El Correo de las Indias

Desde 2002 abriendo caminos hacia un nuevo mundo

Grupo Cooperativo de las Indias

Juan Urrutia

Juan Urrutia 2238 ~ 30/06/2015 ~ 9

¿Qué es eso de Grexit?

oriente y occidente
El título de este post no es una gracieta dirigida a criticar la falta de información de su autor pues aunque ésta no sea sistemática sí que estoy al tanto de los defectos del diseño de la UE y del euro, ambos muy alejados de las viejas recetas de las áreas monetarias óptimas de Mundell, así como de las grandes cifras y de los posibles simulacros que podemos estar contemplando bajo diferentes disfraces.

Hay algunas cosas obvias como por ejemplo, que un área monetaria no puede ser óptima, en general, si no está acompañada de un área fiscal unificada o si no hay libertad de movimientos de la fuerza de trabajo. Esto ya lo sabíamos pero nunca nos lo decimos para no tener que ceder más soberanía que la que permite una historia llena de encontronazos y aparentes reencuentros. Y esta memoria viva explica muchas cosas desde la negativa a tener una constitución europea, hasta la amenaza continua de cerrar Schengen, pasando por los fondos europeos siempre utilizados en favor de los poderosos pero disfrazados de solidaridad europea o ese míserable mirar para otro lado cuando se trata de inmigración a través de la frontera sur de esta Europa.

Tampoco voy a tratar de ofrecer ninguna solución espectacular y novedosa sobre cómo frenar la marcha de Grecia que sea aceptable para aquellos que están deseando librarse de este lastre. No, lo que voy a hacer es tratar de imaginar un enorme acuerdo geoestratégico que explique algunas de las aparentes contradicciones que sorprenden a los lectores de periódicos y vaya más allá de la aplicación de teoría de juegos a la que apelaba Varoufakis al comienzo de la subida al poder de Syriza y que hacía referencia al juego de la gallina dando como ganador a aquel jugador que se para más cerca del abismo. No parece el juego adecuado pues el destrozo de caer en el abismo es, opino, mucho mayor para Grecia que para el resto de la UE o de la zona euro y, sobre todo porque el conjunto de estrategias disponibles no es el mismo para todos los jugadores.

El problema parecería ser el de la aplicación por parte de gobiernos griegos títeres de medidas que no eran muy apropiadas, al menos a corto plazo, para Grecia o para ninguna otra economía que no tuviera la moral resiliente del ordoliberalismo de Alemania. Esas medidas recomendadas, o más bien impuestas, por la Troika y que durante años inducen pobreza para la mayoría de la población a fin de paradójicamente reducir endeudamiento. Y ese endeudamiento era en buena parte lo que se debía a los bancos alemanes y franceses que, aunque fuera difícil de creer, seguían prestando a Grecia.

En esas condiciones las elecciones recientes en Grecia encumbran a un partido como Syriza que no está dispuesto a seguir jugando este juego y plantea algunas cosas razonables para el resto de Europa pero, de manera muy lógica, plantea una quita y un alargamiento del plazo de pago que le permita cumplir y al mismo tiempo decantarse por la otra manera de plantearse la salida de la crisis, la correspondiente a la herencia keynesiana. Nada extraordinario para un economista vulgar que no se rija por la similitud entre países y hogares y que parecería ignorar que en no pocos países cabe también la suspensión de pagos o la quiebra de familias.

Y así parecía que todo iba bien y que pronto se podría pasar página, pero de repente Tsipras plantea el referéndum sobre esas últimas medidas del resto de Europa y de las instituciones de la Troika con la aparente intención de votar que NO junto con los críticos de su propio partido y abocarse así a una posible salida del euro para arreglárselas sola mediante la devaluación que implicaría una vuelta al dracma, la moneda tradicional de Grecia.

Y es aquí, y sin ninguna razón aparente, que me viene a la cabeza la posibilidad de un simulacro cuando en realidad lo que quiere quien convoca el referéndum sería que sus paisanos dijeran SI, se quedaran en el euro y Europa hiciera alguna concesión menor. El simulacro se montaría entonces por razones estratégicas para no desguarnecer el flanco sureste de Europa en estos momentos tan tensos en la zona y no dar baza alguna a Rusia para romper el equilibrio geográfico establecido desde la desaparición de la URSS y hoy en juego en Ucrania. Entre Putin y Obama no parece haber ninguna sintonía que llegara a un arreglo sensato y Obama parecería querer terminar su segundo mandato con las fronteras políticas muy claramente establecidas.Para ello nada como los tanques de la OTAN no lejos de Alemania y una Grecia de una importancia renovada.

Al final un éxito para Alemania y los EE.UU. Otra vez ganarían los ricos y no se bien cómo Tsipras va a evitar esta crítica a la postura poco limpia que implícitamente le atribuyo. Los críticos de su partido le van a calar.

las Indias

las Indias 1202 ~ 29/06/2015

Lecturas interesantes del 29/06/2015

    artificial-neuron-communication

  • Una crítica a la arquitectura Spring clásica
    Desde luego que (estos sistemas todo-en-uno) son atractivos al inicio, ya que venden que puedes construir una aplicación en un par de días sin programar ni pensar sobre cómo hacerla. Probablemente sí puedas hacer alguna cosa muy rápido. Me imagino que las primeras semanas pueden ser un camino de rosas. Pero lo que veo en el mundo real es que, a medida que inviertes tiempo en un framework todo-en-uno, los riesgos de encontrarse con sus límites y quedarte bloqueado son altísimos.
  • Salud en el móvil
    Un listado de start ups basadas en apps permite hacernos una idea de por dónde va el mercado americano y cómo redefinirá el mundo de las aplicaciones de salud
  • Napoleoni: Por qué funciona el Califato
    Por desgracia, Occidente no ha comprendido todavía que el fundamentalismo religioso ha sufrido una mutación genética. Quienes se dejan seducir por él se introducen de golpe en una experiencia única: la creación de la primera nación-Estado suní, la materialización de la utopía política musulmana.
  • El nuevo DNI: «control ganadero de los ciudadanos»
    El DNI electrónico 3.0 ya está aquí. Después de las pruebas piloto de los últimos meses, ya se está expidiendo en todas las comisarías. Es una noticia pésima para la causa de la soberanía individual, una vuelta de tuerca más al control y la vigilancia del Estado sobre los súbditos que gestiona como un sofisticado ganadero. El nuevo dispositivo vulnera flagrantemente la libertad personal que, sin embargo, es la excusa hipócrita de los estatistas. Lo que se consigue con el DNI 3.0 es que el Estado pueda inventariarnos mejor, controlar perfectamente la cabaña humana que regenta y explota, y monitorizar con precisión los actos y movimientos de cada unidad del stock disponiendo de todos sus datos de forma instantánea e incluso remota.
  • Jägermeister: El extraño licor que conquista a la juventud
    Es la bebida de los hipster y se ha posicionado de forma increíble en los últimos años gracias a una interesante campaña de marketing
  • Neuronas sintéticas
    Científicos suecos presentan las primeras neuronas sintéticas. La imaginación vuela pero la posibilidad de reconstrucción cerebral se hace más cercana y la de programación un pelín menos ficción (aunque no tanto).
David de Ugarte

David de Ugarte 2929 ~ 29/06/2015 ~ 13 ~ 9

De consumidores a comuneros

indianos atardecer
Seguramente lo más llamativo de la promesa que dibujan la Economía directa y la producción P2P para una generación que ha sido separada de la producción por la crisis y la precarización, es el fin de la figura del consumidor.

Requiem por el consumidor

consumerismNo hay mucho que echar de menos. El «consumidor» es un concepto alienado y alienante. Toda la soberanía que se atribuye al individuo convertido en consumidor se reduce a elegir entre las opciones de un menú creado por otros. Todo el ser del consumidor se coloca fuera de la capacidad transformadora de la sociedad en la que vive. El consumidor elige, no hace ni crea. Está tan deshumanizado como concepto que ni siquiera sirve para entender mejor la Historia y el cambio histórico. Es tan estéril para entender la experiencia humana como un parque empresarial para describir la vida urbana.

Una vez se acepta como concepto nuclear de lo social no es de extrañar que la alteridad que plantee sea igualmente inane y frustrante: rechazo del consumo en sí y por tanto, diversas formas de pobreza voluntaria y escasez artificial y de fondo un miedo radical a la capacidad transformadora del conocimiento. Un discurso de «auto-odio» a escala de especie. Ni el concepto de «consumidor» ni el anticonsumismo nos sirven para comprender nuestro mundo y darle forma y futuro.

¿Consumo sin consumidores?

taller makerEn el nuevo mundo que vemos emerger todas esas categorías desaparecen. La idea es sencilla: en el límite, un mundo basado en estos modelos productivos es una sociedad donde una persona normal, ante una necesidad nueva, responde viendo qué aportar para producir lo que se necesita. Este nuevo espacio de responsabilidad individual puede tomar muchas formas: colaborar en una traducción, documentar un producto, desarrollar código, crear diseños, hacer planos y fórmulas, aportar mejoras o testar los resultados; tal vez, colaborar en un crowdfunding o ayudar a difundir un proyecto, tal vez materializar los resultados en un taller o personalizarlos para otros. Muchas veces, ponerse a aprender en la propia red lo que necesita para poder esbozar una propuesta, buscar a otros que tienen el conocimiento suficiente para desarrollarla, armar una conversación con ellos, crear una comunidad alrededor suya.

maker faireQuien hace una de estas cosas ya no es un consumidor, es parte directa -en diferentes grados- del proceso de creación y producción de aquello que va a utilizar. Es parte de una comunidad en la que establece relaciones humanas, personales, para crear nuevos bienes; lo que hace tiene significado; aporta y aprende en un marco orientado a resultados. Es un productor que usa lo que produce con otros. Y esta relación es nueva: es un artesano que ve globalizado su taller por la red y la tecnología. Lo más opuesto que podemos imaginar a un «consumidor».

El proceso en el que se forma un comunal en la producción p2p, el modo en el que surge un producto en la Economía directa, crea una forma empoderada de comunidad conversacional, una comunidad de conocimiento orientada al hacer, a traducirse en productos y herramientas tangibles.

Beer ActivistTodos los productos, en todas las épocas y sistemas, «son portadores de mundos», generan significados sociales. Lo diferente ahora es que ese significado, esos valores que le dan contenido social, se hacen evidentes a lo largo del proceso para quienes forman parte de él. La comunidad que crea algo nuevo tiene un porqué y un cómo discutido hasta la saciedad. La dimensión comunitaria de las nuevas formas productivas convierte cada nuevo producto en un acto de transformación consciente de la Naturaleza y del entorno social.

Estamos en las antípodas del consumo orientado por los medios de comunicación de masas y la adhesión de los recentralizadores de Internet. La expresión pasiva de agrado o rechazo no funciona en este tipo de relación entre individuo y red. La identidad se construye en opciones y aprendizajes en la conversación de las redes orientadas al hacer, no como el resultado de una serie de patrones de compra, no como un molde. La identidad deja de ser algo que los objetos imponen a las personas para descubrirse como el relato que las comunidades dan a sus creaciones.

De consumidores a comuneros

encuentro entre comunidades miembro de KommujaLas pequeñas comunidades que están en el origen de la gran mayoría de productos de economía directa son en esto básicamente idénticas a las que dinamizan y sostienen las grandes redes en las que se desarrolla el comunal de la producción p2p.

En un principio está la conversación. Es espontáneamente transnacional: se da dentro de las fronteras de una gran lengua global, no dentro de los límites de una ciudad, un estado o grupo de estados. En unos casos se orienta directamente hacia la creación de un comunal como el software libre, y a su alrededor, entre los mismos que colaboran para crearlo y difundirlo, se forman pequeños grupos que venden servicios y proyectos. En otros el proceso es inverso: de las comunidades nacidas en la conversación se generan pequeñas empresas para poder convertir en modo de ingreso lo que disfrutan ya como modo de vida.

En ambos casos el resultado es el mismo: las grandes redes conversacionales son la matriz de pequeñas comunidades transnacionales productivas que aportan al comunal, en algunos casos sosteniendo grandes redes de aprendizaje y conocimiento.

El nuevo igualitarismo y el «forker»

entornos-procomun-Carla-BosermanAcostumbrados a la igualdad en la conversación y al trabajo en red como iguales, estos grupos transnacionales tenderán de forma natural a experimentar formas de democracia económica, desde el cooperativismo a las redes de freelancers.

Y es que el igualitarismo en nuestra época es resultado directo de la incorporación directa del conocimiento a la producción. Estamos en un entorno pluriespecialista donde todos somos pares por defecto porque la escala necesaria para «forkear», para separarse y crear un clon, es tan pequeña que en realidad, lo que hace viable un fork determinado va poco más allá de las habilidades personales de sus creadores. Incluir a cada uno, darle un objetivo y lugar como par, es la única forma de crecer. Y esto es tanto más drástico cuanto más breve sea el ciclo del producto. Las plataformas de crowdsourcing tienen más «forks» que los desarrollos de software libre, porque los objetos y el «hardware» tienen menor tiempo vital que el software, del que se espera una actualización indefinida en el tiempo que exige una cierta estabilidad comunitaria.

La posibilidad real del «forkeo», prácticamente inexistente en la gran empresa, parece una fragilidad de este tipo de estructuras, pero en realidad ha de ser vista como una fuente de diversidad e innovación, como un motor evolutivo. Los «forkeos realmente existentes» no son sino mutantes. Habrá algunos que, ante un cambio en el entorno, aportarán algo diferencial y se perpetuarán. Pero, de entrada, un fork no significa una evolución positiva.

De hecho la mayoría desaparecerá o se enquistará. Pero es que lo importante no son los forks en si mismos, sino la forma en que las comunidades tratan de evitar que se produzcan. Las estrategias más relevantes y comunes son dos: eliminar jerarquías y la tendencia de la comunidad a aceptar niveles de riesgo más altos de lo usual ante propuestas de miembros.

Las consecuencias de esas estrategias representan un cambio radical. En primer lugar, porque significa que las jerarquías gigantescas de la vieja gran empresa y su obsesión por la especialización, origen de tantas ineficiencias de escala, ya no son necesarias sino contraproducentes. En segundo lugar, aceptar mayores niveles de riesgo con tal de que los proyectos conserven o incluso atraigan a nuevos miembros valiosos significa aplicar la lógica opuesta a la que siempre operó en el viejo cooperativismo industrial, conservador por naturaleza y fácilmente capturable por «vanguardias» gestoras.

Comuneros

indianos venidAsí que en los nuevos modelos productivos orientados hacia la abundancia, no solo la idea de comunidad recobra un protagonismo que no tenía desde la sociedad preindustrial, sino que con ella retorna también la práctica de un cierto ideal igualitario nacido de la importancia del conocimiento.

Por eso, no es de extrañar que con cierta frecuencia, algunas de las comunidades de las que estamos hablando vayan más allá y se orienten hacia la experiencia cotidiana de la abundancia. Porque a las finales ese «compartirlo todo» resulta la forma de organización más estable para un grupo de pares.

Aparece entonces un nuevo comunitarismo que conserva el igualitarismo del tradicional poniendo en común propiedad, consumo y ahorro, pero cuyo horizonte está en otro lado: vivir la abundancia de las redes y el comunal en todo cuanto puede ofrecer un día.

las Indias

las Indias 1202 ~ 26/06/2015

Lecturas interesantes del 26/06/2015

  • Lexus Hoverboard
    Cada vez que aparece un monopatín volador en 2015, queremos creer en él, ya que es el año en el que Marty McFly se paseo con uno en la segunda parte de Regreso al Futuro.
  • Roland Rale: Impresión 3D y nuevos materiales para arquitectura vía @fileaesir
    Ronald Rael nos cuenta en este vídeo cómo a través de la madera desperdiciada, el caucho y el papel reciclados, la sal o la arena, la impresión 3D abre nuevos horizontes para la arquitectura. Y no sólo estéticos, sino estructurales (resitencia a terremotos) o funcionales (ladrillos refrigeradores).
  • Community and learning @hclasalle
    Hiram Crespo: «natural community has a core: «what we learn together», over which it has sovereignty and which it shapes. Community can be understood as a series of projects of shared learning».
Natalia Fernández

Natalia Fernández 498 ~ 26/06/2015 ~ 13 ~ 17

Abundancia y producción p2p

La era del diamanteCuando ahora miramos hacia atrás, parece claro que el modo de producción p2p comenzó a tomar forma a finales de los noventa, cuando la eclosión de «Linux» convirtió el software libre en un fenómenos social y productivo de primer orden. En la época, sin embargo, pocos llegaron tan lejos. La mayoría se quedó en algo que era importante también y que lo liga a la lógica y la ética de la abundancia: su origen en el movimiento hacker.

Para los hackers el conocimiento es un motivo en sí mismo para la producción y en general para la vida y el trabajo en comunidad. No aprenden para producir más o mejor, producen para saber más. Como aprender es su móvil, su vida no puede ser dividida entre tiempo de trabajo y tiempo «libre». Todo el tiempo es libre y por tanto productivo, ya que el hacker defiende el pluriespecialismo como modo de vida. La libertad es el valor principal, materialización de la autonomía personal y comunitaria. El hacker no reclama a otros -gobiernos o instituciones- que hagan lo que considera debe hacerse, lo hace por sí mismo directamente. Si reclama algo es que sean retiradas las trabas de cualquier tipo (monopolios, propiedad intelectual, etc.) que le impiden a él o su comunidad enfrentar su producción.

En este marco de valores nació la primera gran victoria del software libre: construir un sistema operativo libre completo, Linux. Nunca más el movimiento hacker sería ya parte del underground. Un nuevo comunal electrónico aparecía ante los ojos de millones de personas. Pronto, profunda pero rápidamente, esto cambiaría para siempre a la industria estrella de la década anterior. Pasaría de unas pocas empresas de gran escala a un sistema de gran alcance con muchos pequeños grupos, proyectos y empresas que reposaban sobre un único, pero multiforme, diverso y dinámico comunal.

No mucho después el ciclo y la estructura de producción del software libre, aparecería en otros campos. No por casualidad, la producción de objetos culturales inmateriales -música, literatura y creación audiovisual- había aprovechado la tecnología p2p antes que otros. Pero por lo mismo había sufrido también el ataque de las nuevas legislaciones sobre propiedad intelectual azuzadas por la industria cultural de gran escala.

El ciclo de producción p2p

Ciclo_de_producción_p2pEn este modelo, el centro del ciclo es el comunal de conocimiento: inmaterial, gratuito y de libre uso por todos. Es la forma característica del capital en la producción entre pares. De este punto de partida nacen nuevos proyectos. Como no hay autoridad central, pueden ser evoluciones de anteriores proyectos del comunal -incluso personalizaciones para necesidades concretas- o pretender distintos, verdaderamente nuevos, objetivos. De esta manera se produce nuevo conocimiento en el proceso de su materialización y desarrollo.

Cada nuevo aporte se incorpora directamente al comunal, centro de la acumulación p2p, pero también salen al mercado donde posiblemente aparezca incorporado a servicios de personalización, producción y mantenimiento vendidos por pequeñas empresas o individuos.

Es importante señalar hasta qué punto mercado y capital se definen en el modo de producción p2p de modo fundamentalmente distinto al sistema actual. La clave para comprenderlo es el concepto de «renta». Renta es todo beneficio extraordinario, generado fuera del mercado, a causa del lugar ocupado por la empresa. Monopolios «naturales» -normalmente generados por la «sobre-escala»-, monopolios legales (como la propiedad intelectual) y tratos de favor regulatorios son los orígenes más comunes de rentas empresariales.

Todas estas rentas desaparecen en el ciclo de producción p2p. Como había predicho Juan Urrutia, sólo una renta permanece: la producida temporalmente por la innovación. Quien crea nuevas tecnologías o productos tiene un breve tiempo para aprovecharse de su soledad en el mercado antes de que el paso de los nuevos conocimientos al procomún permita a otros ofrecerlo, «disipando» las rentas de innovación para sus creadores y comenzando de nuevo el ciclo sin ventajas para nadie.

Como, en el límite, el mercado solo paga el valor del trabajo contenido en los servicios, las empresas necesitan innovar constantemente para ganar las cortas rentas temporales de las sucesivas innovaciones. Por eso el modo de producción p2p es una verdadera máquina de producir abundancia, que acumula bajo la forma de un siempre creciente y universalmente utilizable comunal de conocimiento. Todo ello sin necesitar un control central, una jerarquía ni organizaciones de gran escala.

De lo inmaterial a lo material

FabbingHablar hace 10 años de diseñar y producir objetos sin ser un capitán de industria, podía sonar a locura o considerarse un síntoma de exposición continuada a novelas de ciencia ficción. En un mundo que tras la revolución digital disfrutaba de los primeros destellos de abundancia en bienes intangibles, la sola idea de producción física llevaba de vuelta a una época que se sentía superada y limitante; algo que si seguía en funcionamiento era por la pura necesidad de proveer objetos cotidianos: coches, ordenadores o electrodomésticos de todo tipo.

En 2008 dos equipos, uno en la Universidad de Bath en el Reino Unido, y otro en las Indias, competían por completar el desarrollo de la «RepRap», una máquina capaz de imprimir objetos al punto de replicarse a si misma. Pronto los repositorios de conocimiento libre comenzaron a orientarse también hacia el mundo de la producción. En un primer momento, condicionadas por las propias máquinas y por los materiales que utilizan proliferaron piezas de pequeño tamaño: figuras y muñecos para juegos de mesa son los objetos más populares de los primeros repositorios.

Con la «RepRap», se materializaba el primer paso hacia la fábrica en casa. De forma natural, las impresoras 3D convertían el hardware y el diseño en los aliados naturales del software libre. De hecho, lo más importante es que el nuevo campo replicaba, para bienes cada vez más cercanos a la producción industrial, el ciclo de la producción p2p.

No es solo que se esté consolidando un nuevo modo de producir, es que está sostenido en las grandes tendencias económicas y tecnológicas de nuestra época, a las que, además, impulsa. Porque todo este comunal inmaterial sostenido sobre Internet, acelerará cada vez más la reducción de la escala óptima de producción hasta convertir a la impresora 3D en el símbolo de un futuro que se intuye ya de altísima productividad y bajísima escala.

Economía Directa y Producción P2P se alimentan

La posibilidad de utilizar conocimiento libre -con precio de partida cero- reduce sustancialmente el capital necesario para la puesta en marcha de una empresa. Software, patentes, formación técnica… partidas que eran sustanciales en el plan de negocio de cualquier PYME de los 90 y que justificaban buena parte de la inversión, simplemente empiezan a desvanecerse. Una de las principales trabas para comenzar un proyecto de producción industrial, el capital, disminuye de forma sustancial. Lo que Marx había pensado como la «trampa» básica del capitalismo -la imposibilidad de convertir salarios en capital- es cada vez menos un problema. En una época donde las cualificaciones medias son más altas de lo que habían sido nunca, la sustitución de capital monetario por conocimiento directo pone al alcance de grupos tan pequeños como una comunidad real producir por sí mismos.

Kano KitSimultáneamente a la reducción de las escalas óptimas de capital, se hacen viables también escalas de producción menores. Tradicionalmente pequeñas tiradas cargan con costes unitarios más elevados. Además con poco volumen de producción distribuir se convierte en una pesadilla y las negociaciones con los canales tradicionales en un imposible. El producto se ve limitado a mercados de cercanía.

Y aquí es cuando entran en juego Internet y las comunidades virtuales. Al formarse comunidades conversacionales basadas en estilos de vida y preferencias similares, lo que antes eran «restos estadísticos» en los estudios de mercado, comienzan a convertirse en grupos de compra. Internet está sustituyendo escala por alcance. Comienza a hablarse de la «larga cola» y a consolidarse la idea de que «no hay mercados grandes sino nichos desatendidos». Pronto estas comunidades de usuarios participan en el diseño y en la conceptualización de los productos, los financiarán en plataformas de crowdfunding y serán su principal vector de difusión. Estamos todavía en el mundo de la Economía directa que como vimos se alimenta del software libre y la colaboración en la red. Pero a su vez, conforme la Economía directa coloniza nuevos mercados, lleva consigo las semillas del paso a la producción p2p.

Desde el punto de vista de un diseñador o una empresa, un proyecto de economía directa es atractivo entre otras cosas porque los riesgos se reducen drásticamente. Los distintos mecanismos de ventas anticipadas y crowdsourcing permiten a los promotores financiar los costes de la primera producción con práctica garantía de venta.

Beluga maquinilla de afeitarDesde el punto de vista de un usuario la experiencia de compra se convierte en un descubrimiento, una historia que compartir con tu entorno. Muchos participan en la financiación de un proyecto por el puro placer de apoyar la creación de algo bonito o que le resulta de interés. Hace dos décadas hubiera resultado increíble que alguien decidiera apoyar el lanzamiento empresarial de otro sin pedirle una participación o aspirar a un reparto de beneficio, pero así es. Se le puede llamar orgullo de pertenencia, entender la colaboración en un sentido más amplio o voluntad de contribuir al desarrollo económico. La cuestión de fondo es que la esencia de la financiación de un proyecto empresarial se ha modificado, de forma más revolucionaria, casi que la producción misma: ahora, para centenares de miles de personas tiene que ver con el desarrollo de su identidad y de su comunidad más que con la rentabilidad monetaria que les ofrezca una microinversión.

Conclusiones

Producción - ConsumoSi en la vieja cultura consumista la identidad se definía por el consumo, por lo que uno compraba, en la Economía directa y en la producción p2p es al revés: ejercer la propia identidad es participar en la producción. La producción vuelve, por un nuevo camino, al centro de lo que define a las personas. Al mismo tiempo, la posibilidad de diseñar y producir directamente es más accesible que nunca y por eso empiezan a surgir comunidades que, tras haber sido «nichos» para las ofertas de otros, «dan el salto» por sí mismas hacia la producción, partiendo del comunal y agregándole nuevas ideas, mejoras y líneas de producto.

El modo de producción p2p entreabre ya la puerta de una sociedad de la abundancia. Puedes dejar de ser consumidor. Puedes dejar de ser pasivo y que las cosas que compras definan tu identidad. Puedes cambiar de bando y producir, implicarte mucho o poco en la producción de otros y disfrutar de lo creado juntos, desde sacar adelante tu propio diseño a apoyar con una precompra la propuesta de otros.

No busques en la tienda cuando necesites algo, desde un móvil a una maquinilla de afeitar o un ordenador para tus sobrinos. Busca proyectos en marcha. ¿No te convence ninguno? Plantea el tuyo, aprende en la red lo que necesites para hacerlo, encuentra tu comunidad en la búsqueda, hazte dueño de tu vida y del mundo material que te rodea. Hazte parte de la libertad que permite el nuevo tiempo en que vivimos. Disfruta la abundancia que se asoma.

las Indias

las Indias 1202 ~ 25/06/2015

Lecturas interesantes del 25/06/2015

  • Las verduras fritas con aceite de oliva son más saludables que cocidas
    En un artículo publicado en Food Chemistry, explican que las verduras fritas con aceite de oliva virgen extra mejoraron su capacidad antioxidante y el contenido de compuestos fenólicos, que previenen patologías como cáncer, diabetes o degeneración macular. La transferencia de fenoles desde el aceite de oliva virgen extra hacia los vegetales los enriquece con sustancias no presentes de forma natural en las hortalizas frescas.
  • El verdadero dilema griego: pensiones o defensa
    Grecia es el país de la OTAN que más gasta por cabeza en defensa. Los autores defienden que si redujera su gasto militar al de la media OTAN la reducción consiguiente de su presupuesto supondría 3/4 de lo que le exige el FMI
  • II Universidad Popular de Verano Campus de Cebada
    «Por segundo año consecutivo haremos de El Campo de Cebada un laboratorio, una escuela, una universidad, un colegio, un taller, un campus. Autoformación como una de las formas que (nos) multidefinen».
  • Alibaba lanza un sistema de créditos en función del histórico de compras del usuario
    El servicio, Mybank, funcionará como un sistema de créditos tradicional respaldado por AliPay. Alibaba busca ganar usuarios en las zonas rurales de China donde la población tiene menos posibilidades de acceso a los servicios bancarios.
  • Esperanto kaj sekso
    Jam en la 1970-aj jaroj komenciĝis diskutoj pri tio, ĉu Esperanto estas seksisma lingvo, kaj ekaperis proponoj pri ŝanĝoj al la lingvo cele al forigo de la seksismo.
  • Campaña youtuber: la izquierda y sus videos para captar votos
    Luego de que #unmilagroparaAltamira fuese furor en Twitter en la campaña de 2011, la izquierda argentina ahora pone el acento en Youtube para captar votos.

Qué es «las Indias»

la Matriz

David de Ugarte2929 ~ ~ 29/06/2015 ~ 2

Cotilleos comunitarios

dunbarEste fin de semana la página de tve publicó un documental sobre el «cotilleo». En realidad no era tal, a no ser que consideremos cotilleo la interacción comunitaria, compartir información sobre otros miembros de la comunidad en la que vivimos. Pero salvando que la palabra se usaba para lo que no correspondía, tenía momentos muy interesantes desde el punto de vista de la experiencia comunitaria. El primero ponerle cara -y voz, aunque ahogada en el doblaje- a Dunbar, sí, el del número de Dunbar:

El segundo momento a destacar fue ver a Kate Fox con unos años más, definiendo el corazón antropológico de la tesis comunitarista sobre Internet y la Internet móvil

RecetarioIdiomas

Cursos de Go/Baduk/Weiqi

Juan Urrutia2238 ~ 24/06/2015 ~ 8

Los dos Juanes que hay en mí

As republicano de Jano BifronteYa tengo edad de salir del armario y lo voy a hacer hoy apoyándome en una simple aplicación de la mecánica cuántica o, más bien, de su imagen para legos imaginada por Schrödinger y su gato.

Hasta este año he insistido ante todos los que me felicitaban este 24 de Junio sobre el presunto hecho de que mi santo patrón era el San Juan Evangelista, ese hombre jóven que no falta en ningún cuadro del descendimiento incluyendo ese con el pelo rizadito que, siempre cerca de María, está representado en esta maravilla que aparece en el cuadro homónimo de Van Der Weiden, pero no solo ahí sino en otras obras de este pintor mágico que hemos podido admirar en el Museo del Prado. Pero a pesar de mis protestas he de agradecer que muchos amigos y amigas insistan en enviarme hoy su felicitación sin duda porque, al coincidir con el solsticio de verano, las noticias laicas de muchos medios recuerdan al bautista Juan.

A esta edad se ha acabado ya la confusión entre unicidad y autenticidad y puedo deshacerme de la predilección por el lírico Evangelista y admitir que mi auténtica personalidad incluye también al bélico bautista.

Estaré siempre dispuesto a dejarme cortar la cabeza si de lo que se trata es de la desesperación de una bella princesa enamorada a la que no he podido atender enfrascado en la acción por la liberación de mi pueblo; pero al mismo tiempo tendré que dormir menos para poder escribir no solo recuerdos intencionados y selectivos sino además mi visión del futuro que nos espera a pesar de todo el optimismo con el que la fe o la ciencia intentan consolarnos de nuestra finitud.

las Indias1202 ~ ~ 12/06/2015 ~ 78

Es tiempo de hacer una revolución productiva


El pasado 7 de febrero Natalia Fernández dió una charla TEDxGijón. Doce minutos de cronómetro para analizar, reflexionar y proponer un cambio radical, una revolución productiva en la que todos tenemos algo que aportar.

Manuel Ortega505 ~ 09/06/2015 ~ 19

Mientras tanto en Memrise

memriseEstos últimos días, a raíz del lanzamiento del curso de Esperanto, he estado utilizando con bastante regularidad Duolingo. La experiencia me ha hecho recordar algunas conversaciones sobre el aprendizaje de idiomas y el paso de la línea de comandos al teléfono móvil. Mientras tanto en Memrise han surgido nuevos cursos y los que creamos en su momento para estudiar Latinidus y Esperanto han ganado nuevos aprendices. Memrise lo hemos utilizado para aprender Papiamento, Lojban, el alfabeto Dothraki y otros idiomas.

De las experiencias con ambas aplicaciones la primera conclusión que saco es que Duolingo, a pesar del discurso revolucionario sobre el aprendizaje de idiomas, no ofrece características ni funcionalidades que no ofrezca Memrise u otros sistemas como Anki. Muy por el contrario la posibilidad de crear tus propios cursos en Memrise y Anki es muy útil, divertida y claramente diferenciadora.

La segunda conclusión es que este tipo de aplicaciones y sistemas pueden ser muy útiles a la hora de aprender nuevos idiomas pero no me atrevería a decir que son el sistema definitivo. ¿Cual es vuestra experiencia con este tipo de aplicaciones?

Manuel Ortega505 ~ 04/06/2015 ~ 4

Internet no es un nuevo espacio geográfico

0adHablar hoy sobre la ruptura de Internet con lo geográfico y sus limitaciones parece descabellado. Pero es obligado recordarlo cuando cada vez son más populares discursos que parecen olvidarlo. Discursos donde ser «nativo digital» nada tiene que ver con ser digitalmente culto y es el pobre resultado de haber nacido en unas fechas determinadas. Es también cierto que este discurso del nativo digital como una suerte de nuevo horóscopo suele estar ligado a las instituciones tradicionales definidas sobre el territorio. Y es aquí donde hablar de «nativos» nos puede jugar una mala pasada. Porque aunque podamos intentar dar nuevos significados a la comprensión de lo «nativo» a las finales esta palabra no deja de tener una larga tradición ligada al territorio y a un lugar de nacimiento. Es necesario huir del mensaje equivocado donde Internet parece un nuevo espacio geográfico con una industria asociada, la programación, y obtener el pasaporte de este nuevo espacio puede ser confundido con tirar lineas de código sin preocuparse de entender sus dinámicas y estructuras de poder. Escapar de estas trampas es el primer paso para ser digitalmente cultos y entender que lo importante es un conocimiento mucho más amplio asociado a este nuevo espacio de socialización y la capacidad para usar y entender la información digital.

Visitas durante los últimos 120 días

Visitas durante los últimos 14 días

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

El Correo de las Indias es el blog colectivo de los socios del
Grupo Cooperativo de las Indias
Gran Vía 48 - 48011 - Bilbao
F-83409656 (SIE) ~ F-85220861 (EAC) ~ F-95712659 (E) ~ G-84082569 (A)