estimaba el número de freelancers en 42 millones, y aunque comparar las dos cifras se dificulta por cuestiones de diferencias metodológicas, hay cierta evidencia a favor de la idea de que el número de trabajadores por cuenta propia ha aumentado considerablemente desde entonces: la Freelancers Union decalró que su memebresía ha crecido 400% desde el 2007, y Elance-oDesk dice que los ingresos de los trabajadores por cuenta propia inscritos a su plataforma han aumentado 50% desde entonces. La encuesta pinta un cuadro bastante positivo de cómo les va a los freelancers hoy en día: 77% declaró que ganaban tanto o más de lo que ganaban cuando eran empleados, y más del 40% dijo que esperaban ganar más el año que viene. Según Sara Horowitz, directora ejecutiva de Freelancers Union, el la tendencia evidencia «…un cambio económico a la par de la Revolución Industrial… estamos presenciando el surgimiento de una nueva economía que todo lo abarca. Muchos trabajadores por cuenta propia ven esta manera de trabajar como la manera óptima de retomar el control sobre sus vidas».

Juan Urrutia2153 ~ 6 de septiembre de 2014 ~ 2

Sostén o sujetador

sostenMi gusto por la lingüística, así como por el idioma y el habla en general, me hace preguntarme cuestiones, quizá triviales, sobre el uso concreto del idioma o sobre la evolución del habla, pero que es posible que algo nos enseñen. Es este gusto lo que me ha llevado muy a menudo a escribir por ejemplo sobre expresiones que detesto. Tomemos como un ejemplo la forma de referirse a una prenda femenina de ropa interior. En mi juventud recibía el nombre de “sostén”, una palabra que las chicas finas procuraban sustituir por la de “soutien”, como si el utilizar el francés la hiciera menos explícitamente sexual. A veces estas chicas finas usaban la expresión “soutien gorge”, sin que nunca llegara yo a entender qué tiene que ver la garganta con los pechos en las mujeres. Y finalmente se arrumbó la palabra castiza así como los sucedáneos cursis o afrancesados y se adoptó una palabra que hoy continúa vigente: “sujetador”. Esto me sugiere dos cuestiones. La primera de naturaleza puramente semántica: ¿en qué se diferencia sostener y sujetar? Sostener es como afirmar algo de lo que se duda, algo parecido a lo que ahora, por la influencia del inglés, llamaríamos “soportar”. En nuestro caso lo aplicaríamos a pechos que dejados a sí mismos tienen tendencia a caerse. Mientras que sujetar querría decir más bien, y en nuestro caso, impedir que los pechos femeninos se liberen alegremente. Si estoy en lo cierto ambas palabras debieran ser utilizadas de manera diferenciada, dejando ver con transparencia a qué se refiere uno. La segunda cuestión es más bien de carácter sociológico; pero es que el idioma y el habla son instrumentos útiles para encarar puzzles sociológicos. En relación con el sujetador es muy notable cómo ha variado su uso siguiendo la evolución de la búsqueda de libertad. En mi juventud, un gesto radical por parte de las mujeres, especialmente las jóvenes, fue no vestir esta prenda, ejemplo evidente de sujeción o, todavía de forma más radical, quitársela en público para dejar constancia de la conciencia de la situación subordinada de la mujer y de todo el mundo. Hoy en día lo que uno observa es que las mujeres hacen ostentación de llevarlo puesto y ha llegado a ser como una prenda más de su atuendo, especialmente en verano, justo cuando parecería que sería más cómodo no usarlo. ¿Qué revela este último cambio? ¿Quizá que ya no quieren ser libres o luchar por esa libertad para todo el mundo? ¡No lo puedo creer! Lo más sensato es pensar que las mujeres son hoy lo suficientemente autónomas como para hacer lo que les dé la gana, al menos en estos asuntos.

Lo que me gustaría saber es entonces es cómo deberíamos llamar hoy a la prenda que nos ha ocupado estas líneas.

Carolina Ruggero140 ~ 5 de septiembre de 2014 ~ 1

GRACIAS TOTALES

Gracias Totales

Juan Urrutia2153 ~ 4 de septiembre de 2014 ~ 1

Vuelta a la normalidad

Desde mi sillón de orejas Creo que puedo decir que hoy he terminado la novela que estaba escribiendo desde hace algún tiempo. Me he referido a ella en varias ocasiones (por ejemplo aquí) y este verano le he dado el arreón casi definitivo utilizando algunas de sus partes como posts en este blog. El que subí ayer- La muerte del padre- no es el último, pero no voy a subir los que cierran la novela aunque ya estén escritos. Ahora solo queda editarla con un poco de cuidado antes de procurar que se conozca todo su contenido a través de cualquier soporte. Llevará su tiempo y su trabajo, pero ya ha llegado el momento de volver a usar el blog para la que es su finalidad propia, que es contribuir con mis ideas a la conversación de las Indias posteando lo que la actualidad o reflexiones más generales me exijan para apoyar una vida interesante. Como comienzo comunico que el blog pronto tendrá un título específico y acorde con la caricatura de su nueva portada: desde mi butaca de orejas. Un homenaje a un escritor que admiro.

Estadísticas del Correo de las Indias

905 feed subscribers

El Correo de las Indias es el blog colectivo de los socios del
Grupo Cooperativo de las Indias
Gran Vía 48 - 48011 - Bilbao
F-83409656 (SIE) ~ F-85220861 (EAC) ~ F-95712659 (E) ~ G-84082569 (BIE)