El Correo de las Indias

Una vida interesante

Grupo Cooperativo de las Indias

Comunidad

KibutzPuede ser llamada comunidad real cualquier cluster o red social perfectamente distribuida -es decir donde todos los miembros se relacionan con todos los demás en un ámbito no jerárquico- que comparta una interacción voluntaria sostenida en el tiempo (deliberación) y donde los miembros se reconocan unos a otros una identidad común.

Interacción en red distribuida (deliberación) »» conocimiento»» gusto por estar juntos + Identidad = fraternidad »» comunidad

Lo esencial para la aparición de una comunidad es la existencia de una interacción lo suficientemente potente (deliberación) como para que se desarrollen contextos comunes (y por tanto, por lo general, algún tipo de saber, conocimiento o registro compartido).

Es este saber particular que sedimenta en unos contextos comunes, el que produce el reconocimiento de ser parte de algo en común, es decir, una identidad que reafirma ese gusto por estar juntos.

A la unión de identidad y gusto por estar juntos es a lo que llamamos fraternidad, que es la base de toda vida comunitaria.

Historia del término

Aunque ya los pitagóricos habían experimentado un diseño propio de vida comunitaria, seguramente fueran Epicuro y el epicureísmo los primeros en teorizarla. Las comunidades epicúreas convivirán con otros movimientos comunitarios como el mitraismo, de inspiración estoica y sobrevivirán hasta el siglo V, cuando la imposición final del cristianismo los elimine definitivamente o los reconvierta dentro del movimiento monástico.

El uso político del término no aparecerá hasta la Edad Media, cuando entre el siglo XI y XIII en toda Europa los Artes obtengan la autonomía política para las ciudades. Se inaugura entonces una forma completamente novedosa de legitimación del poder: Los magistrados de los burgos ejercen su poder en nombre de la communitas (comunidad) o la universitas civium (conjunto de ciudadanos) y no en el del Príncipe civil o de la Iglesia. Esta comunidad está fundamentada en la fraternidad que une entre si a los artesanos.

La comunidad sin embargo no estaba definida de un modo banal. Por el contrario exigía una identidad y relaciones materiales fuertes de cada uno con el conjunto. Como apunta Pirenne:

Tanto en las ciudades donde había jurados como en las que carecían de ellos, los ciudadanos constituían un cuerpo, una comunidad, cuyos miembros eran todos solidarios los unos respecto de los otros. Nadie era burgués si no prestaba el juramento municipal, que lo vinculaba estrechamente con el resto de burgueses. Su persona y sus bienes pertenecían a la ciudad, y tanto éstos como aquélla podían, en todo momento, requisarse si era preciso. No se podía concebir al burgués de forma aislada, como tampoco era posible, en épocas primitivas, concebir al hombre de manera individual. Se era persona, en tiempos de los bárbaros, gracias a la comunidad familiar a la que se pertenecía, se era burgués, en la Edad Media, gracias a la comunidad urbana de la que se formaba parte.

En la península ibérica, la revolución comunera de 1520 inaugura también el uso político de la palabra comunidad como sinónimo de revuelta. Y aunque de hecho la comunidad castellana es una asamblea al estilo de las comunas burguesas medievales y su plural no representa otra cosa que la coordinación de das distintas asambleas urbanas, al español pasa a significar pura y simplemente revolución política. Así Quijote advierte a Sancho camino de la ínsula Barataria:

Te han de quitar el gobierno tus vasallos o ha de haber entre ellos comunidades

Y Quevedo, la mayor gloria del reaccionarismo ibérico de todos los tiempos, usaba comunero como sinónimo de sedicioso, atribuyéndole el Diccionario de autoridades de la Real Academia Española la definición del término como:

Levantamiento y sublevaciones de los pueblos contra su Señor

Artículos recientes en el blog

Entradas relacionadas

Ateísmo 2.0, Individuación, Diversidad, Deliberación, Plurarquía, Identidad, Resiliencia, Fraternidad, Compañía comunitaria, Diálogo, Conversación, Entorno real,

El Correo de las Indias es el blog colectivo de los socios del
Grupo Cooperativo de las Indias
Gran Vía 48 - 48011 - Bilbao
F-83409656 (SIE) ~ F-85220861 (EAC) ~ F-95712659 (E) ~ G-84082569 (BIE)