El Correo de las Indias

Una vida interesante

Grupo Cooperativo de las Indias

¿Correrá Internet la misma suerte de Usenet?

Internet se decanta y separa fruto de las estrategias recentralizadoras de los gigantes de los servicios web. Mientras unos pocos viven Internet intentando mantener su autonomía, Google o Facebook apuestan por un futuro que dejaría buena parte de la Internet distribuida que hoy conocemos reducida a lo que es ya Usenet, un vestigio del pasado.

Hace mucho que los defensores de la intimidad temían que los grandes buscadores tuvieran en su agenda recoger y cruzar datos hasta obtener detallados (e intrusivos) perfiles de usuario. Al mismísimo Google le surgieron iniciativas que hacían de capa protectora como Scroogle, que permiten buscar en el gigante sin dejar IPs ni cookies. No es una maravilla del diseño, pero funciona con agilidad, tiene hasta un plugin para firefox y no deja rastro.

Pero si Scroogle lleva en su misma factura la imagen hacker de una respuesta underground, los servicios que aparecen ahora se presentan de una manera muy distinta. Es el caso de Ixquick un metabuscador que en enero de 2009 dejó de registrar IPs y que se presenta como El motor de búsqueda más confidencial del mundo. Ixquick permite además de la clásica búsqueda web, buscar vídeos y fotos, además de teléfonos y direcciones de empresas usando un algoritmo muy similar al que utiliza Google para localizar, partiendo de la web, negocios en el mapa. Como no podía ser menos también puede añadirse a los buscadores de tu firefox.

El móvil de los grandes servicios

El hecho es que las prácticas controladoras de Google suscitan cada vez más desconfianza, incluso de los que hasta hace poco le aclamaban sistematicamente. Cuando Google comunicó que anonimizaría los datos de los usuarios no logueados con una identidad suya, la misma revista Cnet lo calificó de propaganda y engaño:

Google is relying on the fact that the mainstream media (I’m looking at you New York Times and Washington Post) are clueless on these issues, as well as seemingly most of the technology press. Google’s new anonymization policy is totally worthless, and the company deserves to be called out for its deception.

Como comentan en Ixquick:

Las presiones comerciales para mejorar la eficacia de la publicidad, otros servicios comerciales y las oportunidades de ganancias que surgen al combinar datos recopilados de varios servicios a fin de cuentas llevarán a estas compañías a abusar cada vez más de su privacidad. Aunque últimamente Yahoo, Google y MSN han anunciado que disminuirán el tiempo de retención de datos, sus verdaderas intenciones son dudosas. La manera en que las direcciones IP se convierten en “anónimas” y la capacidad de seguir combinando los datos de búsqueda a través del uso de las cookies de identificación y los nombres de acceso hace que sus promesas parezcan mucho menos ciertas de lo que aparentan.

La estratificación de la información personal y el futuro de la web masiva

Lo que es seguro es que se está produciendo una decantación. Por un lado una gran masa de usuarios que utiliza los servicios online con configuraciones de privacidad por defecto que permiten la elaboración de perfiles personales extremadamente detallados e intrusivos. Por otro, usuarios que sólo utilizan los servicios que, como el buscador, no requieren tener una identidad registrada. Finalmente, dentro de este grupo, los que utilizan herramientas, filtros o metabuscadores que hacen de la anonimización su marca diferenciadora.

El primer grupo no es mayoritario pero sin duda protagoniza la llegada a Internet de los nuevos usuarios. Los grandes servicios, como Google y de forma aún más radical Facebook, tienen por estrategia la recentralización de la información en si mismos, presentándose de hecho como alternativa a Internet. Incluso servicios mucho más pequeños, pero igualmente festejados mediaticamente, como twitter juegan la misma carta hasta el ridículo.

El modelo Usenet

El modelo histórico y el horizonte estratégico de Google o Facebook nos lo muestra la práctica muerte de USENET y las redes de newsgroups.

Mucho antes de la www estaba usenet. Usenet fue durante mucho tiempo una red paralela -y mayor- que Internet, con la que se acabó fundiendo.

En un principio Usenet era básicamente una red de BBS que ponían en común y retransmitían sus foros de discusión. Lo malo es que en aquellos tiempos, los recursos eran limitados, los ordenadores institucionales y la conexión telefónica cara para casi todos? Usenet pertenecía al tiempo de la escasez, la formación de nuevos grupos que fueran retransmitidos por la red distribuida se decidía democráticamente.

Estar o no estar en usenet en aquellos días era algo importante. Si estabas cualquiera podía acceder conectando a cualquiera de los servidores (básicamente universitarios). Si no estabas, tenían que conocer el número de teléfono de tu máquina. Pero con Internet llegó a los newsgroups lógica de la abundancia.

Así que, a partir de los 90, aunque usenet unía la mayor parte de los grupos de noticias en una red común, en cuanto podíamos creábamos nuestro propio servidor de noticias (y de correo electrónico) con grupos propios que no eran retransmitidos en usenet. Para mediados de los 90 el negocio del hosting ya había crecido lo suficiente como para que tener un ordenador conectado todo el día a la red fuera relativamente común y el coste más o menos asequible.

A fin de cuentas, pagar un hosting era mejor que aguantar a los que vivían encaramados a los grupos que debían decidir si se aprobaban nuevos newsgroups o no. Aquellos burócratas, antecesores de los bibliotecarios de la Wikipedia de hoy, eran por lo general eternos becarios universitarios que obtenían un poco de autoestima de la generación artificial de escasez: para crear un grupo había que pasar por ellos, un protocolo que se convertía en un verdadero ritual de iniciación.

Mientras tanto y por motivos similares, con la expansión de Internet, habían aparecido alternativas relativamente sencillas al software de noticias: las listas de correos primero y los foros en la web después. En usenet éramos muchos los que votábamos con los pies y toda alternativa que no requiriera tener una máquina entera propia, era bien recibida.

Debía de ser el 96 o así cuando apareció Dejanews.com, un sistema que permitía consultar los archivos de usenet de todos los tiempos en la web. Google lo compró en 2001 y lo convirtió en Google Groups, donde ya no hacía falta que nadie te aprobara nada. El mumi garantizaba la libertad de crear (y borrar) todo tipo de grupos de news cuando se quisiera.

Usenet estaba, a partir de ahí, muerta. Como se argumentaba en El poder de las Redes un mumi puede extender los efectos de la red distribuida (de información) centralizando, paradójicamente el hardware (la red física).

El lado malo es que prácticamente desaparecieron también los servidores de noticias independientes. La verdadera red distribuida de newsgroups ligada ya por Internet. Los servicios de hosting dejaron de darlo preinstalado en sus servidores y los -entonces- usuarios novatos veían ya todo como foros. Además la mayoría de ellos usaba ya para entonces algún servicio de webmail (hotmail primero, luego yahoo? finalmente gmail), es decir ni siquiera podrían acceder a leer los newsgroups.

¿Y si convencías a tus colegas de que siguieran usando un cliente de correo quién iba a configurar el inn en el servidor para abrir un par de newsgroups cuando se tardaban cinco minutos en hacer uno con tu usuario de google? Usar hoy un servicio de newsgroups se ha convertido en una verdadera excentricidad. Usar un cliente personal de correo electrónico -y no gmail- empieza a ser en ciertos ambientes algo similar. Quién sabe si con tanto hype, la presión mediática pro-twitter o el ímpetu de facebook consiguen algún día que ocurra lo mismo con los blogs y los espacios virtuales para la deliberación.

Desde luego nada está escrito y pocos entornos sociales son más cambiantes que la web. Sin embargo las estrategias parecen claras y tal vez sea hora de comenzar a asumir que la www ya no es un espacio único, sino un conjunto de espacios donde lo que llamábamos Internet es sólo uno más -aunque aún mayoritario- junto a los otrora mumis, hoy señores centralizadores de la información y las fichas de usuarios.

«¿Correrá Internet la misma suerte de Usenet?» recibió 0 y 0, de los cuales desde que se publicó el 08/07/2009 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte

Deja tu comentario

El Correo de las Indias es el blog colectivo de los socios del
Grupo Cooperativo de las Indias
Gran Vía 48 - 48011 - Bilbao
F-83409656 (SIE) ~ F-85220861 (EAC) ~ F-95712659 (E) ~ G-84082569 (BIE)