El Correo de las Indias

Una vida interesante

Grupo Cooperativo de las Indias

Tarta de tres pisos con ático

Ingredientes

Tarta de tres pisos con ático

  • 200 gramos de chocolate negro
  • 150 gramos de chocolate con leche
  • 150 gramos de chocolate blanco (a poder ser con esencia de vainilla, que lo hay)
  • 1 litro de leche
  • 1 litro de nata líquida
  • 200 gramos de azúcar
  • Galletas María: en las cajas vienen divididas en paquetes de celofán, la cantidad necesaria es más o menos un paquete pero ahora que lo pienso igual con dos paquetes queda mejor.
  • Mantequilla: más o menos 50 gramos (100 gramos si se prueba con doble de galleta)
  • Tres sobres de cuajada, Royal por ejemplo (pero puede ser otra marca)
  • Azúcar avainillado para decorar
  • Es más cómodo si el molde es desmontable

Preparación

En la batidora se trituran las galletas hasta hacerlas polvo. Se derrite la mantequilla y se calienta un chorrito de leche. Con la mantequilla y la leche muy calientes se mezclan con la galleta y se vuelve a batir. El resultado debe extenderse sobre la base del molde y aplastarse con una herramienta apropiada y plana, como por ejemplo una espumadera. Se mete en el congelador unos minutos para que enfríe.

En un cazo, se echan unos 150 gramos de chocolate negro, con un cuarto de litro de leche, un cuarto de litro de nata y 50 gramos de azúcar. Se pone el fuego no muy fuerte y se remueve (sin descanso) durante unos minutos. Tiene que quedar como un batido de chocolate humeante, líquido, no espeso. Después de unos 5 minutos, se añade un sobre de cuajada y se remueve un poco más.

Se saca el molde con base de galleta del congelador y se vuelca el líquido.

Se repite la operación con el chocolate con leche, con los mismos ingredientes y cantidades (azúcar, leche, nata y cuajada) y el volcado al molde, y también con el cholate blanco. En lo único que hay que tener cuidado, es que para volcar el líquido del chocolate con leche y después de este el de el chocolate blanco, hay que esperar que cuaje el primero pues si no se mezclarán los chocolates y no habrá pisos sino un campamento hippy. Al mismo tiempo, hay que tener en cuenta que si alguna de las preparaciones se deja demasiado tiempo en el cazo sin volcar en el molde, puede cuajar en el cazo y entonces no habrá pisos sino un edificio de Gehry.

Cuando ya tenemos los tres líquidos volcados, se mete el molde en la nevera con cuidado y se deja unas horas para que cuaje y coja cuerpo. No sé cuanto puede ser el mínimo de horas pero la prueba del dedo suele ser bastante fiable: se coge un dedo (limpio) y se posa sobre la superficie de la tarta, si está fría y el dedo sale disparado como de una cama elástica es que está listo, si el dedo se hunde, es que no.

Para terminar, después de desmontar el molde, se calienta en el cazo lo que nos quede de chocolate negro, se le añade un chorrito de leche y azúcar y se calienta hasta que quede muy espeso. Se hunta la superficie de la tarta con cuidado, de forma uniforme. A continuación con un palito chino se pone el solarium, la piscina, el invernadero o lo que sea que uno desee instalar en su ático. Se espolvorea con azúcar de vainilla y ya está listo para servir. Si se hace con fe y amor en menos de un año tendrás tu ático.

Entradas relacionadas

Tarta de obleas, Brownie de chocolate, Helado de Turrón, Helado de vainilla,

El Correo de las Indias es el blog colectivo de los socios del
Grupo Cooperativo de las Indias
Gran Vía 48 - 48011 - Bilbao
F-83409656 (SIE) ~ F-85220861 (EAC) ~ F-95712659 (E) ~ G-84082569 (BIE)