El Correo de las Indias

Una vida interesante

Grupo Cooperativo de las Indias

María Rodríguez

María RodríguezMaría Rodríguez. Experta en desarrollo de contenidos culturales bajo dominio público. Ha dirigido diversos emprendimientos del Grupo Cooperativo y coordina sus participaciones en empresas externas.

Socia de la Sociedad de las Indias Electrónicas, ha coordinado los equipos de algunos de sus clientes más destacados. Dirige desde 2005 la Biblioteca de las Indias, asociación en la que puso en marcha la edición de libros bajo dominio público tanto en papel como en formatos electrónicos.

María Rodríguez en primera persona

Nací en 1979 en Madrid y crecí en una ciudad del extraradio en plena expansión. Cuando terminé la educación básica, una profesora que me tenía mucho cariño me llamó para despedirse, se puso muy seria y me dijo «por mucho tiempo que pase, por mucho que cambie tu vida, prométeme que nunca olvidarás estas dos cosas: la primera, que eres capaz de cualquier cosa que te propongas; la segunda: que nada ni nadie puede impedirte ser libre y hacer lo que quieres, solo tú misma; la libertad y la felicidad solo dependen de uno mismo».

Tenía 12 años y no entendí lo que me estaba diciendo pero sí que era importante. Así que a pesar de que durante años olvidé su consejo, volvió a mi memoria cuando más lo necesitaba.

Me licencié en Historia del Arte después de un intento (muy breve) de estudiar Derecho y pasé un año en Viena. La Universidad, para que mentir, fue una decepción. Estuve a punto de iniciar la licenciatura de traducción e interpretación. Era una época en la que aún no me animaba a escribir, y pensaba erróneamente que lo que me tocaba era, como mucho, traducir lo de otros. Y de nuevo una profesora (que también me tenía cariño) me dio un consejo: «Tú vales mucho para acabar amargada de nuevo en otra carrera universitaria» me dijo, «sal ahí fuera y que sean otros los que traduzcan lo que tú haces».

Tampoco seguí enseguida su consejo. Pasé unos años en diversos trabajos sin interés y mal pagados, tratando de averiguar que era eso que tenía que hacer. Pero me vino muy bien. Aprendí cómo son los trabajos mediocres y cómo llegar a fin de mes. Es más, comprendí la perspectiva de que mi vida entera fuera a ser así. No basta tener un trabajo de mierda «como experimento». Hay que sentir que eso es lo que te espera para el resto de tus días, para valorar realmente la libertad y que alguien te de la oportunidad de hacer algo distinto con tu vida.

Porque nadie dijo que fuera fácil pero los costes son realmente altos según de donde vengas y yo tuve la suerte de encontrarme a David y Nat cuando ya habían pasado la Travesía del Desierto.

Gracias a ellos en 2005 entré a formar parte del Grupo Ciberpunk español gracias a lo cual (re)descubrí Internet, la teoría de redes y comprendí que era aquello que llevaba tantos años buscando: todo, todo eso que está al otro lado de la pantalla.

En 2006 entré a formar parte de la Sociedad de las Indias Electrónicas para hacerme cargo de la Biblioteca de las Indias. Desde entonces, el mundo está cada año más descompuesto, el campo cada vez tiene más puertas y surgen más apuntaladores del pasado que impiden que ese futuro que hace años vemos desde la atalaya llegue por fin a nosotros. Pero todo esto solo me hace valorar más estar donde estoy, en un lugar donde el compromiso, la libertad y el gusto por estar juntos y hacer cosas bonitas no decae ni en mitad de una hecatombe nuclear.

Libros publicados

Entradas relacionadas

Mar Abad, Alan Furth, Mayra Rodríguez Singh, Carolina Ruggero, Manuel Ortega, Natalia Fernández, David de Ugarte, Daniel Bellón, Juan Urrutia,

El Correo de las Indias es el blog colectivo de los socios del
Grupo Cooperativo de las Indias
Gran Vía 48 - 48011 - Bilbao
F-83409656 (SIE) ~ F-85220861 (EAC) ~ F-95712659 (E) ~ G-84082569 (BIE)