El Correo de las Indias

Una vida interesante

Grupo Cooperativo de las Indias

El poder de las periferias en las redes distribuidas

El punto de vista de un analista de redes sociales sobre todo el debate a partir del “clasismo” en la blogsfera y los MSNSpaces

Discutiendo el otro día con Adolfo Estaella, surgió la cuestión centro/perifería en la blogsfera.

Los que nos dedicamos profesionalmente al análisis de redes sabemos que las medidas de centralidad que obsesivamente se aplican en los ejercicios universitarios, rarísima vez sirven de algo en las redes distribuidas. En este tipo de redes, como se puede ver en el gráfico de la derecha, no todos los mismos nodos tienen la misma centralidad, pero en realidad no hay un centro, sino muchos. Es más, cuando introducimos la dinámica, la facilidad para conectarse de forma prácticamente inmediata entre dos nodos hace que continuamente aparezcan y desaparezcan nodos del ranking de centralidad. El centro que esas medidas nos describe no es el emisor, ni siquiera el controlador de los mensajes que circulan en cada momento por la red, sino un producto variable de esos mismos mensajes. Como resumía brillantemente Duncan Watts en su libro Six Degrees:

En vez de pensar en las redes como entidades que evolucionan, los analistas de redes han tendido de hecho a tratarlas como una materialización congelada de esas fuerzas. Y en vez de entender las redes como meros conductos através de los cuales la influencia se propaga según sus propias reglas, han tratado a las propias redes como una representación directa de la influencia.(…)

Implicito en la aproximación [a las redes desde el concepto de centralidad] está la asunción de que las redes que parecen ser distribuidas, no lo son realmente (…) Pero, ¿Qué pasa si no hay un centro? ¿Qué si hay muchos “centros” no necesariamente coordinados ni incluso del “mismo lado”? ¿Qué pasa si las innovaciones importantes no se generan en el núcleo sino en la periferia donde los capos gestores de información están demasiado ocupados para mirar? ¿Qué pasa si pequeños sucesos repercuten a través de oscuros lugares por casualidad y encuentros fortuitos, disparando una multitud de decisiones individuales, cada una de ellas tomada sin una planificación tras de si, y convirtiéndose por agregación en un suceso no anticipable por nadie, ni siquiera los propios actores?

En estos casos, la centralidad en la red de los individuos o cualquier centralidad de cualquier tipo, nos dirán poco sobre el resultado, porque el centro emerge como consecuencia del propio suceso.

La realidad, esa aguafiestas… para algunos

De hecho esta es la norma en las redes distribuidas. Los pretendidos “centros”, los pretendidos “conectores” si quieren mantener la ilusión de su poder tienen que dejar pasar la info con cierta generosidad. Es verdad que pueden intentar “ningunearse” unos a otros, hacer alardes públicos y relatar la historia de la red como la historia de la formación o las acciones de su cluster negando a los otros candidatos a centro. Pero luego viene la realidad. Y en las redes distribuidas es bastante cruel.

Dos ejemplos para la reflexión: las revueltas francesas de noviembre y … el macrobotellón español.

Si recordamos el papel de los blogs en las revueltas francesas de noviembre, no podían estar más lejos del pretendido centro de la blogsfera francófona. Liberation describía así a los tres bloggers que emergieron como epicentro del movimiento… cuando este ya se había producido:

Ces blogs, intitulés «Nike la France» et «Nique l’Etat» ou encore «Sarkodead» et «Hardcore», incitaient à participer aux violences dans les banlieues et à s’en prendre aux policiers. Ils ont été désactivés par Skyrock le week-end dernier. L’information a été ouverte pour «provocation à une dégradation volontaire dangereuse pour les personnes par le biais d’internet». Les trois jeunes gens, dont deux de Seine-Saint-Denis (Noisy-le-Sec et Bondy), âgés de 16 et 18 ans et un autre, 14 ans, des Bouches-du-Rhône, avaient été arrêtés lundi matin. (…)

Les trois jeunes qui «ne se connaissent pas entre eux», avaient «pris comme support» le site internet de la radio Skyrock. (…)

Por el aspecto de los blogs mientras estuvieron abiertos, los tres chicos parecían poco más que lammers, usuarios muy poco avanzados, que normalmente harían un uso lúdico de la red y poco más y que

lo que pretendian hacer era una pagina de homenaje y que les pillo de sorpresa el que se empleara para pegar convocatorias.

Esto viene reforzado porque hicieran los blogs en Skyblog, un servicio de blogs gratuítos que es el equivalente francés del MSN-Spaces entre nosotros, con un perfil de usuario muy similar.

Aseguraban los periódicos que “no se conocían entre si“, seguramente sintieran a los otros, si habían dado con ellos en la red, como competidores. La competencia, en redes distribuidas y sobre todo en el marco de un naciente swarming, se convierte en cooperación (coopetencia le llamaban los gurus cursis de las puntocom). Pero evidentemente esto no quedaba en los tres nodos originales: esa pretendida “perifería electrónica” pronto movería masas en todo el país, demostrando la potencia técnica de las nuevas herramientas que descubría: Como escribíamos en su momento:

Todo apunta hoy a un swarming generalizado pues el proceso de extensión y acumulación de la revuelta continúa. Esta noche, en Grigny, los enfrentamientos han dado un salto cualitativo: una mob de unas doscientas personas ha enfrentado y rodeado a la policía. El conocimiento técnico acumulado y difundido en la blogsfera y la capacidad de autoorganización de las redes formadas en la calle mediante móviles, empiezan a poder medirse e incluso a sobrepasar los medios tradicionales de los antidisturbios. La noche es del móvil, el día de los blogs. El móvil es la herramienta de coordinación en la acción, el blog de extensión y aprendizaje de las experiencias nocturnas.

La multiplicación de nodos (blogs) fácilmente interconectados entre si (a través de los comentarios), generó un medio de comunicación específico y distribuido, una subblogsfera alojada en Skyblog que en muy poco tiempo se convirtió en todo un ecosistema informativo, a pesar de haber aparecido, como hemos visto, muy tóscamente. Un subsistema donde emulación y competencia generaron como resultado un óptimo acumulativo (de conocimiento), al permitir muy rápidamente alcanzar la masa crítica de blogs nuevos e implicados, y por tanto fueron las bases de una cierta forma de cooperación social

MsnSpaces o la supuesta “periferia” española

Ahora vayamos al caso español, pensemos en el famoso macrobotellón o en el escándalo formado a partir de la descripción que Dan Brown hacía de Sevilla.

El primer ejemplo movilizó a miles de chavales mediante SMS, mail, foros… y spaces. El segundo, como es típico en esa red social, combinó spaces con cadenas de emails. Hemos localizado más de dos centenares de blogs de MsnSpaces que refirieron o copiaron el alegato contra el libro de Brown.

Ambos movimientos, botellón y affaire Brown, han modificado la agenda pública como la blogsfera “convencional”, pretendidamente central, no había conseguido hasta ahora. Es lo propio de un entorno distribuido:

la perspectiva no es la división entre una blogsfera influyente o decisiva por si misma y una blogsfera comparsa. La masa crítica de lectores necesaria para que haya influencia se puede alcanzar, y es previsible que así siga siendo, por muchos subconjuntos de blogs diferentes.

Y no me cabe duda de que el mundo de los MsnSpaces contiene a muchos de esos subconjuntos que no necesitan para nada de los presuntos grandes conectores para traducir sus visiones en movilización y debate público.

Las sentadas por la vivienda digna: ¿un movimiento de príncipes destronados?

Es más, esto me lleva a reflexionar sobre las movilizaciones convocadas para el 14 de mayo por la vivienda. Me parece cada vez más sospechoso que describan sus objetivos como “demostrar que los jóvenes españoles piensan en algo más que en el botellón“, a sabiendas de que sin unas reinvindicaciones claras orientadas a una administración concreta, y por tanto sin un análisis mínimo, difícilmente se va a conseguir nada.

Me pregunto, al fin, si tras ellas no habrá mucho príncipe destronado que intenta hacer una demostración de fuerza tras darse cuenta de que a la hora de la verdad no está en el centro de nada, porque los movimientos nacidos de las redes distribuidas, al final generan sus propios centros para cada acción. Miraron con desprecio a ese proletariado digital que se empeñaba en existir, cambiar la agenda pública y mover a miles de personas sin su consentimiento y bendición… y se equivocaron.

«El poder de las periferias en las redes distribuidas» recibió 2 y 1, de los cuales desde que se publicó el 03/05/2006 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte

2 Trackbacks/Pingbacks

  1. Lo que no se ve

    […] Como se demostró con la salsa de espagueti, no hay (o no debería haber) una cultura correcta. No hay que olvidar que el valor casi nace en la periferia, que el centro fagocita y homogeneiza, por lo que la innovación y la diversidad necesaria para seguir viviendo arrebatados por el cambio no suelen estar acompañados del acento «correcto», la lengua «correcta», ni el origen «correct…. […]

  2. What is not seen

    […] As the history of spaghetti sauce has shown, there is (or should not be) a correct culture. Let’s not forget that value is almost always born in the periphery and that the center swallows and homogenizes, so the innovation and diversity necessary to continue living arrested by change are not usually accompanied by the “right” accent, the “right” language, or …. […]

Deja tu comentario

El Correo de las Indias es el blog colectivo de los socios del
Grupo Cooperativo de las Indias
Gran Vía 48 - 48011 - Bilbao
F-83409656 (SIE) ~ F-85220861 (EAC) ~ F-95712659 (E) ~ G-84082569 (BIE)