El Correo de las Indias

Una vida interesante

Grupo Cooperativo de las Indias

Juan Urrutia

Juan Urrutia 2154 ~ 16 de septiembre de 2014 ~ 0

Rifking

la-sociedad-de-coste-marginal-ceroAyer la Fundación del Pino nos ofreció la conferencia de Jeremy Rifking sobre su nuevo libro, La sociedad del coste marginal cero, en el que nos habla sobre el internet de las cosas, el procomún colaborativo y el eclipse del capitalismo. No es la primera vez que menciono a este ensayista en este blog. Ya en el año 2006 le mencionaba en conexión con las ideas de Becker y Posner cuando inauguraron su blog dos años antes. Las reproduzco aquí traducidas por mí:

El blogueo es uno de los fenómenos más significativos en el campo de lo social, de lo polí­tico y de lo económico. Es una ejemplificación asombrosa y novedosa de la tesis mantenida por Hayek y, según la cual, el conocimieto está ampliamente distribui­do entre la gente, de forma que el reto para la sociedad es crear los mecanismos que permitan poner en común ese conocimiento. El poderoso mecanismo al que los economistas en general, y Hayek muy en particular, prestaron su atención, es el mecanismo de precios (el mercado). El más reciente de estos mecanismos es la “blogsfera”. Hay cuatro millones de blogs. Internet permite la instantánea puesta en común (y por lo tanto la corrección, el refinamiento y la amplificación) de ideas y opiniones, hechos e imágenes, reportajes o trabajo académico generados por los bloggers.

En palabras más breves, podríamos decir que lo que entonces se llamaba La Red podía sustituir al mercado en su papel de procesar la información dispersa y ponerla en el conocimiento público. El mercado consigue este «milagro», tal como destacaban los austríacos, y en especial Hayek, generando precios que son nada menos que un estadístico suficiente de toda la información repartida entre los agentes económicos. Cuando La Red crece y lo hace distribuidamente la información, por muy desperdigada que esté, es conocida por todo el mundo a un mero golpe de búsqueda en cualquier buscador de internet.

A partir de esa idea comenzó la elucubración cada día más intensa sobre las posibilidades económicas y sociales de la blogsfera. Y hemos llegado hasta imaginar un sistema económico alternativo al capitalismo de mercado o al socialismo centralizado. Nada menos que esto es lo que anunciaba ayer Jeremy Rifking en la Fundación del Pino, en un ejercicio de lo que un día llamé Economía Desmeracada (en el contexto de un artículo sobre el fenómeno de las ciberturbas que tanto juego ha dado años más tarde) como el estudio de fenómenos que consideramos económicos sin ayuda del mercado y con el apoyo de las instituciones en sentido amplio o de ideas que no se relacionan con el mercado.

Nos anunciaba con bastante elocuencia que el capitalismo se eclipsa y que con el apoyo de lo que hemos dado en llamar la Internet de las cosas, llegamos o llegarán nuestros hijos o nietos a un sistema que podemos denominar el procomún colaborativo en el que los agentes ya no se diferencian entre productores y consumidores, sino que todos son ya ambas cosas a a la vez y comparten lo que producen. Genero mi propia electricidad y la vuelco en la red para que la utilice cualquiera que esté enganchado a ella. Y así en casi todo.

No son ideas del todo novedosas y en cierto sentido ya estaban en El Capitalismo que Viene; pero se me antoja significativo que alguien como este ensayista pretenda darles una amplitud tan general. Sin embargo, estas ideas tardarán en aceptarse y formar parte del conocimiento común, y es posible que si se aceptan nos quedemos anclados en ellas.

Ayer la audiencia del auditorio de la Fundación del Pino estaba menos lleno de lo normal y la edad media de los asistentes muy por debajo de otras ocasiones. Los mayores no las entendemos muy bien y, lo que es peor, aquellos que dicen entenderlas las hacen suyas con tanta prisa y vehemencia que creen que los mercados desaparecerán mañana sin oposición y que todos seremos generosos en nuestro compartir el procomún que generaremos entre todos. En mi opinión, sin embargo, el mercado será necesario para seguir compitiendo con nuevas innovaciones justamente en la Internet de las cosas y no tendremos más remedio que esforzar nuestra imaginación para la creación de nuevas instituciones que permitan el reparto de lo producido de manera civilizada.

Es decir, hemos de prepararnos para ir más allá de la Sharing Economy.

las Indias

las Indias 1002 ~ 16 de septiembre de 2014 ~ 0

Lecturas interesantes del 16 de septiembre de 2014

  • El peligro de la economía hipster
    La mirada del otro como un objeto, su idealización o abstracción dentro de montajes artísticos… La autora apunta a la cultura hipster como una forma hipócrita de representar sin hacer una divisoria social creciente.
  • Una Europa neutral y sin estado: Moresnet/Amikejo (1816-1915)
    ¿Puede una comunidad no controlada por un gobierno ni la coerción de las fuerzas de seguridad evitar el caos y el crimen? ¿Puede esa comunidad resolver sus disputas sin necesidad de un poder judicial? ¿Puede prosperar social, cultural y económicamente sin el amparo de un estado? Sí, el ejemplo fue Moresnet, un territorio en disputa del noroeste de Europa.
  • The New Climate Economy
    Página interactiva con los resultados del informe encargado por la ONU y cuyo principal objetivo es descubrir las vías de recuperación del crecimiento económico que permiten al mismo tiempo enfrentar el cambio climático.
  • Le Monde: «Se puede salvar el planeta y recuperar el crecimiento económico»
    Un artículo en Le Monde presentando el informe «New Climate Economy» encargado por Naciones Unidas
las Indias

las Indias 1002 ~ 15 de septiembre de 2014 ~ 0

Lecturas interesantes del 15 de septiembre de 2014

    Share Better

  • «Comparte mejor»: el mundo sharing de NY contra airbnb
    «Share Better» es una agrupación de activistas, vecinos y electos que ha lanzado una campaña detallando abusos y situaciones de lo más siniestras en la experiencia de usuarios de airbnb.
  • La moral básica y la teoría económica del NO a las leyes migratorias
    ¿Le preguntamos a los varones si «dejaban» trabajar a las mujeres porque se intuía que la competencia les podía haber perjudicado salarialmente? ¿Tiene sentido pensar que una sociedad puede llegar a ser más rica si se niega a dar oportunidad de trabajar a una parte de los que quieren vivir en ella?
  • Terrorismo disperso en Chile: «los tenemos identificados»
    Lo que tampoco entiende la Presidenta es que los nuevos activistas no cuadran con el perfil clásico del muchacho de población de los 80 que se iba a militar al MIR, al PC o a una de las fracciones del PS; que más bien son chicos(as) de clase media alta venida a menos, que viajan harto, que fueron excluidos del Estado –los altermundistas, les llama David de Ugarte– por el reparto del botín que hizo la derecha y la Concertación y que crecen al alero de esas zonas grises, donde el Estado no llega por su propia definición o donde es incapaz de mantenerse por su pérdida de potencial económico, y que ya, en otros países, empiezan a construir paraestados y redes criminales transnacionales. Allí, sea por la desidia de la elite política o la ausencia de Estado, creció Hamas, Al Qaeda, el Primero Comando da Capital en Sao Paulo, o los carteles mexicanos que ya están incrustados en el Estado mexicano y de lo cual será muy difícil desprenderse. En Chile, en ese mismo espacio, se han multiplicado también los anarquistas y encapuchados de todo tipo, que tienen apellidos de inmigrantes, que vienen de familias con pasado esplendoroso pero que el reparto del botín los privó de acceso a las posibilidades de competir, al mismo tiempo que les negó la protección clientelar, porque el Estado subsidiario los abandonó y que ahora, por boca de la Presidenta, además, los reprimirá. Ese Estado que no entiende que la destrucción social hoy no es homogénea ni está organizada verticalmente. Por el contrario, en una sociedad tan fragmentada como la nuestra la hecatombe puede venir de distintas direcciones y con fines disimiles. Es la crónica de un conflicto anunciado, donde la bomba resulta ser la consecuencia y no la causa del problema. Un Estado, como se ha anunciado, que solo actuará en ese escenario con el método tradicional, puede concluir dando una respuesta errada, y cuyos efectos nocivos termine pagando quien lo lidera.
  • David Cameron (Wikipedia año 2100)
    ¿Cómo será recordada la actual generación de políticos británicos? Según nuestro profesor oxoniano favorito como el origen del gran declive británico.
  • Por qué los jihadistas aman twitter… y la CIA no quiere que les cierren las cuentas
    Un curioso equilibrio cooperativo según TIME. A unos les permite una forma de propaganda que manejan bien y ganar adherentes, a los otros localizar a esos adherentes. Los «followers» son peones para unos y para otros en un siniestro juego posicional.
  • Reinterpretar el territorio
    Formas nuevas de interpretar el territorio desde dimensiones diferentes, de mirar la realidad con ojos diferentes para ver lo que otros no. Quienes lo saben hacer a menudo obtienen una ventaja tremenda sobre el adversario.
David de Ugarte

David de Ugarte 2808 ~ 14 de septiembre de 2014 ~ 3

Cómo el EIIL está cambiando tu forma de ver el mundo

comic del EIIS publicado en twitterSeguramente lo más triste del periodo histórico en el que vivimos es que las organizaciones más descompuestas, más destructivas, llevan la vanguardia en las formas de generación de consensos y relato social.

El jihadismo, hace más de una década, fue el primero en organizarse de forma realmente distribuida a gran escala. Aunque la presión de la propaganda norteamericana tras la muerte de Bin Laden hizo lo posible por borrar lo aprendido en diez años de netwar y algunos analistas volvieron a retratar a Al Qaeda como una organización «tradicional», lo cierto era que en ese momento la retirada americana había alimentado la descomposición en Iraq y el jihadismo ya había abierto un gran pasillo africano. Solo la mirada estratégica europea, y seguramente por motivos equivocados y desde contextos peligrosos, acertó a entender que la guerra había pasado a un nuevo nivel.

Mirad los mapas, no Facebook ni Twitter

twitter eiilOlvidaos de la máquina de propaganda virtual jihadista y de su capacidad de reclutamiento en medio mundo. Eso es ya rutina para una netocracia que lleva décadas en pie.

Sin embargo, en todo ese proceso, orgánico en una red como la yihadista, el modo de representación del territorio, del espacio -esa gran metáfora del poder- es fundamental para entender por qué el área de operaciones militares del jihadismo se ha expandido hasta un punto que parecía imposible hace tan solo unos años.

Los mapas son constructos culturales, formas de relatar que condicionan la forma en que vemos la realidad y cómo nos vemos en ella. La forma contemporánea del mapa, en la raíz misma del nacionalismo decimonónico, proyecta el ideal de la unión de territorio y destino colectivo. El mapa contemporáneo es una representación «política» del estado y sus aspiraciones (todavía me acuerdo cuando en el colegio distinguían entre mapas «naturales» y mapas «políticos»).

Durante la primera etapa de la emergencia del «Estado Islámico de Iraq y del Levante», el tipo de mapas que usaban los medios reproducían esta misma forma de representación:

estado-islamico-territorios-1 estado-islámico-territorios-2

Así, la representación cartográfica reforzaba la idea de «Estado» con la que el grupo jihadista adornaba su nombre, asociándolo a la idea nacional de estado. Pero, paradójicamente, los mapas que la propaganda del EIIL mostraba eran mucho más estilizados, enfatizando mucho menos el territorio que el control de las vías de comunicación y agua.

estado islamico estiliza

El mensaje político implícito sobre el propio grupo y su crecimiento reforzaba la idea básica de la netwar que ya habíamos visto en África: las fronteras no son tales, la gente vive en ciudades y pueblos que se comunican mediante caminos. Solo puede consolidar un poder el que puede moverse entre ellas porque controla los caminos. Controlar la movilidad, y con ella los abastecimientos esenciales, es la base de un poder flotante, ágil, agotador y resiliente. El territorio no interesa, es un espacio vacío, desierto (sin personas) y por tanto sin valor. Quien controla nodos y vectores es el verdadero estado y ese es hoy, de los límites de Alepo a los de Bagdag, un estado jihadista. El mapa del programa final, el gran Califato territorial, es solo una consecuencia, un desarrollo orgánico, un límite que se construye desde la red.

Unas semanas después, la forma hegemónica de relatar cartográficamente la guerra en Iraq por la prensa europea es un puro dibujo de nodos y vectores:

estado-islámico-vectores

El jihadismo se ha dotado de una nueva forma de representar cartográficamente el mundo. Una forma de representación que le ha permitido repensarse y crecer más allá de lo que podíamos imaginar. Los medios parecen haberla aceptado, tal vez pensando erróneamente que resultaba menos inquietante para el lector europeo, acostumbrado al relato cartográfico nacionalista. Pero no podemos dejar de preguntarnos qué pasaría si comenzáramos a representar a Europa, sus conflictos, sus movimientos políticos y sus espacios comerciales de un modo similar.

Juan Urrutia

Juan Urrutia 2154 ~ 13 de septiembre de 2014 ~ 0

El discursete de la medalla

250px-Universidad-carlos3Magnífico señor Rector, autoridades, señoras y señores,

Comienzo expresando mi agradecimiento al Consejo de Gobierno de esta Universidad Carlos III por la concesión de la medalla de honor como Presidente del Consejo Social que fui hace muchos, demasiados años. Fue una presidencia relativamente breve, pero me sirvió para reflexionar sobre la universidad, institución a la que he servido casi toda mi vida profesional, puntuada ésta por otras actividades menos santas.

Me emociona que este honor que se me otorga coincida con el 25 aniversario del comienzo de las actividades de esta universidad concreta, hoy entre las 50 mejores del mundo de menos de 50 años. Algo debimos de hacer bien desde aquella Comisión Gestora presidida por Gregorio Peces Barba, pero la cosa no hubiera llegado a tanto sin el apoyo firme de las autoridades centrales y autonómicas representadas en aquel primer Consejo de Administración, precedente del Consejo Social, y que presidía Juan Rojo, alguien de cuya mano izquierda aprendí yo mucho.

Hace pocos años esta institución me hizo otro regalo, esta vez un poco envenenado, pero no podía negarme al ofrecimiento por parte del Rector Peña a pronunciar la Conferencia de graduación de toda una cohorte del Área de Humanidades. Se trataba de dirigirme a ellos desde mi experiencia, en aquel entonces ya bastante dilatada, y también de escandalizarles un poco. Les animé a no tener miedo a dimitir de cualquier puesto en el que no se sintieran gozosos sin temor a la vida o al precio del cambio.

Nadie me había enseñado a mí a cambiar de dirección en la vida y mi mucha movilidad tuvo su precio, que reconozco ahora. Tanto cambio y, desde luego, mi evidente juventud, explican, al alimón, que no haya acumulado muchas medallas y que, quizá por esa escasez, aprecie mucho ésta. Quizá, pero lo que es seguro es que me resulta especialmente significativa porque el Consejo Social es un gozne y los goznes son muy importantes. Piensen que el poco éxito de las varias reuniones negociadoras de estos últimos meses para arreglar conflictos globales inesperados, como lo son todos los de un sistema complejo, se debe sin duda a la falta de un gozne entre las tablas de la ley de una parte y las de la otra. Un gozne girando sobre el cual los memes sociales y culturales de una comunidad pueden encontrar su correspondencia en los de otra comunidad, detectando así nuestra sombra en el otro. Si un Consejo Social es importante y debe ser cuidado es porque es un gozne que, si no está bien engrasado, no podrá evitar una batalla por el control del territorio entre comunidades universitarias y empresariales o sociales en general. Por el poder, vaya.

Trabajar por el buen funcionamiento de este gozne fue pues toda una responsabilidad, pero es que además, en mi caso, fue divertido por varias razones. La principal, sin duda, poder mandar sobre Gregorio (¡es broma!), pero también por la presencia diaria en nuestras oficinas de Mari Cruz Garijo y de Aurelia Modrego, sin las cuales la tarea hubiera sido mucho más ingrata.

Muchas gracias.

Qué es «las Indias»

Natalia Fernández466 ~ ~ 16 de septiembre de 2014 ~ 2

Gladiadores inmortales

GladiadoresHasta hace unos días todo lo que conocía de los espectáculos de gladiadores se debía a las películas de romanos. En las películas, el entrenamiento, las condiciones de encarcelamiento y la posibilidad de morir en cada pelea, hacían de las casas de gladiadores el peor destino para un esclavo.

Llevo unos meses leyendo la serie «Roma Subrosa» de Steven Saylor, una forma estupenda de descubrir la vida cotidiana en Roma de la mano de Gordiano el Sabueso. Y contradiciendo a las producciones de cine, si bien la lucha era un destino cruel, todavía lo eran más las minas o los barcos. Ya, lo primero que piensas es que en una mina no dependes del capricho del público o del dedo de César. Pero, ¿mueren los gladiadores sólo una vez? La respuesta podría ser «no siempre». (Aviso: a partir de aquí comienza el spoiler de una tarde en la que Gordiano, presionado por Cicerón, se ve obligado a quedarse a unos juegos funerarios organizados en honor de un antiguo cliente).

El espectáculo le abruma y fascina: hombres con diferentes ropajes y el rostro cubierto luchan con una destreza y compenetración extraña e increíble. Curiosamente, se ve contratado para buscar el campamento y a uno de los luchadores a los que ha visto morir en los combates. Si hay algo que mueve a Gordiano el Sabueso es descubrir el por qué de las cosas. Lo que encuentra es una cooperativa de hombres libres que han aprendido a burlar la muerte, diseñan coreografías de lucha, utilizan armas con punta retráctil y esconden estratégicamente bajo los disfraces bolsas de sangre en los puntos donde asestar el golpe mortal. Una ilusión que mantienen gracias a una itinerancia continua y su ingenio para crear nuevos personajes de lucha y nuevos artilugios. Una buena metáfora sobre la innovación y la reinvención permanente.

RecetarioIdiomas

David de Ugarte2808 ~ ~ 15 de septiembre de 2014 ~ 2

La primera charla TEDx en esperanto, ahora con subtítulos en español

Tras dos años esperando, por fin han sido aprobados los subtítulos en español y esperanto de la charla que di hace dos años en el TEDxMadrid y que fue la primera en esa lengua. Cosas de los servicios centralizados como Amara, por muy colaborativos que sean.

Fue mi primer TED, eran días difíciles y estaba muy nervioso, pero creo que conseguí transmitir con cierta claridad el valor comunitario de las lenguas sintéticas y nuestro cariño por el Esperanto. Aunque sea con «un poco» de retraso espero que disfrutéis la charla y la compartáis con vuestro entorno si os resulta interesante.

Manuel Ortega445 ~ 15 de septiembre de 2014 ~ 0

Ampelmännchen, el mejor embajador de Berlín

trafiklumuloAmpelmännchen, el simpático pequeño hombrecito de los semáforos berlineses, acaba de cumplir 50 años, tan solo unos años después de pasar a ser parte del dominio público. Este dedicado trabajador es el mejor embajador de Berlín. Capta nuestra atención con un nuevo cuento sobre la ciudad y escapa de los trillados y aburridos souvenires. El estudio de la historia del hombrecito de los semáforos de Berlín nos acerca a la historia de los símbolos en los semáforos. Pero aun más importante, nuestro amigo berlinés de los semáforos saca a relucir la pregunta sobre cómo se cuentan las ciudades y cuáles son sus embajadores.

Sirenas, gigantes, arqueras, Neptuno, flautistas, todos son ciertamente buenos embajadores y sus cuentos e historia ayudan a la familiarización entre los visitantes, los habitantes y las ciudades. Pero, ¿qué les falta? ¿Cuál es el secreto de Ampelmännchen? La respuesta a ambas preguntas es «proximidad»: Ampelmännchen de seguro te acompañará en Berlín, y cruzar la calles con la ayuda del pequeño hombrecito verde será una atracción más de tu visita.

las Indias1002 ~ ~ 12 de septiembre de 2014 ~ 0

Juan Urrutia recibe la medalla de oro de la Universidad Carlos III

imageEn estos días se conmemora el vigésimo quinto aniversario de la Universidad Carlos III. Coincidiendo con la apertura de curso la Universidad ha querido reconocer la labor fundacional de Juan Urrutia y su posterior papel como presidente del Consejo Social, otorgándole la medalla de oro de la Universidad. Juan, hace tan solo unos minutos, ha agradecido el reconocimiento poniendo en valor el papel de aquel órgano, como

un gozne girando sobre el cual los memes sociales y culturales de una comunidad pueden encontrar su correpondencia en los de otra comunidad, detectando así nuestra sombra en el otro.

Con la perspectiva de los años, la labor de Juan resulta cada vez más evidente. En estas décadas ha inspirado, impulsado, construido y puesto en marcha, sin despegarse un segundo del desarrollo de un pensamiento siempre fresco y subversivo, instituciones que perduran en los ámbitos más diversos, desde una universidad al pequeño grupo de cooperativas que nos da serenidad a los indianos.

En un tiempo donde las instituciones se desmoronan, el hacer de Juan y la permanencia de sus resultados vindican su pensamiento como nunca. Los indianos damos las gracias a la Carlos III por hacerlo público y visible, y a Juan por tenaz, por seguir construyendo y sobre todo por seguir alimentando nuestra pasión por aprender.

Juan Urrutia2154 ~ 11 de septiembre de 2014 ~ 1

Apertura de curso

CampuscolmenarejoLa ceremonia de apertura de curso de mañana día 12 de septiembre servirá como conmemoración de la puesta en marcha de la Universidad Carlos III de Madrid que había sido aprobada bastantes meses antes por la Asamblea de la Comunidad Autónoma cuando Joaquín Leguina era su Presidente y Felipe González era el Presidente del Gobierno Central. Yo y mi familia habíamos pasado el verano en Jávea en una casa alquilada a unos amigos y por estas fechas ya estábamos en Madrid haciéndonos cargo de la mudanza. Rafa empezaba la universidad e Itziar el colegio. Estos cambios son siempre traumáticos, pero yo me libré en buena parte de ellos, pues tenía que pasar todo el día pendiente de la Universidad, que todavía no tenía oficinas en Getafe, y cuya Comisión Gestora se reunía en una oficina de los bulevares. En seguida pasamos ya a Getafe y comenzaron los trabajos apasionantes de contratación para comenzar el primer curso de economía al siguiente año. Fueron momentos excitantes y pensar en ellos me rejuvenece. Mañana seguramente me emocionaré un poquitín. Solo tenía 45 años.

Estadísticas del Correo de las Indias

860 feed subscribers

El Correo de las Indias es el blog colectivo de los socios del
Grupo Cooperativo de las Indias
Gran Vía 48 - 48011 - Bilbao
F-83409656 (SIE) ~ F-85220861 (EAC) ~ F-95712659 (E) ~ G-84082569 (BIE)