El Correo de las Indias

Una vida interesante

Grupo Cooperativo de las Indias

Decrecionismo y catastrofismo energético vs modo de producción P2P

Edificio energía cero via http://metal-roof.blogspot.com/2012/04/zero-energy-homes-buildings.htmlSiguiendo con las cuestiones surgidas el otro día en Tecnocrítica en Palma, no podía faltar la crítica decrecionista, comenzando por la mayor: la presunta falta de recursos energéticos para mantener un modo de producción P2P.

No tan dramático

Lo primero es restar dramatismo a la «inminencia» de una catástrofe energética. Los peak-oilers llevan años pronosticándola para el año siguiente y nosotros casi el mismo tiempo recordando que sus cuentas no son sino una falacia ricardiana: Estamos muy lejos de que el petróleo se agote y el impacto de toda restricción en la oferta sobre el sistema económico se dará a través del mecanismo de precios, pero cuando, aún dando por buenas las previsiones más dramáticas, nos ponemos a hacer los números de lo que supondría, el resultado es modesto, alredededor de un 0,2% anual del PIB global, un impacto que en el peor de los escenarios posibles no sobrepasaría el 2% en el peor año ni para los más derrotistas:

The economic damage caused by such a rise is predicted to be modest, perhaps 0.2% of global GDP a year. (…) Nevertheless, Mr Kumhof worries that if oil prices are high enough, the economic impact might increase substantially. On the most extreme assumptions, it could be 2% a year.

La falacia ricardiana supone asumir que sólo los precios se moverán, sin afectar al nivel de reservas, a la eficiencia en el consumo y lo que es más importante, a las alternativas tecnológicas. Y sabemos que no es así. De hecho, uno de los campos en que el modo de producción P2P ha comenzado a despuntar ha sido precisamente el de la producción energética renovable.

La energía en el modo de producción P2P

Cada modo de producción tiene sus maneras de generación y distribución energéticas característicos, pues cada sistema supone también un modo de relación distinta con los recursos y la Naturaleza en general.

Por eso los conflictos y alternativas entre el viejo sistema y el modo de producción P2P, no sólo se evidencian en la inadecuación del capital financiero a las nuevas escalas o en las contracciones funcionales de capital y mercado en ambos sistemas, sino también en la resistencia de las eléctricas en todo el mundo a la evolución de la red eléctrica hacia una forma distribuida.

Es claro que el modo de producción energética en el modo de producción P2P estará basado en la autoproducción renovable y en una arquitectura «energía cero» que relegará la red eléctrica descentralizada al nivel de «reserva de seguridad» y distribución de excedentes. Esto no es prospectiva, es ya una tendencia cotidiana y cada vez más masiva cuyo impacto, especialmente tras leyes como la californiana o la británica que hacen obligatorio el consumo energético exterior cero para toda construcción a partir de 2016, veremos crecer más y más.

La adicción al «peak-todo»

La respuesta sin embargo de los «peak oilers» a la idea de que un mundo distribuido no heredará los conflictos medioambientales y las tensiones de recursos del modo de producción actual, es responder con toda una serie de peak-algo (peak-coltán, peak-agua, peak-cobre, peak-silicio incluso) que habrían de hacer imposible cualquier alternativa a la desindustrialización y la reducción malthusiana de la población mundial. De hecho, esta parece más un deseo, una necesidad a ser demostrada constantemente, que un problema real planteado por los hechos.

Pero la cuestión es que los materiales son una cuestión de tecnologías y modo de producción y no tanto de recursos naturales. No vivimos en un planeta donde todo esté «a punto de agotarse», en realidad, casi nada lo está. Vivimos en una relación dinámica en la que el nuevo modo de producción se enfrentará a sus propias contradicciones y limitaciones, desarrollando nuevas tecnologías, usando nuevos materiales, aprendiendo nuevas cosas y generando nuevos recursos de todo tipo conforme los costes de seguir usando los hoy hegemónicos reorienten las líneas de desarrollo y produzcan toda una serie de nuevos conocimientos prácticos que hoy nos resultan, por definición, desconocidos.

¿Decrecimiento? ¿En qué terminos?

El modo de producción P2P amplía la lógica de la abundancia desmercantilizando y llevando a la gratuidad servicios, bienes e incluso una gran parte del capital. Pero la abundancia no puntúa en la contabilidad nacional. Al revés, un software privativo, según en qué empresa puede ser contabilizado como capital o como mercancía y atribuírsele parte del valor generado. Un software libre, no. La autoproducción energética genera bienestar, pero el paso de la dependencia energética de una compañía a la autoproducción no se contabiliza como incremento de valor, sino paradojicamente, como destrucción de riqueza, pues se generaría un menor valor agregado por las empresas que es lo que mide el PIB.

Es decir, la generalización del modo de producción P2P a distintos ámbitos de la producción se reflejará estadísticamente como una pérdida de riqueza social aunque se trate justamente de lo contrario. Pero se trata de un problema estadístico, no de un problema de fondo y mucho menos de un «objetivo» a conseguir ni una moral a defender.

Al revés, un nuevo sistema productivo capaz de ampliar el campo de la abundancia, por definición aumentará el alcance de las fuerzas productivas. En otras palabras: el gran metabolismo social permitirá satisfacer sus necesidades -alimentarias, energéticas, físicas, sociales, culturales, etc.- a más personas, no a menos. La Naturaleza y su finitud no son el enemigo ni el problema, aunque el actual sistema de instituciones y relaciones económicas entre en contradicción cada vez más frecuentemente con ella. El modo de producción P2P se enfrentará sin duda a problemas nuevos, pero no a los límites del viejo sistema y mucho menos a los límites -exagerados a la baja- de unos recursos que no le son centrales.

«Decrecionismo y catastrofismo energético vs modo de producción P2P» recibió 0 y 8, de los cuales desde que se publicó el 01/05/2012 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte

Deja tu comentario

El Correo de las Indias es el blog colectivo de los socios del
Grupo Cooperativo de las Indias
Gran Vía 48 - 48011 - Bilbao
F-83409656 (SIE) ~ F-85220861 (EAC) ~ F-95712659 (E) ~ G-84082569 (BIE)