El Correo de las Indias

Una vida interesante

Grupo Cooperativo de las Indias

10 días que conmovieron el i-mundo

El eje i-mode / Linux empieza a solidificar como base de un nuevo mundo. El paso de la nueva generación i-mode a software libre en Japón marca un punto de inflexión en la situación tecnológica mundial. Microsoft y los defensores del software propietario tienen cada vez más difícil acceder al mercado móvil, es decir al futuro. En nuestro país, mientras tanto, la revolución keitai abre caminos que sirven de referencia internacional pero también se enfrenta a sus primeras dificultades. ¿Quedaremos fuera?.

NTT-DoCoMo es la mayor operadora de Japón y uno de los gigantes mundiales en telefonía. Fue la creadora de i-mode allá por 1999. El sólo hecho de que anuncie que piensa desarrollar su nueva generación de móviles sobre Linux ya sería una noticia de calado. Pero va mucho más allá.

Toda la industria tecnológica, empezando por Gates, tiene la vista puesta en la revolución keitai, el desarrollo masivo de una nueva generación de móviles que tomarán el lugar de muchas de las funciones que hoy satisfacen los ordenadores personales. El contexto tecnoestratégico está decantándose desde este verano. Por un lado China, el mayor mercado de telefonía del mundo, enfrentaba a Microsoft y focalizaba el futuro del país en el desarrollo de Linux. Por otro la cumbre de los países asiáticos de este otoño daba un fruto inesperado: Japón, Corea y China acordaban elegir en común junto con sus grandes empresas un sistema operativo de software libre para la telefonía móvil de la próxima década, una base tecnológica común para la revolución keitai.

En un principio Japón presionaba en favor de la adopción de Tron y China, como bien claro vió Motorola, de la de Linux. DoCoMo parece haber decantando ahora la balanza incluso contra la que era la opción nacional japonesa. ¿Por qué?.

Los teléfonos del futuro son de hoy

Mientras en España la i-revolución da sus primeros pasos comenzando Telefónica la introducción de terminales de la serie 300-i, en Japón ya van por la 500-i. Un simple vistazo a lo que ofrecen y a lo que es la vida móvil allí y en los países avanzados de Asia como Corea o Taiwan, llama la atención. Las consecuencias culturales están yendo mucho más allá de los cambios en los modelos de negocio. Los consumidores demandan servicios cada vez más complejos e integrados en sus keitai (móviles), cada vez más entendidos como interfaz universal. Para soportarlos hacen falta nuevos terminales más complejos. Mantener precios asequibles en la fabricación de éstos es crucial en el salto de una generación a otra, así que DoCoMo se plantea una doble estrategia que traslada a los fabricantes: estandarizar componentes (que hacen terceros como Intel o Texas Instruments) y sistema operativo para alcanzar economías de escala. En este contexto sistemas operativos propietarios como Symbian (con quien DoCoMo también está coqueteando) o Microsoft Windows Mobile, se convierten en un peso, en un gasto superfluo. Una estricta lógica empresarial hace converger el desarrollo de la revolución keitai con la del software libre. Como Neuromante y Wintermute, la fusión ambas, dará paso a un mundo nuevo, la verdadera sociedad de la información.

Mientras en España…

Nuestro país está mientras tanto en un estadio muy inferior de ambos procesos. Y, en lo que respecta a la revolución keitai, a punto de perder el tren en el mismo momento en que parecía que nos decidíamos a entrar en la estación. Sin embargo, a veces también vamos en cabeza. La noticia saltaba en vísperas del puente de la Constitución: por primera vez en el mundo una bitácora sería parte del menú oficial i-mode. De hecho dos bitácoras: Asiatech e i-Bitácora, ambas en el menú e-moción (el diario>>tecnología)… y ambas de esta casa, la Sociedad de las Indias Electrónicas.

La noticia generó una rápida reacción internacional: el mismísimo Howard Rheingold, uno de los creadores del mítico WELL y uno de los gurús más influyentes que ha dado el MIT, nos escribió felicitando nuestra labor pionera. Poco después, en SmartMobs.com, la bitácora que da continuidad a su famoso libro, escribía un post presentándonos a sus seguidores a partir del artículo de Wired del 2001 que relataba la primera experiencia internacional de moblogging, puesta en marcha por Jorge Otero y David de Ugarte como pioneros del moblogging y el blog de referencia en español del mundo i-mode.

¿Dulce i-Navidad?

Esta campaña navideña es clave para el arranque de la i-revolución y sobre todo para la credibilidad del menú de e-moción, el árbol sobre el que debe apoyarse la construcción del ecosistema wireless español.

Sin embargo, parece que los handicaps se acumulan. En primer lugar la política de precios. Todos esperamos una sensible bajada de tarifas en la transmisión de datos i-mode. El precio de la transmisión de datos por defecto (GPRS) es de 26€/Mb y mediante bonos 6&euros; por Mb. Un usuario con bono GPRS que entre una vez al día en e-moción a leer novedades de un par de sitios y que envíe un MMS con una foto de compresión media al día, se encontrá pagando unos 24€ mensuales por hacer un uso no muy intensivo de su keitai. No es para asustar pero tampoco como para no preocuparse por el saldo o la factura. Ofertas y tarifas rompedoras para los heavy users de datos, serían buenas hoy, pues el usuario medio, que recuerda WAP sobre GSM, asocia transmisión de datos a algo frustrantemente lento, caro y estéticamente feo.

Por otro lado, los nuevos teléfonos estrella (el TSM-30i) están capados para obligar a que la única forma en que los usuarios puedan pasar sus fotos del teléfono al ordenador sea mediante el envío de un MMS, algo que es percibido como cicatería por el usuario y que puede ser contraproducente de cara a su fidelización. El resultado: en vez de impulsar una cultura del móvil en la que cada vez se usa para más cosas, se inhibe al usuario de sacar todo el jugo de su terminal por miedo a gastar demasiado.

En segundo lugar, la publicidad de i-mode en España parece haber perdido el objetivo. Takeshi Natsuno comentaba que gran parte del éxito inicial de i-mode en Japón se había debido a un buen enfoque publicitario. Los primeros anuncios no vendían tecnología sino servicios, posibilidades de acción para los nuevos usuarios. La cara de la campaña fue una popular y joven actriz japonesa con un alto grado de identificación entre los jóvenes. En la campaña española en cambio, se venden cacharritos con “tecnología i-mode” y no servicios. Los personajes (“estarás orgulloso”) producen escasísima por no decir nula identificación en cualquier sector de público: son personajes negativos que buscan la envidia de su entorno por poder hacer fotos o por tener tonos polifónicos en su keitai. Los servicios de e-moción ni se mentan. Como si no fuera ya bastante confuso para el público que el menú oficial i-mode español se llame igual que el menú WAP que nunca le gustó. Aunque se compraran el keitai con “tecnología i-mode”, ¿estarían tentados de navegar por el menú?. Si es así no será desde luego gracias a la publicidad. Toda revolución crece sobre mensajes claros e identificaciones fuertes. ¿Por qué ponérselo tan difícil a la i-revolución?.

Pero no toda la responsabilidad es del operador: los proveedores del menú oficial de e-moción no están realizando campañas de promoción de sus canales y es difícil, con la aún fortísima resaca del WAP, que la gente pruebe el menú por mera curiosidad, sin saber previamente qué buscar.

Conclusiones

En el mundo revolución keitai y software libre tienden a converger en un modelo no sólo tecnológico sino social. Mientras, entre nosotros, i-mode sufre las primeras dificultades: que sus primeros beneficiarios, operadora y proveedores, expresen de forma clara y decidida lo que supone. Expresar quiere decir transmitir en mensajes públicos, pero también en apuestas de inversión promocional. Se trata de un primer escollo heredero del atraso de nuestra cultura tecnológica. Un escollo que habrá que vencer, pues al ser cada día mayor la distancia que separa a España de los países en vanguardia de la Sociedad de la Información, cada día es más necesario también el arranque de i-mode.

«10 días que conmovieron el i-mundo» recibió 0 y , desde que se publicó el 11 de diciembre de 2003 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte

Deja tu comentario

El Correo de las Indias es el blog colectivo de los socios del
Grupo Cooperativo de las Indias
Gran Vía 48 - 48011 - Bilbao
F-83409656 (SIE) ~ F-85220861 (EAC) ~ F-95712659 (E) ~ G-84082569 (BIE)