El Correo de las Indias

Desde 2002 abriendo caminos hacia un nuevo mundo

Grupo Cooperativo de las Indias

Juan Urrutia

Juan Urrutia 2246 ~ 03/08/2015 ~ 1

Gestos, política y literatura

San Fermin 2015Quizá deberíamos ser capaces de desentrañar el sentido de una mirada de Schäuble en el Eurogupo o de cómo de fuerte abraza Guindos a Varoufakis en ese mismo foro y, con esas sentidas interpretaciones, construir un borrador sobre lo que creemos está pasando en el pasar en las circunstancias de un mundo con los BRIC opacos o con muchos africanos prefiriendo morir en el Canal Inglés que permanecer en un país en el que no ven ningún futuro o con una capa de corrupción que todo lo cubre.

Deberíamos ser capaces de ejercer esta semiótica del gesto, pero como yo no tengo mucha fe en mí mismo en este campo lingüístico, quizá merezca la pena que me entrene un poco observando gestos más cercanos y los ponga todos en una batidora a fin de elaborar una especie de helado veraniego, frío y sabroso.

La ikurriña en Pamplona aparece en el balcón del Ayuntamiento con ocasión de los Sanfermines, junto a la bandera europea, la española y la de Pamplona y se organiza un lío explotado por los que se han opuesto año tras año a semejante gesto. Según la ley que corresponde y que no tengo ganas de buscar es algo que no se puede hacer a pesar de que hay algunos que traen a colación no se qué otra legislación que permitiría hacer ondear la de cualquier país al que se quisiera agradecer su presencia. Es asombroso que una enseña o bandera sea muy a menudo ocasión de discordias graves entre ciudadanos racionales y se quemen, se pisoteen o se icen inesperadamente como emblema de rebelión.

De acuerdo, es posible pensar que en cuanto que la ikurriña pueda representar a Euskalherria, y hay muchos navarros a los que no les gustaría pertenecer a semejante comunidad, sería sensato no utilizarla en una ocasión importante para todos los habitantes de esa comunidad foral. Sería sensato, de acuerdo, pero ¿es algo terrible tratar de agradar al creciente número de independendistas? Mi sentido semiótico me dice que cinco mástiles son hoy en Navarra mejor que cuatro y mi capacidad limitada de análisis político me sugiere que cuantos más mejor y que es preferible un número impar de banderas. Casi simultáneamente la bandera confederada de los estados del sur en USA se intenta eliminar debido a unos actos calificados de racistas, además de ser presuntamente delictivos penalmente, que se dan en un momento determinado que nadie ha tratado de usar para dar con una cierta explicación de la situación que no se remita a la época de la guerra de la secesión.

Y llega Ada Colau y hace retirar el busto de Juan Carlos I que presidía el salón del ayuntamiento en donde parece ser que la ley exige que aparezca en lugar destacado una representación de la Jefatura del Estado. Para los aparentemente más civilizados se debería haber esperado a tener disponible un símbolo de Felipe VI antes de «derribar» a su padre, pero no me parece a mí muy incivilizado adelantarse a la sustitución del padre por el hijo. Pues lo será o no; pero la justicia ya ha metido las narices cuando quizás una conversación inteligente podría haber llegado a un acuerdo de exhibir, por ejemplo, a un primitivo Conde de Barcelona, quizá un visigodo, que nos recordara la antigüedad de lo que hoy es Cataluña.

Y de gesto en gesto, analizando los que se hacen como los que dejan de hacerse, podríamos ir tejiendo una bonita historia que luciría como un óptimo de segundo orden y resaltaría la altura política de la semiótica, siempre llena de ideas provisionales tal como todas siempre deben ser.

Y termino comentando que llevar a cabo esta conversación entre gestos sería como la escritura y que, por lo tanto, le sentaría como un guante este párrafo de El Danubio de Magris:

Es posible que escribir signifique rellenar los espacios blancos de la existencia, esa nada que se abre de repente en las horas y en los días, entre los objetos de la habitación, y los absorbe dejando una desolación y una insignificancia infinitas. El miedo, ha escrito Canetti, inventa nombres para distraerse; el viajero lee y anota nombres en las estaciones que deja atrás con su tren, en las esquinas de las calles adonde le llevan sus pasos, y avanza un poco aliviado, satisfecho por ese orden y ese ritmo de la nada.

Y de este párrafo deberíamos aprender a hacer política seria rellenado espacios que sabemos nunca van a estar del todo llenos.

las Indias

las Indias 1230 ~ 03/08/2015

Lecturas interesantes del 03/08/2015

  • Rick Falvinge: copiar y compartir siempre fue un derecho natural, restringir la copia no
    La industria de la propiedad intelectual intenta una y otra vez hablarnos desde el derecho y las alturas de la moralidad mientras defiende restricciones a copiar y compartir. No solo es erróneo, es también escandalósamente deshonesto y falso, y lo saben. El monopolio de la propiedad intelectual es un mecanismo proteccionista, un resto de antes de las reformas a favor de la libre empresa de mediados del siglo XIX que no tiene sentido en una sociedad basada en la creatividad y la innovación. El monopolio no es solo destructivo y erróneo sino también draconiano y arbitrario.
  • The Atlantic enarbola el compartir contra la «Sharing Economy»
    Y subtitula: «en busca del Anti-Uber»
  • Traducir, recrear, inventar el idioma
    Los autores de La Celestina se convirtieron en verdaderos artífices de la lengua, adaptando refranes y dichos populares, transformando sentencias latinas, reconvirtiendo materiales, en un proceso de “corta y pega” innovador que aspiró a dar forma castellana a la comedia humanista italiana y a la dramaturgia latina de Plauto, Terencio o Séneca, adaptándola a la contemporaneidad de una sociedad castellana a la que con tal trabajo también se pretendía transformar.
las Indias

las Indias 1230 ~ 02/08/2015

Lecturas interesantes del 02/08/2015

    francisco paraguay

  • Hungría levantará un nuevo muro antimigratorio
    El partido de derechas en el Gobierno, Fidesz, que logró un triunfo aplastante en 2010, obtuvo una mayoría de dos tercios en el Parlamento y ahora está en su segundo mandato. Está en su segundo mandato de extraordinario abuso de poder hasta unos límites que nadie habría creído posibles después de la transición a la democracia tras la era comunista. Nadie, en sus peores pesadillas —y les garantizo que las pesadillas pueden ser bastante malas por estos lares, aunque la realidad no les va a la zaga—, habría pensado que solo 25 años después de que los políticos húngaros desmantelasen el Telón de Acero en 1989, el Gobierno húngaro actual comenzaría la construcción de un nuevo “telón”, esta vez al sur, en la frontera con Serbia.
  • Los «best seller» desbordan el Camino de Santiago
    Libros, películas y hasta ‘reality shows’ sobre la ruta jacobea disparan el número de peregrinos extranjeros, sobre todo alemanes, estadounidenses y coreanos
  • Generación youtuber: el negocio de producir bienestar instantáneo
    Si hubiera que trazar un mapa de youtubers, los más populares son los gamers, chicos que filman tutoriales, trucos y chistes para que jugar un videojuego se transforme en una experiencia colectiva y sin fronteras. Les siguen los que producen humor en series o en capítulos sueltos, parodias, animaciones; las chicas que enseñan cómo hacerse peinados y pintarse las uñas de forma extravagante; los booktubers que hablan sobre libros, entre otros. Estos últimos llamaron la atención de las editoriales y se transformaron en pilares de sus estrategias de comercialización.
  • Los drones gigantes de Facebook
    Del tamaño de un 737, utilizan energía solar para volar sin repostar durante tres meses y pueden transmitir datos direccionalmente mediante laser a 10 veces más velocidad de la actual.
  • Francisco y los límites de una iglesia estancada
    La misma gente que se decepcionó al descubrir que el peronismo no es un blog o una cuenta de Twitter quiere ahora alucinar un Papa que estuvo en Woodstock, bailó con Lady Gaga y quiere trasladar el Vaticano a Cuzco. El neo papismo de izquierda, probablemente ateo, confunde sueños y realidades y no termina de tocar realidad.
    Podrán decir que el modelo de culto que impulsa Francisco es renovador y estaría de acuerdo… pero ese modelo de culto, viene a confirmar la razón de los convencidos, de los que tienen la ideología de que hay que ser solidario. Ahí se halla el límite: el cerco cultural que la Iglesia Católica todavía no puede saltar. Las personas ya son religiosas en el sentido de que creen en algo más fuerte que ellas. Lo que buscan no es alguien que les diga cómo ser mejores sino cómo resolver mejor su vida, ya que encuentran en otros espacios voces que les dicen cómo orientar esa creencia. Quizás ahí se encuentra la fortaleza de las iglesisas evangélicas, el cerco que el catolicismo quiere y todavía no puede quebrar.
  • Besando la tierra de los líos
    Francisco llegó a Paraguay para recibir ovaciones pero también presiones y reclamos. En medio de la euforia, un barrio quiere que él interceda por sus tierras. En otras partes de su recorrido los conflictos sociales y eclesiásticos también generaron tensión y roces. El problema lo precede y él ya ha operado políticamente: intervino diócesis, rotó obispos y dio mensajes puntuales en los discursos que la prensa local edita. En el fango en Bañado Norte, el cronista Diego Geddes y el sociólogo Pablo Semán narran el odio a los pobres, las internas católicas y la militancia política y religiosa del país guaraní.
  • 40 vírgenes para Francisco (y II)
    En el origen de los «Misioneros de Francisco» está Emilio Pérsico. En agosto de 2013, el líder del Movimiento Evita y secretario de Agricultura Familiar de la Nación viajó a Roma para visitar al Papa y allí, con la confianza de una relación que había comenzado en los tiempos en los que Jorge Bergoglio era arzobispo de Buenos Aires, insistió en un viejo reclamo: la autorización de la Iglesia para abrir nuevas capillas en los barrios. Volvió con un “sí”.
  • Varoufakis: «El tercer rescate de Grecia está diseñado para fracasar»
    Schäuble quiere dejar de lado a la Comisión y crear una especie de autoridad fiscal con capacidad para echar abajo los presupuestos nacionales, incluso en países que no estén bajo programa. Es como poner a todos los socios bajo programa. El plan Schäuble es imponer la troika en todas partes. En Madrid y en Roma. Pero especialmente en París.
    España y los demás socios no pueden prosperar, ser libres o cuidar de su soberanía y sus democracias si se impide a otro socio la prosperidad, la soberanía o la democracia.
David de Ugarte

David de Ugarte 2940 ~ 02/08/2015 ~ 16 ~ 6

Ideología app

chante ton  bac d'abordEl último post de Caro nos lleva de cabeza a la constatación/previsión de un cambio generacional en marcha, seguramente tan profundo o más como fue el tardío emerger de la generación quincemista. Y es que como apunta Daniel Bellón en comentarios:

Si tienes ahora mismo 20 años, estás en crisis desde los 12 años, esto es, desde toda la vida. [La crisis para ellos] No significa nada. No sé como eso afecta a sus expectativas, pero, desde luego, no creo que tengan nada que ver con la generación de «sobretitulados» anterior.

El recorrido del nuevo militante global vislumbra un final. Y lo vislumbra globalmente. Resulta esclarecedor el enlace que compartía ayer mismo Caro sobre la visita papal a Paraguay que nos recordaba que el mensaje papal tenía un límite -teológico, de enfoque y fundamentos- en su capacidad de enfrentar el auge evangélico. Y resulta tanto más esclarecedor por cuanto resalta el papel de la practicidad en esa competencia.

francisco paraguayEn el culto evangélico los milagros testimoniados por los fieles y subrayados por los pastores no son simples testimonios de entrega y esfuerzo. Son también experiencias de haber recibido bendición en tanto solución del problema concreto. Bendiciones que superan los esfuerzos: en una iglesia evangélica la joven que debió cuidar a sus mayores hubiera contado que consiguió un trabajo que le permitía resolver mejor la situación, o que se destrabaron los trámites para obtener asistencia social. (…). En esos cultos los testimonios de un evangelio práctico incluyen otros bienes y otras vivencias, que su formato utilizable no es una lección sino una especie de aplicación que se incorpora inmediatamente al próximo paso vital

Aplicación. App. Micropráctica. Un pequeño instrumento específico que desbloquea una situación -no hace falta que la resuelva- y por asociación corrobora el constructo teórico entero. En este caso encontrar un trabajo se convierte en prueba del «amor de Dios», en el marco del resurgir de los grupos stalinistas una campaña para defender a un acusado o un campamento de verano se transforman en demostración del despertar de la clase obrera. En todos los casos habilidades concretas aprendidas en la iglesia/organización o relaciones establecidas en su seno ayudan a superar un impasse vital.

En los cultos evangélicos Dios ayuda donde el Estado y el mercado no resuelven del todo y donde la vida necesita un poco de empeño, que el testimonio curado por el pastor viene a inyectar. El evangelio práctico de los evangélicos incluye más ampliamente la vida cotidiana y se transforma en un recurso emocional que permite resolverla.

Pertenencia y demanda a la comunidad

Volvemos a la centralidad de la idea pertenencia pero desde un nuevo lugar.

Lo que buscan no es alguien que les diga cómo ser mejores sino cómo resolver mejor su vida, ya que encuentran en otros espacios voces que les dicen cómo orientar esa creencia.

Yes-we-camp-Spanish-RevolutionUno de los rasgos culturales más llamativos de la generación treintañera y del post-quincemismo social fue y ha sido la necesidad, la demanda constante, de ser reconocidos como «buenos». Una demanda de reconocimiento aparece una y otra vez en los relatos del cine, la TV y en los discursos políticos. La construcción del mito quincemista ha ido más allá del adanismo. Tanto que roza el solipsismo. Por eso no era necesario incluir «políticas de juventud»… que no fueran una imagen más de las reivindicaciones treintañeras. La representación político mediática de esa generación habla de ellos mismos como si no hubiera otros sujetos en el mundo o como si solo ellos importaran. La cultura treintañera es una cultura protagonizada estelarmente por el «yo» y apenas vestida en las grandes ocasiones de «nosotros». Es parte de una autorepresentación que subraya que son dignos de inclusión y que en consecuencia les posiciona como víctimas de una desgracia universal que convierte en distintivo cuanto hacen. No son emigrantes cualificados, son «exiliados»; no son políticos, son activistas; no hicieron una acampada en Sol, hicieron la «Spanish Revolution».

apps androidLa nueva generación crecida con la crisis parece que no necesita que le refuercen en su bondad y que la demanda de relato va más por ese «cómo resolver mejor su vida». Quieren hablar del «cómo» y que sea «un cómo» concreto, tangible, que puedan ejecutar por su cuenta sin necesidad de grandes esfuerzos conceptuales: una colección de apps, no un navegador. El navegador permite «demasiadas» opciones y sirve a más cosas de las que se plantean en lo inmediato. Por contra una app no te obliga a una definición global… Pero refuerza sin estridencias la pertenencia, la asociación con la red proveedora. Es decir, la insistencia en el instrumento es otra forma -un tanto miope- de buscar y absorber, app tras app, un marco de significados.

Así, aunque los grandes discursos estén siempre de fondo, no es el discurso el protagonista, sino el instrumento y es en la elaboración de instrumentos para problemas cotidianos, de apps vitales, donde seguramente va a estar la clave de la formación de comunidades y redes en los próximos años.

Los dos mundos en conflicto: descentralizado vs distribuido

Así que es probable que la batalla entre las grandes corrientes ideológicas de los próximos años se parezca mucho a la batalla entre los recentralizadores de Internet: un intento de generar más y más apps entrelazadas entre si hasta formar corralitos cerrados, unos pocos packs alternativos y escasos al estilo de los del siglo pasado, el siglo descentralizado, cuando con el periódico te venían el voto, la estética, la biblioteca y el círculo de relaciones.

Pero igual que el camino de los gigantes se ve contrarrestado por todo un mundo fuera del relato mediático que saca partido de la crisis de las escalas, su reflejo como crisis de las escalas identitarias augura más y nuevos protagonistas. Es solo un nuevo terreno para la competencia entre Abundancia/Comunidad y escasez/recentralización.

Eso sí, al mundo distribuido le toca aprender a hacer apps… en el sentido más amplio.

las Indias

las Indias 1230 ~ 01/08/2015

Lecturas interesantes del 01/08/2015

  • Máquinas de engullir tareas
    @diego: «La Sociedad de Abundancia que puede llegar, que vemos aparecer a la sombra del espectáculo tiene un aspecto diferente. El foco volverá a estar en la tarea. No nos olvidaremos de la gestión del tiempo, pero atenderemos mas al valor intangible de lo que hacemos, a si lo que realizamos aporta de verdad»
  • Ebola: la vacuna a la vuelta de la esquina
    Los ensayos en Guinea Konakri son «prometedores»
  • Si no corres, estás muerto
    @jazaks: «De hecho, es interesante constatar que las grandes empresas de internet no tienen un modelo de negocio muy definido, sino que van creciendo incorporando nuevas líneas de actividad en base a los usuarios que ya tienen en su ecosistema, a las oportunidades que ven en el mercado y a las competencias que poseen»
  • Los pandas rentistas
    La increíble historia de cómo una osa panda engañó a sus cuidadores haciéndoles creer que estaba embarazada para obtener aire acondicionado y raciones extra de bambú.
  • ¿Por qué tanto arte totalitario está hecho para que no se vea o no se entienda?
    El arte totalitario no es todo adoctrinamiento, más bien es omnipresencia, así que no importa tanto que las historias en relieve de la columna de Trajano no puedan verse desde el suelo o que no se entienda un monolito, basta con saber que fue el estado o el dictador quien las puso.
  • El cumpleaños de Edelmira
    Ella vivía dedicada a su huerto, a sus animales y a su lucha clandestina contra la idea del alcalde de que la autopista pasara por el pueblo.Este alcalde recibía periódicamente cartas anónimas de Edelmira invitándole a desistir de la idea.
Carolina Ruggero

Carolina Ruggero 158 ~ 31/07/2015 ~ 16 ~ 31

¿Si se es joven hasta pasados los 40, los de 20 qué son?

maxresdefault

Hace un tiempo leía esta entrevista, una entrevista que llama la atención acerca del enorme vacío cultural que se encuentra entre muchos militantes del EIIL. Jóvenes que llegan a Siria desde Europa buscando algo así como un fast track hacia la trascendencia.

-¿Los militantes del Estado Islámico son personas malas, tienen miedo o son simplemente devotos de sus convicciones?

-Es imposible luchar contra el Estado Islámico sin intentar comprender quiénes son los que integran sus filas. Hay muchas personas que están perdidas, que viven en una especie de desierto cultural y que reemplazan esta especie de vacío por la idea de que pueden hacer algo, tomar las riendas de su vida y ayudar de verdad. Creo que muchos de los yihadistas que parten para luchar en Siria, están convencidos de que van allí para ayudar. Después hay un momento que es un poco como el pez que ha picado el anzuelo, porque que se dan cuenta de lo que hay en cuanto llegan al terreno, de la realidad de la guerra que hay allí y creo que les hacen un lavado de cerebro. Algunos yihadistas desean abandonar la organización es ese momento, pero la mayoría son arrestados. Y los otros vuelven y se convierten en yihadistas aguerridos.

-Entre sus captores estaba Mehdi Nemmouche, el presunto autor de una matanza en Europa. ¿Es una de estas personas perdidas de las que habla?

-Mehdi Nemmouche es la típica persona perdida. Es alguien cuya principal referencia cultural son los programas de televisión. Por lo que oía de sus conversaciones, pasaba la tarde ocioso, viendo televisión, y se fue a Siria para salir en la tele. Todos sus referentes son las emisiones de «reality shows», de entretenimiento, series judiciales sobre el crimen. La ideología que le mueve está más basada en el panorama audiovisual francés que en el Corán.

Al drama de esos chicos que no encajan descrito por María, a la voluntad de «ser parte de algo que crece» que narró David concluyendo que este era el motivo principal de la militancia juvenil actual (no solo en los movimientos jihadistas), sumamos la pérdida de noción en Europa sobre quiénes son estos chicos y chicas y qué buscan.

La «nueva política» y la juventud

Durante la última campaña para las elecciones de las autonomías españolas, observamos de cerca el discurso de y para la juventud. La observación principal es la siguiente: no existe.

  • Las fuerzas nacidas supuestamente desde el reclamo juvenil están compuestas por personas que van sobre todo, desde los 35 a los 65 años.
  • El espacio dedicado a la imagen de «lo joven» está ocupado por gente de 30 a 45 años
  • Las actividades que desarrollan  los chicos de 16 a 25 son prácticamente desconocidas

Esto no debería sorprendernos. No hay más que ver y escuchar crónicas y noticias desde hace 5 años para ver que la juventud afectada por la crisis está encarnada por jóvenes con estudios universitarios completos, postgraduados muchos de ellos. La imposibilidad para conseguir un trabajo que cumpla con sus expectativas, para el cual se prepararon y con el sentido que sus padres pusieron al momento de seguir invirtiendo en ellos hasta bien pasada su mayoría de edad, se convirtió en la imagen principal de la complicada realidad española.

Mientras tanto, la juventud tradicional, aquella que comienza a los 16 o 18 años, esa edad en la que se concentran las dudas, las crisis y las rebeldías, está ausente de todo relato. Su lugar de visibilidad social está ocupada por la generación anterior, sí, esa que está descubriendo la política tardíamente, esa a la que le tomó un tiempo pasar de la exhibición de su disconformidad a la acción (aunque sólo en algunos casos).

Sin embargo, los jóvenes menores de 25 años están haciendo cosas. ¿Qué? Nadie se preocupa en saberlo. Y esto, más temprano que tarde tendrá sus consecuencias, sus manifestaciones generacionales.
¿Con quién se resentirán? ¿Qué opinan sobre seguir estudiando? ¿Querrán tener una casa en propiedad como sus hermanos mayores? ¿Se manifiestan políticamente? ¿Cómo son sus relaciones familiares y con sus pares? ¿Qué hacen en su tiempo libre?

Las viejas políticas de juventud

Hace algo así como 3 décadas surgieron las llamadas políticas de juventud. Las mismas no trataban de desfilar y demostrar el amor a la patria, la destreza física u ambas, sino que de manera más sofisticada, el Estado o algunas instituciones intermedias intentaban reconocer qué podía ser del gusto de los jóvenes, para captar su atención.

¿El objetivo? Variado aunque relacionado. En algunos casos era prevenir las dependencias o el delito, en otras generar canales de participación en democracias que intentaban consolidarse.

Así, clases de teatro, fotografía o música; cine-debate o clubes de discusión o lectura; grupos de trabajo social o alfabetización; radios libres, etc. cumplían el rol de ofrecernos a los jóvenes el acceso a distintas prácticas y aprendizajes según nuestras cambiantes inquietudes, a la vez que contenía nuestra nuestra hormonal rebeldía en espacios cuidados. Todo ello acompañado de un discurso público en el cual nuestra voz estaba supuestamente integrada. En fin, nos educaban para vivir en democracia.

Paulatinamente, esas antiguas políticas de juventud, no sólo no se fueron renovando sino que sus niveles de institucionalización se fueron exagerando. A las Casas de Juventud comenzaron a vérseles los hilos. Se llenaron de funcionarios precoces y juvenólogos y requirieron de infraestructuras ornamentales. Junto a los especialistas en juventud, comenzaron las políticas espectáculo y los jóvenes fueron alejándose de los centros. Porque su institucionalidad no les representaba y porque las actividades propuestas no seguían el ritmo de la calle.

Nuevos jóvenes, nuevas curiosidades

Está claro que  los jóvenes de hoy buscan nuevas referencias, horizontes y emociones. A dónde podrán canalizarlos depende un poco de si se dejan espacios en blanco para que adquieran un lugar social.

Siempre se generan espacios de vinculación, aprendizaje, descubrimiento; también espacios de acceso a cosas desconocidas o de intimidad juvenil (y no sólo espectáculos masivos). Cuáles son y serán esos espacios no lo sabemos.

Pero sí sabemos que deben ser espacios en los que se pueda encontrar respuestas pero también en los que abrir preguntas.

Si las universidades cada vez provocan menos, si las reflexiones intelectuales son difíciles de encontrar, si la mayor parte de los jóvenes sólo van a buscar una titulación… ¿Dónde pueden encontrar algo distinto aquellos que se permiten ser jóvenes a la edad de serlo? Esto es, que son rebeldes, que no tienen miedo a la confrontación intelectual porque en ella encuentran un desafío al que deben responder.

Existe un espacio para hacer cosas interesantes con una generación que seguramente valdrá la pena si logra vencer el peso y el techo de los que quieren ocupar su lugar. Es una generación que, cuando se cansa de ser invisible, toma medidas dramáticas en busca de la trascendencia. ¿Será una generación dispuesta a descubrir nuevos mundos? ¿Tendrán la paciencia suficiente como para tomar la responsabilidad y hacerlo? ¿Disfrutarán de leer, discutir y aprender cosas nuevas? ¿Estarán dispuestos a descubrir que su vida está en sus manos?

Tendremos que averiguarlo!

Qué es «las Indias»

el libro de la abundancia el libro de la comunidad

Juan Urrutia2246 ~ 31/07/2015 ~ 2

¿Para qué las cejas?

cejas mojadas
De vez en cuando entro en una especie de trance que trastoca mi percepción. Un ejemplo es esa sensación que a veces tengo, de que los rostros humanos son pinturas o dibujos que transforman los agujeros de la nariz de todas y cada una de las personas en dos toques de pincel o dos machas grises de lápiz.

Es una impresión con consecuencias filosóficas pues me quedo aturdido como si pensara en quiénes somos nosotros los seres humanos más allá de una visión de un artista imaginativo. Pero ¿por qué orificios nasales? Entiendo que la pregunta parece menos interesante que las que, al concentrarse en la conciencia o los límites de la percepción, son las que dan a la reflexión llamada filosófica todo su empaque. Lo entiendo pero no puedo dominar mi imaginación y desde hace pocos meses he comenzado a verme a mí mismo mirando a todo prójimo un poco por encima de los ojos, los suyos, y sorprendiéndome de las cejas y su trazo. ¿De quien nos queremos diferenciar? Y esa es la pregunta pues la habitual sobre la función de nuestras propiedades físicas no parece pertinente.

Y la respuesta me llegó por una vía totalmente inesperada: un buen chubasco. Hacía tanto tiempo que no me ocurría que me hizo ilusión y gracia. La tormenta nos cogió a R., a N. y a mí a dos kilómetros de la presa de Colomers. Ya no tenía sentido volver a Foixá y seguir hacia Colomers parecía la única decisión sensata pues allí podríamos esperar a que M. nos viniera a buscar en coche resguardados en algún sitio. Pero ese sitio protector estaba muy lejos y arreciaba la lluvia que como inocente addagio acompañaba a los timbalazos de los truenos. No se lo que les ocurrió a mis compañeros de paseo pero yo llegué al refugio del puerto de kayaks chorreando agua y calado hasta los calzoncillos. Comprendí de pronto para qué sirven esa ridículas cejas que casi todos tenemos. Sirven para que la lluvia no sea como una cortina cegadora sino que dosifiquen la catarata cegadora en dosis diminutas de gotas que te permiten distinguir el terreno que pisas.

Y es eso, saber el terreno que se está pisando, lo que nos distingue a los seres más evolucionados.

la Matriz

RecetarioIdiomas

Cursos de Go/Baduk/Weiqi

David de Ugarte2940 ~ ~ 31/07/2015 ~ 1

El fusaki periodístico del Go peninsular

Hacía tiempo que me faltaba una piedra para tener toda la colección: los tres artículos de prensa que dieron a conocer el Go en España, desde donde llegaría después a Portugal, en los setenta. Nuestro amigo Manuel, del Club de Go de Bilbao, que tanto hizo porque aprendiéramos a jugar un poco dignamente, me envió hace unos días el pdf del famoso artículo de Ajoblanco en 1979.


Reseña de «El Cercado», primer libro de Go escrito en español, en el ABC el 29 de agosto de 1970


Primer reportaje sobre el Go aparecido en una revista española: Ajoblanco, enero de 1979


Primer reportaje sobre el Go aparecido en un diario español: ABC 6 de febrero de 1979

las Indias1230 ~ ~ 25/07/2015 ~ 1

Contratamos desarrolladores Android

En nuestro grupo de cooperativas buscamos desarrolladores de aplicaciones Android nativas. Si te interesa, por favor escríbenos y mándanos en el mensaje enlaces a las apps que hayas desarrollado hasta ahora y una breve descripción de las herramientas que hayas utilizado para hacerlas.

las Indias1230 ~ ~ 24/07/2015 ~ 4

Los nuevos libros pasan la frontera de las 1000 descargas

Cabecera libro comunidad
Solo podemos contabilizar una parte de las descargas de nuestros libros: aquellas que se hacen pinchando desde un enlace en nuestro sitio. Aun así, es un indicador importante, así que realmente nos sentimos orgullosos de poder contaros que nuestros nuevos libros, «El libro de la Comunidad» y «El libro de la Abundancia», acaban de pasar la frontera de las 1000 descargas registradas desde lasindias.com en tan solo un par de semanas y sin más promoción que una presentación pública en Gijón.

No hay que decir que estos libros son el resultado de muchos años de trabajo, reflexión y experiencia, algo así como el «core» de nuestra forma de ver el mundo y estar en él. Por eso, qué mejor día que el de hoy para presentaros la nueva versión de «Qué es las Indias» que incorpora ya los nuevos libros como parte del relato sobre nosotros mismos.

Juan Urrutia2246 ~ 22/07/2015 ~ 1

El rostro oculto tras un «paper»

venusEl título de este post es una frase de un amigo al que encontré en el festejo de fin de curso del Aspen Institute Madrid. Le prometí que la utilizaría sin citarle y así lo hago pues me parece que lo merece por la importancia de lo que quiere decir con esa frase de «el rostro oculto tras un “paper”». Desde luego que quiere decir el no estar dispuesto a dar la cara, pero añade un posible motivo para esa actitud.

Ese posible motivo es justamente la reticencia a comprometerse públicamente cuando la situación lo exige y la caída en la tentación de mirar para otro lado para no sentirse responsable de nada, no complicarse la vida tratando de colaborar a a construir un mundo nuevo. Y este motivo es muy típico de algunos intelectuales o científicos para los que su trabajo especializado es razón suficiente para no perder el tiempo para esas minucias cuando, por ejemplo, a instancias de un referee, se cree estar a punto de cerrar la prueba de un nuevo resultado que asombrará al mundo.

¿Es esta la actitud de un genio ensimismado en su trabajo intelectual o es más bien hoy, en el medio académico, la de alguien que ha caído en la comercialización del conocimiento sin ni siquiera darse cuenta de que, a menudo, es eso lo que está haciendo?

Es hora de ser conscientes de que cerrar los ojos a la realidad emergente es algo que contribuye al retardo de la llegada de un mundo nuevo a caballo de la información, tal como lo explica Paul Mason en The Guardian un lectura obligatoria que, además de ser recomendada por el Correo de las Indias en sus lecturas interesantes de hace dos días, nos proporciona un cierto esquema bastante didáctico a los que ya hace tiempo estamos tratando de encontrar una explicación coherente de los principales rasgos de este mundo que no podemos ignorar pues ya apunta en muchos campos de la vida en común y algunos de cuyos rasgos (como la abundancia o la sharing economy han tenido su sitio en este blog) y ciertamente en el último libro indiano.

Aunque no lo cite Paul Mason uno de los rasgos del postcapitalismo es precisamente la provisionalidad de la que se hablaba en el último post de este blog y que no puede pasar desapercibida en estos momentos de transición desde el capitalismo superrefinado hacia un postcapitalismo que no puede ocultar ya más la abundancia. Esta postura en el pensamiento es incompatible con la defensa a ultranza del capitalismo como la última y definitiva etapa de la historia de la humanidad. Y solamente los pensadores no muy finos pueden olvidarse de la provisionalidad que ya está aquí.

Manuel Ortega508 ~ 18/07/2015 ~ 7

Esperanto e Internet

esperantoHace un par de semanas atrás nos contactó Lucía Caballero para hablar sobre el Esperanto e Internet. Unos días después mantuvimos con ella una agradable conversación sobre como la llegada de Internet está dando un nuevo impulso al Esperanto y como están naciendo nuevas comunidades que lo usan en su día a día como herramienta para establecer y posibilitar conversaciones igualitariamente. Hablamos sobre el uso diario del Esperanto en las Indias y de los proyectos en los que usamos el Esperanto como lengua de trabajo y las contribuciones que hemos realizado a otros proyectos de traducción.

Hace unos días nuestras conversaciones han sido recogidas en un artículo de prensa publicado por Lucia y al leerlo me ha llenado de alegría recordar que por allá en 2004, en el 10º congreso andaluz de Esperanto, mi charla justamente trataba sobre el Esperanto e Internet. Una charla en la que hablaba de mi experiencia aprendiendo Esperanto en Internet y sobre el papel del Esperanto en la superación de las barreras lingüísticas en las conversaciones en la red. Un debate sobre el que hemos vuelto en los últimos años y en el que la charla TEDx de David tiene un valor muy importante. La metáfora del Esperanto como el software libre de las lenguas es muy potente. Es grato recordar y ver cuanto hemos aprendido.

Visitas durante los últimos 120 días

Visitas durante los últimos 14 días

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

El Correo de las Indias es el blog colectivo de los socios del
Grupo Cooperativo de las Indias
Gran Vía 48 - 48011 - Bilbao
F-83409656 (SIE) ~ F-85220861 (EAC) ~ F-95712659 (E) ~ G-84082569 (A)