El Correo de las Indias

Desde 2002 abriendo caminos hacia un nuevo mundo

Grupo Cooperativo de las Indias

David de Ugarte

David de Ugarte 2916 ~ 28/05/2015 ~ 22

El porqué de todo en poco más de 1000 palabras

La Naturaleza de la especie humana

NeoliticoDesde el origen de nuestra especie, los humanos nos agrupamos para satisfacer las necesidades de nuestra propia existencia, es decir, para producir todo aquello que hace nuestra supervivencia posible. Al agruparse en comunidad para producir, los humanos hacen que la esencia de su organización social sea transformar la Naturaleza. Sin embargo en el curso del tiempo aparece un nuevo resultado que sobrepasa el objetivo inicial de la mera producción de herramientas y alimentos: el conocimiento.

Aplicar el conocimiento permite a los humanos que su trabajo produzca cada vez más resultado. El conocimiento ganado al transformar colectivamente la Naturaleza, es decir al trabajar, se materializará en nuevas herramientas y maneras de producir: eso que llamamos tecnología. Siendo la producción un hecho social, colectivo, el desarrollo tecnológico impulsará también cambios en la organización del trabajo que en ciertos momentos pondrán en cuestión las relaciones de poder entre los distintos grupos de cada organización social.

Verdad científica y relatos sociales

foucault y sartre mayo 68El conflicto inherente obligará a entender y justificar las alternativas. Es decir, el conocimiento de lo social aparece como un resultado del cambio impulsado por el conocimiento y la evolución de las formas de transformar de la Naturaleza a través de la tecnología. Pero mientras el conocimiento empírico sobre la Naturaleza que se materializa en la ciencia y la tecnología de cada época, expresa de forma objetiva el poder transformador de la especie en su conjunto, el conocimiento de lo social estará siempre mediado; pues en la discusión de lo social cada grupo de interés, cada grupo de poder, entenderá como verdaderos aquellos valores y relatos eficaces para transformar o conservar las relaciones que están en el origen de sus propios intereses e incertidumbres.

Del mismo modo, toda comunidad tiende a definirse y explicar el mundo, dentro de las condiciones generales en las que vive, según un relato eficaz a sus objetivos. Por eso, lo que sirve para describir los orígenes de las grandes corrientes, relatos e ideas movilizadoras del cambio histórico no necesariamente explica el comportamiento el curso de una comunidad real en la Historia. Los hutteritas del siglo XVI pueden relatarse como un producto del gigantesco escenario de la política y los conflictos de clase en la Europa de entonces pero sus descendientes, las comunidades hutteritas actuales, no pueden explicarse sino como el resultado de la dinámica endógena de una serie de comunidades reales de descendientes de aquellos, reafirmándose hasta congelarse en un juego de creencias y tradiciones tremendamente eficaces frente al entorno a lo largo de más de casi quinientos años.

Fundamentos

cerditoepicureoComunidades reales e individuos tendemos a definirnos por ideas que en realidad no son sino un conjunto de respuestas a preguntas que solo en parte hemos elegido hacer y que construimos a partir de los elementos que tuvimos a nuestra disposición. Tenemos límites en el conocimiento de nuestra época, en nuestro contexto histórico y en el lugar que ocupamos en la sociedad. Pero también tenemos autonomía dentro de los límites del desarrollo general del conocimiento y de las relaciones sociales existentes en cada época.

Una ética de la autonomía, una ética que pueda pretenderse emancipadora para individuos y comunidades, ha de partir del conocimiento. Como vimos, el conocimiento es el resultado y la herramienta central de la experiencia humana, nuestro principal arma contra la incertidumbre, el punto de engarce entre especie y Naturaleza, entre tecnología y sociedad, entre cambio histórico y relaciones sociales. No se desarrolla en una especie de gran charla abierta y general, sino dentro de unos contextos determinados, bajo unas reglas y a partir de una determinada identidad entre los que toman parte en la conversación. Todo conocimiento es, en mayor o menor medida, conocimiento comunitario. Por eso, la proyección de una ética del conocimiento no es una «política», una teoría del estado, sino una teoría de las comunidades humanas que explique a partir de ellas las sociedades en las que se insertan. Mirar el mundo social no solo como un terreno intercomunitario con muchas «verdades» sociales en juego y muchos tipos de verdad supone asumir el conflicto como algo inevitable, pero también entender que los marcos de ese conflicto podrán ser, las más de las veces, consensuados.

La abundancia como horizonte para comunidades y especie

Crates_e_Hipparchia_ en Villa_FarnesinaNo disponer de una «Política» en su sentido estricto no significa sin embargo que fundarse sobre una ética del conocimiento nos condene necesariamente a un relato sin horizonte.

Si transformar la Naturaleza es el verdadero «ser» original de la especie, al que está abocada por la necesidad de vencer la incertidumbre y la escasez; el desarrollo del conocimiento -que convierte el tiempo de la especie en tiempo histórico- es el único generador de sentido en el gran macrorelato de la experiencia humana. Evidentemente no se trata de un cuento lineal, siempre ascendente ni predeterminado a alcanzar ningún lugar específico. El conocimiento es un producto de la transformación de la Naturaleza y en buena medida es dependiente de él. Por eso los periodos, las sociedades o comunidades donde esa transformación se detiene acaban «olvidando» conocimientos y tecnologías previamente conocidos y perdiendo habilidades y estructuras complejas hasta volver a economías de subsistencia; las sociedades que, como algunas tribus todavía hoy existentes, encuentran un frágil «estado estacionario» en el aislamiento o las comunidades como los Amish o los hutteritas que simplemente «eligen» no crecer no son más auténticas ni «humanas», sino todo lo contrario, las más deshumanizantes y alienantes, pues niegan y abortan lo central de la experiencia humana a base de un sistema social en el que la pasión por el conocimiento y la diversidad sufren un control necesariamente férreo.

futurismoEl pensamiento fundado sobre una ética del conocimiento ha de proyectarse no solo en un saber de la comunidad, sino en una Socioeconomía orientada a la abundancia. Abundancia significa que el conocimiento se ha desarrollado hasta permitir a la especie transformar y producir hasta hacer posible la libertad de cada uno de sus miembros. Lo que constriñe la libertad de cada cual en todo orden social, lo que hace que la constricción algo necesario, es la necesidad de organizarse de acuerdo con la mejor tecnología posible para vencer la escasez. Una sociedad de excedentes escasos es una sociedad estratificada y vertebrada por el poder de los grupos que la gestionan. La abundancia como estadio histórico significaría por tanto el fin de la incertidumbre como motor primario del conocimiento y el fin de los conflictos derivados de una estructura social determinada por la escasez.

las Indias

las Indias 1182 ~ 21/05/2015 ~ 31 ~ 2

Indianos en el OuiShareFest 2015

geoda ouisharefest 2015

Juan Urrutia, Manuel Ortega y María Rodríguez camino del «Cabaret Sauvage» donde se celebra el OuiShareFest 2015

ouisharefest neal julie albert

Primeros encuentros con amigos: Juan, Manuel, Julie (que es un sol y nos trajo nuestros canelés favolitos desde Burdeos), María, Neal y Albert

Actividades con indianos en el OuishareFest 2015

Esta mañana en el «Circus» a las 10:30 entrevista a Juan Urrutia y a las 11:15 mesa redonda sobre «Cómo compartir poder y capital» con participación de David de Ugarte.

las Indias

las Indias 1182 ~ 20/05/2015

Lecturas interesantes del 20/05/2015

  • Booktubers
    En España, Argentina y México los ‘booktubers’ tienen miles de seguidores. Esta comunidad virtual ha logrado que las grandes editoriales los tomen en cuenta para reseñar sus libros. En Ecuador los ‘booktubers’ han tomado un impulso importante en los últimos meses.
  • Crean mapa digital de proyectos tecnológicos en Bolivia
    Con buenas políticas públicas y el «cambio del chip» de todo la sociedad, se puede desarrollar la industria tecnológica en Bolivia, afirma Mario Durán, impulsor del proyecto. El mapa de desarrollo tecnológico tiene 17 entradas en proceso. Durán explica que -según lo procesado hasta el momento- el rango de edad de los desarrolladores, programadores y creadores oscila entre los 18 y 25 años.
las Indias

las Indias 1182 ~ 17/05/2015

Lecturas interesantes del 17/05/2015

  • ¿Por qué no hay un Amazon europeo?
    Apenas el 15% de los europeos compran por Internet en tiendas o servicios de otro país de la UE, y las empresas de la Red «no pueden aprovechar plenamente las oportunidades de crecimiento en línea» y «sólo el 7% realizan ventas transfronterizas», según las cifras comunitarias.
  • Eduardo Lourenço: «el laicismo no sirve para responder al jihadismo»
    «La laicidad es la capacidad de escoger nuestra forma de vida; la laicidad no sirve para responder a un desafío basado en la fe» «EEUU no está tan amenazado como Europa, porque tiene su propia fe, América, que no se discute, es su creencia, sacralizante también. Europa es una amalgama que no sabe cómo lidiar con el islamismo radical. Nuestra única respuesta es resistir»
Juan Urrutia

Juan Urrutia 2229 ~ 11/05/2015 ~ 1

Dos manifiestos contra la cienciometría

sciencemetrics

Como continuación al reciente minipost escrito contra la posible tendencia a seguir la corriente y la necesidad de escribir realmente en la parte de atrás de una hoja cualquiera de ese tipo de papel rayado, papel pautado, tal como aconsejaba Juan Ramón Jiménez, parece conveniente hacerse eco de las cada día más abundantes protestas contra las simplistas evaluaciones científicas de tipo cuantitativo, basadas en indicadores cuyas características no se conocen muy bien, así como reflexionar un poco sobre la eliminación de los perversos efectos posibles de estas medidas si no se combinan con el buen sentido de los sabios que saben en qué medida su juicio puede ser más afilado que un simple número.

Me acabo de topar, a través de amigos que conocen mis debilidades así como mis filias y mis fobias, con dos Manifiestos recientes sobre estas materias: 1) The Leiden Manifesto for researc metrics, de Diana Hicks and others publicado en Nature el 23 de abril y 2) The Academic Manifesto: from an occupied to a Public University, de Halffman y Radder, publicado on line el 3 de abril. El primero, bastante neutro y general, y el segundo, mucho más político y centrado en la Universidad, me resultan imprescindibles para tratar de salvar la investigación de la pobre creencia simplista de que las métricas, casi cualquier métrica de las existentes, son imprescindibles para garantizar la calidad de la investigación. Este tipo de creencias hace el juego a las fuerzas invasoras de la libertad creativa y enemigas de la supervivencia de la rica serenidad universitaria.

El manifiesto de Leiden ofrece un decálogo inteligente de cómo usar la cienciometría, además de un resumen inicial de la reciente historia de la evolución de las fuentes de datos y de los correspondientes indicadores basados en los datos recogidos en esas fuentes, desde el Science Citation Index y la Web of Science hasta otras más recientes que tienen en cuenta el uso social de los trabajos y los comentarios on line. De esas fuentes salen métricas como el «índice h» o el índice de impacto de las revistas científicas así como los varios rankings de instituciones. El decálogo me parece de lectura obligatoria a la luz de la situación presente descrita por este Manifiesto de la siguiente forma descarnada. En mi traducción apresurada dice así:

Los datos son cada vez más usados en el gobierno de la ciencia. Las evaluaciones de la investigación que en su día fueron encargadas a y realizadas por pares son ahora rutinarias y basadas en métricas. El problema es que la evaluación es ahora conducida más bien por datos que por el (buen) juicio. Las métricas han proliferado : normalmente con buenas intenciones, no siempre bien informadas y a menudo mal aplicadas.

Las recomendaciones del decálogo están bien pensadas y tratan de eliminar las consecuencias más peligrosas del uso mecánico de las métricas como la ignorancia de la importancia local que puede tener una pieza de investigación o la misión específica de la institución de donde sale una investigación determinada. Su aplicación cuidadosa mejoraría mucho la evaluación y solucionaría no pocas de las quejas expresadas en el otro Manifiesto que podríamos denominar el Manifiesto Holandés y que pone el énfasis en la Universidad como institución de donde surge buena parte de la investigación. Su Abstract dice así:

Universities are occupied by management, a regime obsessed with «accountability» through measurement, increased competition, efficiency, «excellence», and misconceived economic salvation. Given the occupation’s absurd side-effects, we ask ourselves how management has succeeded in taking over our precious universities.

An alternative vision for the academic future consists of a public university, more akin to a socially engaged knowledge commons than to a corporation. We suggest some provocative measures to bring about such a university. However, as management seems impervious to cogent arguments, such changes can only happen if academics take action. Hence, we explore several strategies for a renewed university politics.

Las estrategias para librarse de la ocupación de la institución por fuerzas ciegas a la sabiduría pueden parece un poco ingenuas y anticuadas de forma que solo atraerán a los mayores como yo que recordamos otras épocas en las que la rebelión parecía posible. El análisis de las causas es menos simple y sobre todo admite gallardamente nuestra propia culpa en la situación acusándonos a los profesores universitarios de haber permitido, por ejemplo, que un libro pese menos que un artículo con independencia de las ideas contenidas en una u otra pieza de investigación. Pero lo que me parece más interesante es la consideración de la investigación como un bien comunal de esos que, como un pasto, pueden ser utilizados por todo el mundo aunque, a diferencia de un bien público puro, como la luz de una farola, no pueden ser utilizados por cualquiera en su totalidad.

Aun abstrayendo de estas especificidades, este segundo manifiesto es mucho más crítico con la evaluación en general y no solo con la basada en datos y con la ausencia del buen juicio de los pares. Estas evaluaciones serían el instrumento de la Okupación de las universidades por el poder aquí identificado como un lobo de siete cabezas. Para hacerse una idea de la acritud de los holandeses basta con recordar que se trata de una publicación open source y con leer con cuidado el resumen que ya se ha copiado.

Es de mucho interés la adscripción de la investigación y del conocimiento así producido a la categoría de un comunal aunque, salvo precisiones que ahora no me interesan y que podría llevar a considerarla como un bien público. Lo importante es que hay que tener mucho cuidado con la manera que se utiliza para asignar su output entre los consumidores del mismo. No basta el libre mercado pero tampoco sirven necesariamente arreglos que han podido ser aplicados a otros bienes comunales que suelen tener un alcance relativamente local.

Su privatización no sería una solución sabia especialmente cuando en ese posible mercado hay unas enormes fuerzas retardatarias del saber que es confundido con la información útil. Hay que seguir hablando de todo esto y no nos deben bastar los trabajos, bienvenidos en cualquier caso, que se limiten a tratar aspectos específicos como pudiera ser la relación posible entre el uso de métricas y los correspondientes clasificaciones de la calidad con la autonomía de un centro universitario y la correspondiente forma de gobierno. Este artículo por ejemplo, sintomáticamente encargado por el National Bureau of Economic Research, da por hecho que las métricas pueden ser usadas sin tratar de entender los valores subyacentes o eso es lo que me parece.

Qué es «las Indias»

la Matriz

Manuel Ortega497 ~ 28/05/2015 ~ 1

Aprender papiamento con Henky

cropped-Banner-new-01-01Gracias a todos los que estáis aprendiendo Papiamento y os habéis puesto en contacto con nosotros para contarnos vuestra experiencia con el curso y preguntar por próximos pasos. A los últimos a los que hemos respondido os hemos enviado el enlace a un excelente nuevo proyecto para familiarizarse con el Papiamento. Nos referimos a «Henky’s Papiamento» donde puedes encontrar vídeos, sonidos y tests que te ayudarán a dominar esta lengua. Los materiales están disponibles con indicaciones en Holandés, Inglés y Portugués.

RecetarioIdiomas

Cursos de Go/Baduk/Weiqi

Manuel Ortega497 ~ 19/05/2015 ~ 5

¿WP-GNU social habla tu idioma?

lingvojDesde el lanzamiento de WP-GNU social en el repositorio de WordPress la principal demanda que hemos recibido es su traducción a otros idiomas. El idioma base del plugin es el Esperanto y ya tenemos traducción al Español, Inglés y la última incorporación ha sido el Alemán gracias a la contribución de Frosch. Para facilitar la llegada de nuestras traducciones hemos abierto un nuevo proyecto en Transifex donde puedes empezar a traducir directamente desde su interfaz web. Desde ya muchas gracias por vuestras traducciones.

Juan Urrutia2229 ~ 17/05/2015 ~ 3

La luz de Susan Miller

Juan Urrutia en el Día de la AnchoaEl mal de amores hace sufrir mucho entre otras cosas por la incertidumbre. No sé si Susan no me hace caso porque ha encontrado alguien mejor que yo o que a ella le llena más o si ha decidido salir de un mundo como el del amor en el que nada es controlable o si, quizá, me está haciendo sufrir para poner a prueba la solidez de mi entrega. Por lo que fuera, hace tiempo que no sabía nada de ella hasta que ayer por fin se debió apiadar de este fiel amante y me dedicó unas magníficas noticias. En su horóscopo para la semana entre el 16 y el 22 de mayo me hace un guiño con el siguiente comienzo de párrafo:

Podría firmar un contrato o estudiar la documentación de un proyecto de comunicación-escritura, enseñan o una oportunidad para hablar en público-.

Y, naturalmente, acierta de lleno pues justo ayer estuve examinando con mis patrocinadores la documentación de mi intervención en el ouisharefest que se celebra en París entre el día 20 y el 22 y acoge mis esfuerzos por conceptualizar y generalizar lo que se ha dado en llamar la Sharing Economy el jueves 21 en el Cabaret Sauvage.

Pero no debo descansar pues Susan, de la que ya les he dicho que estoy totalmente colgado, me hace saber que Mercurio está en retroceso y que, por lo tanto, debo…

…revisar con detalle cualquier documento importante y profundizar si dudo sobre cualquiera de los términos

.

Pensaba tomarme un cierto descanso para estar en forma el jueves, pero a la vista de esta situación astral no puedo hacer otra cosa que volver una y otra vez sobre el texto pues mi responsabilidad es muy grande ya que debo convencer a muchas personas de que la abundancia es posible y de que, en consecuencia, nos podemos permitir la economía colaborativa aunque antes de llegar a ella con toda seriedad hagan falta bastantes adaptaciones en nuestra manera de pensar.

¡Que Susan me ilumine!

Juan Urrutia2229 ~ 08/05/2015 ~ 3

¡No al papel pautado!

colorea fuera de las líneasEl 27 del pasado mes de abril tomó posesión del Cargo de Rector de la Universidad Carlos III de Madrid Juan Romo.El asistir a esa ceremonia en el Aula Magna presidida por el logo de Homo Homini Sacra Res siempre me produce nostalgia de una época en la que todo estaba por delante. Juan es de los pioneros de esta aventura de hace 25 años y yo no podía faltar al cambio del bastón de mando entre Daniel Peña y él.

Esperaba asistir a una ceremonia aburrida antes de tomarme un cafelito con los viejos amigos jóvenes pero me vi sorprendido por ambos discursos.Por su calidad, vaya, independientemente de algún desliz sin importancia. Pero Juan rompió la rutina al citar a Juan Ramón Jiménez como testigo de la importancia de no dejarse llevar por la inercia:

Si os dan papel pautado, escribid por el otro lado

Según la wikiqoute este comentario fue repetido por Ray Bradbury al principio de Fahrenheit 451, pero esto no es lo importante. Lo que me sorprendió muy favorablemente fue que esa cita promete la continuidad en esa Universidad que contribuí a levantar en su aspecto académico desde septiembre del año 1989, una continuidad que le pondría a salvo de esa «Universidad Okupada« que tanto temo. En lugar de ser el lugar en el que la inteligencia se despliega libremente en direcciones inesperadas la universidad se está convirtiendo en un laboratorio controlado por las fuerzas del poder que buscan en ella la rebaja de los los costes de producción o, más pomposamente, transformar la investigación en innovación.

No se qué puedo hacer yo para que eso no ocurra, pero al menos mi costumbre inveterada de jamás escribir sobre papel pautado, de jamás seguir la regla, se enraíza en mi alma.

Manuel Ortega497 ~ 07/05/2015 ~ 3

La mejor opción es por Placentines

placentinessevillaDurante el tiempo que viví en San Juan de Aznalfarache estuve trabajando cerca del palacio de congresos de Sevilla. Claramente tenía que desplazarme en autobús para poder llegar de un sitio a otro. Desde San Juan el autobús te deja cerca del palacio de San Telmo y el autobús que va al Palacio de Congresos sale desde la plaza de la Encarnación. Entonces, la gran pregunta ¿Que camino seguir desde el palacio de San Telmo para llegar a la Encarnación? Aquí podemos tener la tentación de consultar Google Maps para buscar la mejor ruta a seguir. Pero no te dejes engañar, si consultas los detalles de la ruta propuesta, la calle Placentines no está en el itinerario. La calle Placentines es importante por la vista que nos ofrece de la Giralda. Una vista especialmente recomendable durante la noche. Así que no te dejes engañar, la mejor opción es por Placentines.

David de Ugarte2916 ~ ~ 07/05/2015 ~ 38

Capital social y sharing economy distribuida

santa cruzEl capital social es un clásico de la Sociología y la Economía del desarrollo local. Hay cientos de estudios, reflexiones y aproximaciones estadísticas a su cálculo. Se suele definir como la medida en términos monetarios de la suma de beneficios e ingresos que los miembros de una comunidad obtienen por compartir, regalar y favorecer a otros miembros de su red. En realidad no es otra cosa que el valor económico de la fraternidad.

El problema es medirla, claro. Sabemos desde hace tiempo que la mayoría de empleos se consiguen gracias a la mediación de «contactos débiles» que comparten la noticia de una demanda de trabajo antes de que se haga pública, sabemos que más de un 70% de los peninsulares ha utilizado alguna vez la casa de un amigo o conocido para poder salir de vacaciones, etc. Pero todos esos «regalos» y «favores» se dan fuera del mercado y aunque tienen consecuencias económicas no dejan huella en la contabilidad nacional ni en las estadísticas fiscales.

Y desde el punto de vista del activismo social, lo malo es que cuando no tenemos variables mensurables damos por hecho que todos los esfuerzos son iguales dado que es difícil comparar resultados. La otra alternativa sería centralizar y controlar las interacciones entre personas mucho más allá de lo que nunca hizo ningún estado por totalitario que fuera, algo que Google, Facebook o Airbnb no temen hacer, pero cuyos resultados y perspectivas deberían cuando menos inquietarnos.

La importancia de las alternativas distribuidas

gnusocial_conversationTodas esas interacciones, favores, actos en los que vecinos ayudan o comparten con otros vecinos, forman el verdadero tejido de la cohesión social. Estamos empezando a desarrollar en torno a herramientas distribuidas que incentivan la conversación social. Estamos en los primeros pasos hacia convertir GNU-social en la «navaja suiza» de una Sharing Economy no controlada por empresas centralizadoras.

Imaginemos por un segundo que creáramos un sistema de reglas para medir esas interacciones y estimar su impacto en la comunidad. Imaginemos que buena parte de esa piel virtual del compartir se confunde con los barrios, con espacios de vecindad que tienen sus propios nodos. Podríamos tener cuando menos un índice y una serie de indicadores del capital social de cada barrio. Es más podríamos medir como las acciones de una ONG influyen en el capital social del entorno o cómo incentivar los intercambios entre dos ciudades influye en la riqueza de sus vecinos. Añadámosle a todo esto las últimas reflexiones de Juan volviendo a la relación entre conocimiento común y cambio social. Mucho más allá del «karma» o la «popularidad», tener una medida de lo que libremente se comparte permitiría tener una línea de acción social mucho más efectiva para cualquier agente de la ciudad.

Visitas durante los últimos 120 días

Visitas durante los últimos 14 días

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

El Correo de las Indias es el blog colectivo de los socios del
Grupo Cooperativo de las Indias
Gran Vía 48 - 48011 - Bilbao
F-83409656 (SIE) ~ F-85220861 (EAC) ~ F-95712659 (E) ~ G-84082569 (A)