El Correo de las Indias

Desde 2002 abriendo caminos hacia un nuevo mundo

Grupo Cooperativo de las Indias

las Indias

las Indias 1166 ~ 20/04/2015

Lecturas interesantes del 20/04/2015

David de Ugarte

David de Ugarte 2908 ~ 20/04/2015 ~ 42 ~ 11

Por qué consumir no debería generar derechos

vendimia
Hasta ahora, ya fuera para Adam Smith o para Karl Marx, para Quesnay o para Kropotkin, la producción se consideraba el centro de la actividad social. Porque producir no es un hecho aislado, algo que uno hace sin los demás.

germinalProducir en una estructura social es crear bienes y servicios que satisfacen las necesidades de otros. Así que ser un «productor» generaba también una posición, un reconocimiento necesario: todo el mundo entendía que el que trabajaba no trabajaba solo para si, que el hecho de trabajar implicaba aportar a la bolsa común de riqueza de una sociedad. Dicho mal y pronto: al PIB. Luego nos mataríamos por ver cómo se dividía, pero estaba claro que los que creaban riqueza aportaban más que los otros y merecían una consideración especial, se llamara «dignidad del trabajo» u «orgullo de clase». Les debíamos algo porque eran los que «ponían la comida sobre la mesa» de todos los demás.

Por eso, lo que genera «derechos sociales» es participar o haber participado de ese esfuerzo productivo. La asistencia sanitaria, las pensiones o los subsidios de desempleo, eran para los trabajadores. Y dado que los trabajadores eran el producto de una unidad productiva muy particular, la familia, sus derechos se hacían extensivos a los miembros de esas familias. Solo cuando el sistema económico empezó a mostrarse incapaz de dar trabajo a todo el que lo buscaba, algunos de esos derechos pasaron a ser universales. La idea es que beneficiaran a todas las clases trabajadoras, pudieran acceder o no a un puesto de trabajo. Pero si la cobertura pasó a ser universal, no así su fundamentación. Estaba claro de dónde salía el dinero que la pagaba: de las cuotas de seguridad social de autónomos, empleados, cooperativistas y empresarios. Porque a las finales, la producción pagaba y sigue pagando la fiesta de la cohesión.

La generación consumista

colas iphoneSin embargo la crisis ha dejado una sociedad en la que buena parte de los (no tan) jóvenes ha entrado en contacto con el aparato productivo fundamentalmente a través del consumo. Consumo que en su mayor parte, además, no está formado por bienes de primera necesidad. Estos, como son provistos por padres y abuelos, se perciben como gratuitos y no como el resultado de la actividad productiva de otros miembros de la familia. Como además el discurso anticonsumista anglo se ha convertido en mediático en los países Mediterráneos, muchos en la generación 15M sienten que a lo que se les orienta, que su «aporte» a la familia y a la sociedad es… consumir.

Y así, se instala la idea de que lo que te hace un miembro valioso de la sociedad no es lo que aportas -es decir lo que produces- para los demás, sino lo que utilizas de lo que los demás aportan, lo que consumes. Y por tanto es tu consumo lo que debería convertirse en origen de tus derechos como miembro de la sociedad. Por eso aparecen propuestas como la «Pensión por consumo» o un «ingreso universal básico» derivado de la participación en beneficios de las marcas que compramos por el hecho de comprarlas.

Comunidad de trabajo, comunidad de consumo

reunion trabajo pensar neal jacinto cris pensar indianosEl peligro de que esa línea argumental lleve a desigualdades salvajes es obvio. En general, la ética al mismo tiempo egocéntrica y culpógena en la que se asienta no lleva a nada bueno. Pero lo que me gustaría subrayar es la definición de comunidad que surge de esta mirada y que se manifiesta más allá de experiencias turistificadas como el coliving.

Y es que la comunidad de trabajo -en la que se basaron las ideologías sociales de los siglos XIX y XX- y la comunidad de consumo tienen naturalezas profundamente diferentes. La relación con los compañeros de trabajo es personal y orientada a un objetivo común. El compromiso es alto: es un esfuerzo diario. Alrededor del puesto de trabajo se genera una comunidad real.

apple storeAlrededor del consumo de una serie de bienes o en una serie de espacios, el compromiso es bajo, y la comunidad se concibe como un grupo de clientes fidelizados, una comunidad imaginada… lo que ha de encantar a unas marcas cuya publicidad se basa en la gran mayoría de los casos en asociar «estilos» a los productos.

De hecho, estos sistemas replican esa lógica corporativa. En «Basic Income» por ejemplo, la novedad del proyecto estaría en que «te beneficias del resultado de toda la cadena de proveedores» de una marca. Resultado: una inevitable feudalización alrededor de los proveedores de bienes de consumo de masas, aquellos que más nos vale mantener porque, con sus cadenas de valor, soportan el ingreso social mínimo.

Producción de utopías, consumo de distopías

La centralidad de la producción nos trajo todas las utopías del trabajo y el comercio -el socialismo, el anarquismo, el mutualismo y el comunitarismo de los siglos XIX y XX. El ideal anticonsumista, creciente durante las últimas décadas, solo nos puede ofrecer distopías -como el «decrecimiento»- o lo que es casi peor, llevarnos de cabeza a una verdadera sociedad corporativa y distópica al estilo de Jennifer Gobierno.

las Indias

las Indias 1166 ~ 19/04/2015

Lecturas interesantes del 19/04/2015

  • De tiempo, memoria e historia
    «El #MinisteriodelTiempo cumple con su función, la de lograr que la historia coincida con un final preestablecido. Ese final es la historia que conocemos. No necesariamente la que fue, sino la del relato establecido por los creadores de la historia. La ausencia de una posición crítica ante esa historia dada obliga al espectador a asumir que la verdad está impresa en la serie que lo entretiene. Sin embargo, más allá de los hechos puntuales, hay una metahistoria que, conscientemente o por azar, los responsables del guión asumen. Eso significa que, lo pretendan o no, transmiten un mensaje tácito en unas ocasiones, explícito en otras, que contribuye en la construcción de unos valores comunes, de una sensibilidad social o de una insensibilidad histórica, cuyo servicio a los intereses colectivos resulta más que dudoso. No me irrita la serie, me duele la historia y por eso sueño con la idea de cambiar el destino». @nosolosw y @dbelser
  • Facies: rock palmero de los 80
    «Ya he dado en otra ocasión mi opinión sobre cierta memoria de los años 80, que se describen a veces como una especie de fantamundo lleno de jóvenes creativos, brillantes y modelnos. Resulta que yo estaba allí, y con la edad adecuada, y adelantando que en los 80 (que se inauguraron teniendo yo 17 años, imagínense) me lo pasé de muerte, recuerdo perfectamente cual era el entorno social, tan bien descrito por Zurda en Islas Canallas: tiempos de aparente ruptura creativa sí, y de violencia y desencanto político y de desesperación social (años de reconversión industrial, de terrorismo cotidiano, de desempleo masivo, de la heroína avencidada en cualquier ciudad media española)». Otra referencia joyita de @dbelser
  • Engancharse al otro lado
    Hay un tipo de técnica que consiste en engancharse al otro lado de una piedra o piedras enemigas. Los japoneses lo llaman hasami-tsuke (aunque suelen referirse a sólo una piedra enemiga). Los coreanos lo llaman kyo-buchim (겨붙임), literalmente «rodea-enganche».
Juan Urrutia

Juan Urrutia 2222 ~ 18/04/2015 ~ 18

Expertos y diversidad

russell keynes strachey
Enredando en los borradores de este blog me encuentro con este post sobre Expertos y Diversidad que es posible que apareciera en la revista mensual Capital; pero como, aunque así fuera, no soy capaz de encontrarlo, me permito subirlo al blog, con mínimos retoques, pues no creo que haya perdido actualidad.

¿A quién le importa la diversidad? La observación casual del entorno más inmediato nos llevaría a pensar que lo normal es aborrecerla a juzgar por la xenofobia, de cada día mayor intensidad, que se nota por la calle y sobre la que leemos en los periódicos. Y, sin embargo, Santo Tomás de Aquino en su Summa contra Gentiles dice que

un ángel es más valioso que una piedra. No se sigue, sin embargo, que dos ángeles sean más valiosos que un ángel y una piedra.

Debe haber alguien por ahí que, en lugar de aborrecer la diversidad, la aprecie incluso si no ha leído a Santo Tomás. Pero no es fácil encontrar personas que, por poner un ejemplo tonto, aprecien Nueva York, no tanto por ser todavía el centro del mundo cultural o financiero, como por la variedad de razas, idiomas o colores de las personas que nos cruzamos en una cualquiera de sus avenidas o calles o por la variedad de la comida étnica que nos ofrecen sus restaurantes. Quizá merezca la pena por lo tanto dedicar unas líneas a tratar de entender al Doctor Angélico desde una esquina de nuestro mundo de hoy que tanto aprecia a los expertos y su pericia nada diversa.

La cita del párrafo anterior abre la primera investigación teórico-económica seria de la que soy consciente sobre la diversidad y ya tiene más de diez años, casi trece. Se trata del trabajo de K. Nehring y C. Puppe aparecido en el número 50 de Econometrica el 3 de mayo del 2002. Estos autores prueban, en efecto, que bajo la vigencia de ciertos axiomas, más o menos familiares para los economistas, existen unas denominadas funciones de diversidad cuyo valor alcanzado puede entenderse como el grado de diversidad del conjunto al que se aplican y que, en consecuencia, pueden asimismo ordenar cualquier subconjunto de acuerdo con ese grado de diversidad.

Y ¿para que nos sirve esta medida de la diversidad y esta capacidad de ordenación? Pues, entre otras cosas, para ordenar comunidades identitarias distintas y concluir, por ejemplo, que Cataluña es más diversa que Euskadi lo que culturalmente puede ser muy importante pero económicamente es ambiguo pues los vascos serían más homogéneos y enfrentarían menos problemas para la asignación óptima de bienes públicos, mientras que los catalanes se aprovecharían mejor de las complementariedades productivas y podrían mostrar una mayor productividad. Estas mediciones tienen su interés a efectos, por ejemplo, del diseño de la estrategia de política económica para cada una de estas CCAAs en España y, también sin ninguna duda, pueden aplicarse a problemas de organización política en general o al diseño de instituciones.

Pero hay otras razones menos obvias para prestar atención a la medida de la diversidad y que deben ser destacadas. Se me antoja que la ciencia, tan importante para la innovación y el desarrollo de nuevos productos, sería más potente si se desarrollara en una atmósfera mucho más heterogénea que la que percibo a mi alrededor aunque en estos últimos, y muy recientes, tiempos comienzo a vislumbrar una cierta defensa de la heterogeneidad especialmente para la gestión. Como dije en este otro post sobre esta diversidad en la que insisto:

..si el monoteísmo científico moderno creía en el espesor de una realidad que hay que perforar, el politeísmo posmoderno vislumbra más bien una superficie plana inmensamente grande que hay que ir descubriendo. Disciplina contra orgía, en esa oposición veo yo el interés del asunto de la diversidad aplicado a la reflexión sobre la ciencia

Y a mí, contrariamente al espíritu de sacrificio con el que hoy nos fustigan, la orgía me gusta mucho más que el rigor de la disciplina. O visto de otra manera, y por utilizar la famosa dicotomía de Isaías Berlin, siempre me he decantado por la zorra, que sabe de todo un poco, frente al erizo que sabe mucho de una sola cosa. Pero percibo que últimamente, y contrariamente al posmodernismo presuntamente reinante, lo que importa es la pericia,entendiendo por tal ese conocimiento de los expertos que tanto se reclama ahora para casi cualquier discusión política o social sin advertir, pienso yo, que en la pericia está siempre presente la homogeneidad del pensamiento y la consiguiente sospecha de esterilidad. Al menos por mi parte.

las Indias

las Indias 1166 ~ 18/04/2015

Lecturas interesantes del 18/04/2015

  • The Spanish Camp
    Una comunidad de anarquistas españoles y naturópatas en Staten Island desde los años 20 al cambio de siglo.
  • Los Horcones
    Una comunidad igualitaria fundada en 1971 en México siguiendo el modelo de «Walden 2» y la teoría conductista del comportamiento.
  • Escuela Nueva: modelo de educación para entornos rurales
    Modelo pedagógico diseñado en Colombia a mediados de los años setenta por Vicky Colbert, Beryl Levinger y Óscar Mogollón para ofrecer la primaria completa y mejorar la calidad y efectividad de las escuelas del país. Su foco inicial fueron las escuelas rurales, especialmente las multigrado (escuelas donde uno o dos maestros atienden todos los grados de la primaria simultáneamente), por ser las más necesitadas y aisladas.

    «El modelo y la metodología de Escuela Nueva promueven otros conocimientos que no son sólo académicos, como por ejemplo: comportamientos democráticos y de convivencia pacífica, aprendizaje cooperativo, autoestima… son competencias sociales de suma importancia para el desarrollo de los ciudadanos»

  • ¿Cuál es el futuro de Slim después del lanzamiendo de Lumen?
    Algunos comentarios del creador de Slim a raíz del lanzamiento de Lumen.
  • Los creadores de Laravel lanzan Lumen
    Lumen ha sido diseñado para crear microservicios y APIs ligeras y súper rápidas
  • Lo que aprendí de política en el parque no lo aprendí en la universidad
    @eltransito: «Un parque, o la calle, o la gente, toda la gente diversa. Instalarte en ellos, contaminarte y mancharte. Sólo eso te puede salvar, solo en esos lugares puedes aprender las cosas esenciales de la política y la vida. Al menos es lo que me sucedió a mí. A ser muchos, a escuchar durante horas a gente, a cooperar, a convivir con el conflicto como algo natural, a odiar a la policía y a tener enfrente al bienpensante. Dije política, quise decir decencia»
  • El pasado y su mito
    @ruivaldivia «Estamos obligados a crear con lo que tenemos a mano. Y el valor de la herencia, un tanto espuria que nos han legado nuestros antepasados, reside únicamente en el uso concreto que cada comunidad cultural desee darle, no tanto como referente imaginario y de veneración, cuanto como piezas que se interpretan, se usan y mezclan con objeto de dar rienda a la creatividad de aquellas personas que, en el aquí y en el ahora, están intentando construir su realidad como un mosaico o un puzle de vivencias compartidas.»
  • Tianducheng, la réplica de París china
    Ahora pueblo fantasma. No os perdáis el vídeo.
  • Le Corbusier era fascista y fue colaboracionista de Vichy
    ¿Alguien lo dudaba viendo su obra? Un horror solo superado por Niemeyer y otros totalitarios posteriores.
  • Rikyu, la ceremonia del té y el wabi sabi
    Rikyu visto por los ojos de la «School of life» y el ateísmo 2.0 británico.

Qué es «las Indias»

la Matriz

Manuel Ortega490 ~ 19/04/2015 ~ 16

Conversaciones en GNU social

Del territorio a las conversacionesLas fricciones entre el modelo social impulsado por Twitter y los grandes centralizadores de red y el modelo de federación de contenidos potenciado por GNU social son evidentes. Por lo mismo no es de extrañar que usuarios recién llegados a GNU social se sientan decepcionados por una lógica que nada tiene que ver con la visión panóptica de monitoreo de todos sobre todos. Tampoco contribuye que actualmente existan algunos «bugs» que confunden y enredan cualquier conversación al respecto. Pero la base para que estas discusiones sean enriquecedoras para todos los que participamos en ellas es tener una explicación sólida de como funcionan y se distribuyen las conversaciones en GNU social. Es por esto que hemos escrito un primer texto en el que probamos justamente ofrecer la explicación que estamos buscando. Este primer texto es una primera aproximación que seguiremos desarrollando y que está abierta a vuestra contribución. Por lo mismo además de la página en la Indianopedia hemos habilitado un pad al que podéis agregar vuestras contribuciones.

En cualquier caso y más allá de los detalles técnicos creo que la clave general para entender como funciona la federación en GNU social y sus conversaciones está en renunciar a la visión panóptica de que tiene que existir una conversación universal a todos los nodos y que la conversación tiene que ser monitoreada por cada uno de ellos. Por el contrario las conversaciones en GNU social pueden ramificarse en cada uno de los nodos en base a las relaciones entre sus usuarios y es posible que una respuesta dentro de una conversación de origen a otra conversación en un nodo diferente.

RecetarioIdiomas

Cursos de Go/Baduk/Weiqi

Manuel Ortega490 ~ ~ 17/04/2015 ~ 3

Construyendo una Sharing Economy libre y distribuida

terraza-sevillaLa «sharing economy» nos ha enseñado algo muy importante. Existe una gran demanda de herramientas que faciliten el compartir: Desde coches para ir a trabajar a intercambiar horas de práctica de idiomas, desde ofrecerse como babysitter a ofrecer hospitalidad a personas que hablen otras lenguas o hagan parte de nuestra red de aficiones. Toda esta demanda está basada en esas microinteracciones entre personas que tan importante son para impulsar el espíritu comunitario y la cohesión social.

Sin embargo es muy importante mirar a las estructuras sobre las que depositamos esas interacciones para no ponerlas en peligro. Para evitar que sean capturadas y traicionadas. No debemos olvidar que muchos de los servicios de la sharing economy son centralizados y al igual que Facebook solo buscan centralizar y rentabilizar las interacciones entre sus usuarios. Por lo mismo una revolución basada en estos servicios nunca sera distribuida sino parte del proyecto recentralizador de la red donde no hay espacio para la ciudadanía.

Hoy el reto se encuentra en construir una sharing economy desde la sociedad sociedad civil bajo modelos libres y distribuidos. La buena noticia es que disponemos de una herramienta distribuida, GNU social, que puede ayudarnos a contruirla y un espacio, Somero 2015, desde donde impulsarla.

las Indias1166 ~ ~ 15/04/2015 ~ 2

De Cali a París: próximas conferencias indianas

findemo
La semana que viene tendremos a David en Colombia invitado por el BID. Estará en Medellín asesorando al cluster de Educación y al de Bienes Públicos Regionales sobre prácticas colaborativas y en Cali como ponente en el famoso «Festival de Innovación Pública». Es el comienzo de una primavera muy intensa en la que Manuel dará conferencias en París y Tolousse, Juan será entrevistado en el OuiShareFest y que se cerrará con el primer encuentro de la Matriz.

Durante este mes además presentaremos dos nuevos libros y lanzaremos la nueva página de la Anĉovoligo ya con las convocatorias de septiembre, en cuya organización trabajaremos durante todo el verano… no os lo perdáis!

las Indias1166 ~ ~ 13/04/2015 ~ 9

La revolución industrial P2P en el Arduino Day

manuel p2pHace un par de semanas, en los actos del Arduino Day en Lugo, Manuel dio una charla de 12 minutos sobre la crisis de las escalas, el software libre, la economía directa y sobre todo los primeros albores de eso que llamamos el modo de producción p2p. Con dos ejes estratégicos: alfabetización digital y mercado porque:

Creemos firmemente que todo este conocimiento libre, todo este procomún es una base sólida para enfrentarnos a la crisis, para que pequeñas empresas reconstruyan el tejido productivo local y vendan en todo el mundo

Manuel Ortega490 ~ 09/04/2015 ~ 3

De Laconica a GNU social: Los retos que vienen

En febrero del 2010 Evan Prodromou presentó StatusNet en la FOSDEM. Han pasado ya algunos años pero creo que su presentación es aún interesante. StatusNet fue primero Laconica y es hoy GNU social. Esta charla es interesante e importante porque nos obliga a mirar atrás, ver donde estábamos y de ahí decidir a donde queremos ir. No hay que esperar mucho para encontrar el primero punto de interés. Evan expone la importancia de desarrollar software para la Web y destaca su carácter social. Y a continuación pone sobre la mesa al mensaje corto de estado o «status» como materialización última de ese carácter social. De ahí el nombre StatusNet y la actual cercanía funcional de GNU social a un servicio de microbloging. La estructura distribuida sobre la que montaron ese servicio de intercambio de «status» es la gran herencia del proyecto de la gente de Identica. Pero hoy creo que debemos ir más allá. Como bien contaba Pablo en su blog, ya no toca simplemente crear alternativas libres sino aplicar y proponer formulas diferentes. Por lo mismo creo que es hora de dejar atrás el intercambio de «status» como centro del proyecto y poner el foco en el uso de GNU social como plataforma distribuida para el desarrollo de apps de hospitalidad, compartir objetos y mil cosas que más que se nos ocurran.

David de Ugarte2908 ~ ~ 09/04/2015 ~ 14

¿Son las iglesias las primeras organizaciones en ganar a la descomposición en los barrios?

reclus jjllMuchas veces nos maravillamos de cómo la intervención de algunas iglesias «exóticas» consigue hacer en poco tiempo en los barrios lo que millones en programas públicos con personal sobre el terreno y ONGs no han conseguido en décadas. Y es de los pocos ejemplos que tenemos de cómo frenar primero y restañar después las fracturas y desgarros que deja la descomposición. Pero cuando nos ponemos a analizar los «procedures», quitándoles el lado místico para entender sus mecanismos profundos, descubrimos que hay ejemplos muy anteriores.

En la España del primer tercio del siglo XX hubo una organización masiva y opuesta a todo planteamiento religioso que enfrentó la drogadicción y difundió una relación totalmente nueva con el cuerpo, alentó y empoderó a las mujeres por encima de la herencia cultural de sus propios compañeros, creo escuelas infantiles sobre sus valores, supo estar a la vanguardia tecnológica en cosas como el cine sonoro aun en lugares «periféricos» como Logroño compaginando oferta de ocio -y la música- con la alfabetización de adultos y la lógica de las universidades populares, esperanto incluido.

Esta organización, la CNT, tenía su centro en lo productivo, como es lógico dado que su sueño era un sueño de abundancia y por eso recordarla como sindicato teniendo por referencia lo que los sindicatos son a día de hoy -incluidos los que se reclaman anarcosindicalistas- no le haría justicia en absoluto. Pero, si a alguien le produce rechazo estudiar por qué hoy lo más efectivo contra la descomposición en los barrios son las iglesias venidas de América, estudiar a la CNT de los treinta con todo su entorno de redes y grupos transversales, le puede dar un ejemplo ideológicamente alternativo de lógicas similares de las que estilizar metodologías.

Porque al final, va a resultar que estas nuevas iglesias no están ocupando el lugar del estado, porque el estado nunca ocupó ese lugar, sino el del viejo anarquismo y anarcosindicalismo pre-sesentayochista.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

El Correo de las Indias es el blog colectivo de los socios del
Grupo Cooperativo de las Indias
Gran Vía 48 - 48011 - Bilbao
F-83409656 (SIE) ~ F-85220861 (EAC) ~ F-95712659 (E) ~ G-84082569 (A)