El Correo de las Indias

Una vida interesante

Grupo Cooperativo de las Indias

las Indias

las Indias 1033 ~ 29 de octubre de 2014 ~ 0

Lecturas interesantes del 29 de octubre de 2014

las Indias

las Indias 1033 ~ 29 de octubre de 2014 ~ 0

Lecturas interesantes del 29 de octubre de 2014

las Indias

las Indias 1033 ~ 28 de octubre de 2014 ~ 0

Lecturas interesantes del 28 de octubre de 2014

    paracambiarlotodo

  • «Para cambiarlo todo»: El anarquismo americano sale a crowdsourcing
    CrimethInc es posiblemente la mejor maquinaria de propaganda del underground norteamericano
  • Por qué Google quiere reemplazar a Gmail?
    Es Inbox un nuevo intento de Google por mediar, después de G Wave y G + ?
  • Canton Marittimo
    Stiamo sondando la potenziale volontà dei sardi di affrancarsi dalla Repubblica Italiana e di annettere la Sardegna alla Confederazione Elvetica.
  • Los sardos que quieren ser suizos… y tener una charter city
    El cantón marítimo y la propuesta de romper con Italia para hacer algo radicalmente distinto… y que suena sensato!
  • Merkel y el loro muerto de la zona euro
    The Economist «La mejor opción jurídica sería formalizar un aumento espectacular de los gastos en infraestructuras con la compra de deuda por el BCE[...] Otra posibilidad consistiría en redefinir las reglas europeas [de reducción] del déficit para excluir los gastos en inversiones, lo que permitiría a los gobiernos aliviar su déficit, con el BCE proporcionando además un colchón de seguridad. Pero detrás de todo ello hay un problema de voluntad política. Porque la señora Merkel y los alemanes no están dispuestos a tomar medidas a menos que la moneda única esté al borde de la catástrofe». Artículo completo en http://www.economist.com/node/21627620/print
  • El monoglota inglés
    La mayor expresión del poder británico sobre Europa puede convertirse en el origen de una nueva decadencia. «El futuro es de los políglotas», asegura el autor
  • Soylent: el alimento futurista que busca cambiar la forma de comer
    La idea de un preparado que suplante comidas no es nuevo, lo nuevo es que Soylent Corporation publicó en su página la receta para que cualquiera pudiera hacer su propio Soylent e incluso cambiarle cosas y mejorarlo
  • Brasil, el país del 7 a 1
    Brasil ostenta el parlamento más fragmentado del mundo, con un número efectivo de partidos superior a trece. Como resultado de esa pulverización, el partido de la presidenta detenta el 13% de los diputados – ¡y es la primera minoría! Su contraparte en el Senado, el PMDB, carece de ideología, es el heredero de la oposición permitida durante la dictadura y es aliado del PT, que lo premia con la vicepresidencia y ministros. Pero aún con esta alianza el quórum queda lejos. La construcción de una mayoría legislativa que apruebe los proyectos del ejecutivo requiere la compra de voluntades adicionales. Que la gobernabilidad sea posible no significa que sea gratis. La fragmentación partidaria se extiende por todo el territorio nacional, donde nueve partidos se reparten el gobierno de los 27 estados. El PT sólo controla cinco. Otro derivado es un gabinete sobredimensionado que en este momento incluye a 39 ministros de diez partidos. La consecuencia es un país que se gobierna pero no se reforma, porque el presupuesto alcanza para pagar políticos pero no políticas.
María Rodríguez

María Rodríguez 602 ~ 28 de octubre de 2014 ~ 9

La soledad del pequeño genio

niño prodigioComo ocurre con todo lo que tiene que ver con el funcionamiento del cerebro, los niños prodigio han sido y son un misterio sin resolver. Aunque las (ahora rebautizadas) «altas capacidades» sean el lado bueno de los anómalos cerebrales, su tratamiento ha caminado tan en tinieblas como el de las enfermedades mentales, destrozando no pocas vidas en su incapacidad para incluir socialmente lo distinto.

Si hay algo que no ha cambiado respecto a este fenómeno es cómo afecta la diferencia de clase, y no solo porque unos padres mejor formados tengan más recursos para entender y manejar los problemas que conlleva un niño superdotado. La principal razón es que el sistema de educación público no sabe responder adecuadamente a este tipo de fenómenos, así que cuanto más alta sea la clase social de los padres, más posibilidades tendrán también de encontrar una vía de canalizar el crecimiento asíncrono de estos niños, que por cierto no tienen por qué dar un resultado superior a la media en un test de inteligencia para ser superdotados.

mozart1El drama no es cuántos niños con altas capacidades se habrán quedado por el camino -entre un 50% y un 70% de los niños superdotados no llega nunca a ser reconocido por su entorno- por no tener un diagnóstico a tiempo o por no recibir el tratamiento y los estímulos adecuados. El drama viene de los problemas emocionales y de integración social que sufren y que los puede convertir en personas desgraciadas, amargadas e incluso peligrosas para sí mismas y su entorno.

Uno de los niños prodigio más famosos de la historia es Mozart, que compuso su primera sinfonía con 7 años. Sin embargo, Beethoven, que también con 7 años realizó su primera actuación en público y con 11 compuso su primera obra, no aparece en las listas de los niños prodigio famosos. Puede que la razón sea que a esa temprana edad Mozart era mucho más brillante que Beethoven. Puede que sea que el padre de Beethoven, obsesionado con crear «el siguiente Mozart», mintió en cuanto a la edad de su hijo, quitándole años cuando le exhibía en público como un mono de feria. Puede que realmente Mozart tuviera un «genialidad natural» y Beethoven solo fuera un niño con talento musical al que su padre martirizó durante su infancia para que fuera el mejor. Y lo fue, solo que muchos años después.

CapablancaLas biografías de ambos músicos son muy parecidas -ambos eran hijos de maestros de capilla en cortes europeas, ambos fueron exhibidos hasta la extenuación cuando eran niños- pero parece que Mozart tuvo algo más de suerte con el padre que le tocó, también muy exigente pero mejor pedagogo y con menos necesidad de convertir a su hijo en objeto de sus propias frustraciones profesionales.

Otro nombre que aparece en casi todas las listas de niños prodigio es Bobby Fisher, el maestro del ajedrez que sin embargo no fue realmente un niño prodigio, pues aunque aprendió a jugar muy pronto, no fue brillante hasta muchos años después. La razón de que aparezca en las listas más populares de precoces en lugar de auténticos niños prodigio del ajedrez como Capablanca, Reshevsky o Pomar, es que Fisher fue el objeto estrella de la propaganda oficial americana contra los rusos, originando un relato que lo convirtió en mito y no hizo sino aumentar su ya inconmensurable ego.

akrit jaswalLos casos que parecen más claros y típicos son los de aquellos niños que muestran capacidades intelectuales a muy corta edad y son capaces de competir en igualdad con los adultos en determinadas áreas. Un famoso ejemplo es Kim Ung-Yong-Un, que al año ya hablaba con fluidez, y a los 3 años leía coreano, japonés, alemán e inglés. Pocos años después demostró su capacidad para las matemáticas, añadió más idiomas a su colección y empezó a componer poemas y pintar cuadros. De nuevo, aparecía a menudo en público (en este caso en televisión) exhibiendo sus capacidades. A los 7 años fue invitado a trabajar en la NASA y antes de los 16 ya tenía un doctorado en física, después de lo cual volvió a Corea decidido a dedicarse a cualquier otra cosa y sobre todo a dejar de ser una figura pública, lo que consiguió solo a medias.

Otros como Colin Carlson, Gregory Smith, Akrit Jaswal, Michael Kearney o William James Sidis, se hicieron famosos por proezas parecidas. Cuando los demás niños estaban jugando con la casita de Fisher Price, ellos sorprendían a las visitas declamando en latín o haciendo cálculos complejos de memoria. Cuando los demás adolescentes estaban sufriendo su primera crisis existencial, ellos ya iban por su segundo doctorado.

prodigy cartoonO eso es lo que parece. Resulta poco creíble que estos niños no quisieran hacer cosas de niños y mucho menos que no les afectara descubrir un día que tenían un cuerpo que les demandaba cosas que ellos, a pesar de su alto CI, no podían comprender.

El tremendo orgullo de unos padres exhibicionistas y el reconocimiento social que da figurar en el libro Guinness por acumulación de títulos universitarios no produce ningún beneficio al niño en particular o a la sociedad en general. No es más que una distracción ante la incapacidad de reacción con respecto a elementos con los que no se sabe qué hacer, y a los que no se encierra porque se les presuponen virtudes positivas y un gran valor social.

Son niños que no encajan, pero no son máquinas de hacer exámenes u objetos de exhibición. Sus habilidades precoces esconden que emocionalmente son niños como los demás, que puede que de adultos sigan siendo brillantes, o puede que no. De lo que no cabe duda es de que su diferencia está muy relacionada con el deseo de aprender, por lo que es muy probable que de adultos tengan vidas interesantes y hagan grandes cosas… siempre que no se les traumatice demasiado.

Es común encontrar que niños con altas capacidades sin diagnosticar son marginados socialmente, e incluso, cuando lo que ocurre es un diagnóstico erróneo, calificados de deficientes mentales o sociópatas. En estos casos, la destrucción emocional está garantizada, así como el olvido y la exclusión social de por vida.

Ted KaczynskiY sin querer hacer del ejemplo norma, por qué no terminar con el niño prodigio maldito, olvidado y borrado de todas las listas: Ted Kaczynski. Después de un test de inteligencia que realizó en quinto de primaria, en el que dio 167 de CI, le pasaron directamente al séptimo curso, en el que Kaczynski sufrió abusos y acoso sistemáticos por sus compañeros. Aceptado en Harvard con 16 años, sus profesores admitían no ser capaces de entender sus avanzadas teorías matemáticas. También participó como conejillo de indias, debido a su interés por la filosofía y la psicología, en un controvertido estudio universitario financiado por la CIA que en realidad era una prueba de estrés basada en un ataque psicológico prolongado bastante sádico.

Nada de esto hubiera trascendido si en 1997 el abogado defensor de Kaczynski no lo hubiera utilizado en el juicio por el asesinato de tres personas y el intento de asesinato de algunas más. A los 30 años, Kaczynski había abandonado la universidad, se había mudado a una cabaña aislada sin luz ni agua corriente y, desde 1978, había comenzado a mandar cartas bomba a universidades y líneas áreas. Empezó a ser conocido como Unabomber y fue la pesadilla del FBI hasta su detención en 1995.

Ted Kaczynski fue un niño prodigio y un adulto brillante. Podía haber sido un genio feliz, ganado el Nobel y pasado unas estupendas vacaciones en la cabaña de Montana con una novia hippy. Pero Ted era diferente y nadie quiso darse cuenta de eso, ni de que ese test de inteligencia y su protocolo asociado le estaban enviando de cabeza al infierno.

Natalia Fernández

Natalia Fernández 470 ~ 27 de octubre de 2014 ~ 7

Rifkin y el futuro pasado

La sociedad de coste marginal ceroResumir pone en relación diferentes conceptos que, enlazados entre s[i, permiten mostrar un marco conceptual y sobre él aventurar una serie de conclusiones. Si el glosador es atrevido, puede que hasta incluso se anime a aventurar hipótesis sobre lo que puede ocurrir, dado ese marco, en un futuro cercano.

Un buen resumen muestra la clarividencia de su autor y permite exponer de forma clara y sencilla argumentos muchas veces complejos. Por eso, el arte del resumen es cultivado, alabado y tiene gran aceptación. Hay sin embargo resúmenes y resumidores que huyen del término. O visto de otra manera, hay muchos trabajos que siendo un resumen, se presentan y son admitidos como avances de futuro cuando no hacen más que constatar la realidad del presente contextualizando el pasado más cercano.

Jeremy RifkinTengo en mente a varios, pero el desencadenante de este post es Jeremy Rifkin y su último libro «La Sociedad de coste marginal cero». Hace unas semanas Juan, tras asistir a una conferencia de presentación en Madrid, comentaba la ausencia de cualquier cosa que pudiera sonar a nuevo en su ensayo. Desde entonces, no he dejado de leer y escuchar comentarios que sin atreverse a decirlo de forma tan clara, en sus relatos sobre el libro no son capaces de soltar una sola píldora mínimamente provocadora. Pero todos comienzan igual, es un experto, profesional reconocido, con una gran trayectoria y clientela de impresión. Y siento a Rifkin del mismo modo que una gran universidad, institución ilustre y caduca, que sigue viviendo de las rentas del pasado. Evocan esplendores de otro tiempo sin poder mostrarlos en el ahora, pero, ¡quién se atreve a dudar de su importancia!

Lo que era símbolo de efervescencia, de disrupción, hoy es una garantía de saberes certificados, de certezas. Las mismas que podemos encontrar en un buen resumen. Lo mismo podemos decir del relato que Rifkin hace de los últimos diez años en su libro. Y por eso es un gran trabajo, por su capacidad de condensación. Todo lo demás es pura narrativa. Por eso, lo que es realmente importante, es no olvidar que los resumidores de la realidad hablan del presente. Expresan de forma precisa lo que está pasando en un momento concreto y son capaces de explicar el por qué e incluso contar qué va a acontecer (muchas veces obviando que ya está sucediendo). Serían algo así como el juglar de los grandes éxitos de una década. Sin aportar nada nuevo, tienen la capacidad de señalar lo más significativo, generando, a base de difusión y repetición, consensos amplios. En algunos casos, como este, presentando un fenómeno real como si fuera un futurible.

Beat Pop 60¿Resumidores? ¡No gracias! Los Max-Mix fueron el éxito de las navidades de la década de los 90 y los recopilatorios todavía son hoy la delicia de Teletienda. Es una fórmula que funciona porque exige poco al que escucha a cambio de no aportarle nada. El público musical «de verdad», el que marca cada época con sus demandas, seguirá atento y será, como siempre, receptivo a nuevas melodías, por muy minoritarias o periféricas que estas parezcan a los que, como siempre, prefieren esperar al recopilatorio.

las Indias

las Indias 1033 ~ 26 de octubre de 2014 ~ 0

Lecturas interesantes del 26 de octubre de 2014

  • Los mejores lugares del mundo para ser un extranjero (expatriado) rico
    Aunque no necesariamente con la mejor experiencia de vida.
  • Europa prefiere a Neves y un acuerdo de libre comercio sólo con Brasil
    Departamentos de la Comisión Europea como el de Comercio Internacional y grupos de mucho peso en la Eurocámara, como los conservadores y los liberales, ven con mejores ojos al candidato opositor, del que se esperan más facilidades para negociar un tratado de libre comercio. También porque creen que la política económica de un Neves presidente sería mucho más cercana a la europea.
  • ¿Cómo será el Uruguay de la próxima legislatura?
    Gerardo Bleier reflexiona sobre las propuestas de los partidos tradicionales en Uruguay para las elecciones que hoy se celebran. Parece haber un consenso generalizado en la adopción de medidas que buscan aumentar la competitividad de las empresas reduciendo costes salariares, olvidando la integración de tecnología o calidad en la gestión

    «… ¿y qué consecuencias tiene esto sobre la economía en su conjunto? Reduce progresivamente el poder adquisitivo de los sectores medios que son los que con el incremento de su capacidad de consumo han permitido el desarrollo de miles de comercios, emprendimientos productivos, y PYMES»

  • El zahorí de la isla de las retamas
Juan Urrutia

Juan Urrutia 2167 ~ 26 de octubre de 2014 ~ 0

Una vieja fotografía: La Fille du Regiment y Los Justos

detonadorLlevo dos miniposts (este y este) mostrando mi falta de inspiración y en el primero de ellos reconocía mi triste esperanza de que la representación de La Fille du Regiment en el Teatro Real de Madrid me inspirara un poco. Pues así ha sido, pero de manera indirecta, al remitirme extrañamente a Los Justos de Camus que, adaptada desde el inicio del bolchevismo anterior a la revolución del 17 a los tiempos de ETA hace unos quince o veinte años, contemplé hace más de una semana en el Las Naves del Español en el Matadero en Madrid. En ambas obras hay alguien que, con tono distinto en uno y otro caso, pone en juego las facetas aparentemente contradictorias de ese entusiasmo que echo en falta cada vez más a menudo. Es ese aspecto aparentemente contradictorio del entusiasmo lo que quiero explorar en este post.

Quizá la mejor manera de comenzar la exploración sea el examen de un recuerdo específico. Me veo en una antigua foto en la que yo aparezco disertando como una especie de falangista exaltado en el comedor de casa de mis padres en Bilbao. Creo que estaba chillando impertinentemente, con la osadía de la juventud, sobre la vacuidad de una vida en la que ésta no se pone en juego. Me fijo en la foto. La supongo sacada por mi hermana y alrededor de la mesa recuerdo al menos a mi madre, las manos de mi padre, la «tía» Isabel, hermana del Padre Arrupe, con el que mi madre insinuaba que algo tuvo que ver cuando, ambos libres, paseaban por la Gran Vía bilbaína y, creo recordar, un primo que por aquel entonces estaba viviendo en esa casa de mis padres en su primer trabajo después de licenciarse en física en Madrid y de haber tenido una infancia nómada dada la necesidad que su padre tuvo de exilarse después de la guerra civil. Demasiadas aventuras a mi alrededor como para que yo me sintiera cómodo con esa mi vida burguesa que solo ponía en juego su vida, es un decir, provocando a los grises. Mi memoria me dice que yo estaba tratando de decir con cierto tono provocador que, ya en tercero o cuarto de carrera, me angustiaba por la vida burguesa que me iba a tocar vivir cuando en realidad estamos hechos para jugárnosla en aras de algún objetivo liberador que la dotara de cierto heroísmo y que evitara el aburrimiento y la monotonía de una vida de clase media.

¿Qué hacer con un entusiasmo así? Descartado el sacerdocio, que no me parecía, ni me parece, nada excitante, ni siquiera cuando va orientado a las misiones, me quedaban dos opciones para hacer algo con la sobreabundancia de entusiasmo que amenazaba con hacerme vomitar las propias entrañas. O bien El Amor (heroico) o bien el amor (doméstico), dos formas de vida que en mayor o menor proporción también pueden ir juntas. De hecho, de la tensión entre una y otra sale la obra de arte en la que una vida puede consistir… a veces.

Hace dos semanas, como decía, acudí a la representación de Los Justos de Camus trasplantada a la situación vasca de una época de ETA en la que las bombas contra vehículos eran moneda corriente. Más allá de la bonita puesta en escena en la que todos los personajes permanecen atados a un único centro y de los no tan bonitos y, desde luego, innecesarios añadidos para identificar el País Vasco, lo que Camus quiere poner en juego es la tensión vital entre la llamada exaltada del heroísmo dirigido a la liberación frente al opresor, algo épico, y el sereno deseo de no herir a seres inocentes que se asocian a las personas individualizadas y amadas, algo lírico. Apretar o no el detonador de una bomba al paso del enemigo de tu pueblo puede llegar a constituir una tensión vital entre dos pulsiones que marque una vida y lleve a tu definitiva individuación como ser único, como individuo auténtico y no abandonado a las convenciones sociales de tu entorno.

Hace tres días la puesta en escena de la obra de Donizetti, una especie de ópera cómica en la que, más allá de ligereza de una música simpática y llena de espíritu de desfile militar, me hizo pensar en el mismo problema de la tensión entre el Amor y el amor en una versión light pero así mismo esclarecedora. La “hija” de un regimiento napoleónico que comparte con todos sus miembros el amor que se da entre padre e hija, el compañerismo de la cantinera, ambos amores líricos, y un cierto Amor épico o entusiasmo patriótico por la muy heroica conquista napoleónica, resulta ser una tirolesa de noble ascendencia que está dispuesta a abandonar todo esto por el amor lírico por un tirolés aparentemente vacío de cualquier fidelidad patriótica. La tensión vital es la misma que en el caso de Los Justos, pero aquí parece triunfar el amor poco heroico entre un hombre y una mujer que nada tienen de individuos auténticos.

¿Qué predicaba yo en aquella cena que aparece en la foto correspondiente a mi juventud temprana? Me temo que entonces me encontraba mucho más cerca de esa persona a la que Camus no deja apretar el botón del detonador que del simple campesino tirolés que acaba cantando a la mayor gloria de Francia. Y, desde entonces hasta esta recientemente adquirida ancianidad ¿qué ha pasado conmigo? ¿Apretaría hoy un cierto botón, hablando en términos metafóricos, o me dejaría llevar por la sensiblería del amor? Como no sé responder a este interrogante no tengo más remedio que no entregarme y seguir luchando para llegar a ser alguien más allá de una partícula elemental prescindible. La sequedad de la que me quejaba en los dos miniposts con los que he empezado este no va a ser superada con el lamento, sino solamente con el mantenimiento de la tensión entre la individualidad y la especie sin rendirse a la una o la otra.

Qué es «las Indias»

David de Ugarte2819 ~ ~ 29 de octubre de 2014 ~ 0

Josekis fáciles 1

josekiUna vez aprendemos los básicos más básicos del Go y empezamos a jugar aparece el primer momento de crisis: ¿tengo que aprenderme los josekis? Los josekis son estudios de esquina. La idea es que se considera joseki aquella serie de movimientos cuyo resultado final es aproximadamente equivalente para ambos jugadores. Es un óptimo para ambas partes y ninguna de las dos podría mejorar su situación a costa de la otra a lo largo de la serie. Es decir, un joseki es algo así como un baile ritual en el que si ambos jugadores juegan inteligentemente ganan ambos.

Un dicho muy querido de los jugadores de Go asegura que los josekis hay que estudiarlos primero y olvidarlos después. Y es que estudiar los josekis nos enseña la lógica táctica del juego mejor que ningún otro ejercicio, pero en ningún caso la sustituyen: si intentas memorizarlos en vez de comprenderlos serás más débil y en cuanto tu rival se de cuenta te sorprenderá sin dificultad.

En esta serie vamos a estudiar los 38 josekis básicos de Kosugi y Davis pero con muchas menos variantes que ellos. La idea es que el lector se familiarice con la lógica del ejercicio para que luego pueda disfrutar ese u otros libros similares.

Dieciséis de los treinta y ocho comienzan en el punto 3-4 (komoku). Hoy estudiaremos el primero de estos dieciseis josekis. Lo haremos con una sola variante y usando un tablero interactivo para explorarlas. El lector tendrá un breve texto explicativo bajo el tablero y podrá elegir qué variante seguir pinchando sobre las letras que muestran las alternativas en cada jugada.

(más…)

RecetarioIdiomas

Diccionario de Go/Baduk/Weiqi

Cursos de Go Baduk Weiqi

Juan Urrutia2167 ~ 24 de octubre de 2014 ~ 3

Las ramas viejas y altas

ramassecasaltasEn el último minipost les decía que me sentía seco como la rama de un árbol muerto, sin ideas nuevas y harto de repetir las mismas todo el tiempo. Hoy confirmo la impresión de falta de ideas nuevas y de la continua repetición de las viejas. En mis entrenamientos que practico tres veces por semana, he aprendido que es necesario desconectar unos músculos de otros a pesar de que esa conexión podría venir bien cuando se trata de hacer un esfuerzo especialmente grande. El ejemplo más ridículo de esa conexión es la utilización de los hombros para estirar bien los gemelos. Ejemplo de conexión ridícula, en efecto, pero también de su utilidad, pues a menudo no hay forma de mantener la pierna correspondiente lo suficientemente lejos como para que de verdad se estire el gemelo sin, al tiempo, apoyar los brazos en alguna superficie y cargar los hombros. El resultado de esa ayuda entre partes del cuerpo es que el gemelo no se estira todo lo que podría. Es naturalmente este entrenamiento que practico hace años el que ha hecho de mi un confederalista político: que cada miembro de ese cuerpo que llamamos confederación se las arregle como pueda sabiendo que no es lo adecuado con el espíritu del arreglo pedir demasiada ayuda y que solo se debe contar con un centro aparentemente de sobra y, sin embargo, crucial. Como los abdominales. Pero esto ya lo había dicho aquí, por lo que siento que estoy más seco de lo que pensaba y que no me extrañaría que tuviera que acudir a ese tipo de podador que corta ramas altas amenazadoras mediante una especie de palo rematado por un tijera que se abre y se cierra con ayuda de una cuerda que se maneja desde abajo. Porque estas ideas serán viejas, pero son altas.

Juan Urrutia2167 ~ 23 de octubre de 2014 ~ 2

Completamente seco

portada-hoyEl número de asuntos de interés disminuye en proporción a su importancia. Es decir, más se concentra cada periódico en unos pocos asuntos cruciales y menos atención presta a un abanico de asuntos aparentemente banales que, sin embargo, configuran nuestra cotidianidad. Pensemos en el Estado Islámico o en la lucha yihadista en general, en Ucrania y las tensiones secesionistas en el Este, en Europa y su deflación, en el Ébola en África o en España en particular o, si nos sentimos animados, en la corrupción española con el ejemplo ridículo de las tarjetas opacas. Mi problema como bloguero es que de todo esto ya he hablado o no sé decir nada serio o no hay nada que decir. Al final estas cosas dependen de cosas muy básicas. Veamos tres.

  • El origen de la legitimidad, a elegir entre la fuerza o las convenciones o, lo que es lo mismo, Schmitt vs. Kelsen, algo de lo que, realmente, no se puede decir nada.
  • De las rentas (marshallianas) o cuasi-rentas y su erosión o su permanencia, de cuya disipación en el límite de la competencia estoy harto de hablar.
  • De la forma de gobernabilidad, sobre lo que, de manera ex novo solo cabe decir que lo que debe primar es, otra vez, o la fuerza o la convención, y esta última, en este caso, debiera ser el principio de subsidiariedad y la confederación (no necesariamente de Estados) a la que ese principio nos lleva.

O sea, que me encuentro seco como una rama vieja de esas que caen en otoño. Nada que contar, me digo a mi mismo, aunque quizá mañana pueda contar algo sobre La Fille du Regiment con sus nueve dos.

Juan Urrutia2167 ~ 16 de octubre de 2014 ~ 1

The Economist 11-17 de octubre

economistMañana llega a los kioskos el nuevo número de The Economist y, como todas las semanas, llegará con algún artículo que merece la pena. El número anterior me resultó especialmente atractivo pues contenía al menos las siguientes cuatro entradas que me interesan y mucho ahora mismo.

En la página 4 comentaba inteligentemente el futuro del libro, cosa ésta que preocupa a los que, como yo, adoramos al libro como objeto.

En la p.39 nos regalaba un bonito artículo sobre el Estado de Colorado, una mezcla única de conservadurismo económico y de progresismo social al ser un Estado tradicionalmente Republicano y rico, pero de los primeros en admitir las bodas de gente del mismo sexo y el uso habitual de marihuana. Tengo que volver por un lugar en el que fui feliz sin un duro en el bolsillo, pero con Alan Ginsberg recitando su Aullido sobre el césped del campus de la C.U. en Boulder.

En la p.65 pone en entredicho el futuro de la banca a no ser que se renueve, justo cuando en el cierre de la reunión de Gijón sugerimos que cabría una utilización inteligente de la información que acumulan los bancos a efectos de vender nuevos productos que podrían ayudar a hacer florecer la Sharing Economy al tiempo que lavan la imagen del sector.

Esto se complementa, en la p.69, con el recuadro sobre el Crony Capitalism, ese capitalismo de amigotes que tanto criticamos en esa reunión de Gijón y del que volvimos a predecir ese declive que nos llevará hacia una verdadera economía de mercado no necesariamente capitalista.

Juan Urrutia2167 ~ 15 de octubre de 2014 ~ 0

Jean Jacques y Jean

bildo-tirolA muchos de nosotros Francia nos ha dado siempre envidia y nos la sigue dando. A pesar del atractivo indudable de los EE.UU. entre los economistas, cuando un colega francés resulta destacado nos sentimos orgullosos, o al menos a mí me ocurre esto.

Me acaba de ocurrir con el premio Nobel que ha recibido Jean Tirol, un jovenzuelo de solo 61 años y que quizá lo hubiera recibido junto a Jean Jacques Laffont si este no hubiera muerto prematuramente. Son dos ejemplares de economista francés educados en el sistema de Grands Ecoles que además, en su caso, son dos grandes constructores de instituciones fuera de París.

Yo conocí a Laffont en California en el verano del 1974 y luego nos tratamos bastante cuando cada uno por su parte intentábamos, junto con muchos otros, crear centros de calidad cada uno en su país y fuera de las respectivas capitales.

Así nació ASSET, una asociación que continúa bien viva tal como se puede ver aquí. Y fue a través de esta asociación y de la Escuela de verano de la FUE que tuve algunos contactos con Jean Tirol tanto en Bilbao como en San Sebastián de los que a veces me he hecho eco en este blog. En mis propias publicaciones se trasluce la admiración que he tenido a ambos. En el caso del reciente joven premio Nobel, mis ideas provenían directamente de él en el campo de la especulación o de las burbujas, pero sobre todo en el campo del gobierno corporativo con la idea de la Stakeholder Society a la que se hace referencia, entre otros muchos sitios, en el post con el que acabo de enlazar.

A pesar de las enormes contribuciones de estos dos economistas franceses lo que me más me gusta recordar es su terquedad en quedarse en la periferia desde la que irradian sus ideas y su insistencia en no abandonarse en esa periferia mediante un nomadismo enriquecedor.

Manuel Ortega448 ~ ~ 9 de octubre de 2014 ~ 8

Streaming: Hoy arranca la Anĉovoligo

Actualización: Muchas gracias a todos por seguirnos!! En la Anĉovoligo comenzaremos a editar los vídeos del evento lo antes posible para poder compartir con vosotros un registro de calidad de las entrevistas de «Más allá de la Sharing Economy»

Estadísticas del Correo de las Indias

3.905 feed subscribers

El Correo de las Indias es el blog colectivo de los socios del
Grupo Cooperativo de las Indias
Gran Vía 48 - 48011 - Bilbao
F-83409656 (SIE) ~ F-85220861 (EAC) ~ F-95712659 (E) ~ G-84082569 (BIE)