El Correo de las Indias

Una vida interesante

Grupo Cooperativo de las Indias

Las defensas de un mundo distribuido

El streaming sobre bitTorrent no sólo es una respuesta técnica a la represión del compartir impulsada por la industria de los contenidos audiovisuales. Es, sobre todo, una herramienta que empodera a cualquiera, en cualquier lugar, para emitir vídeo libremente en un momento en que el control automatizado empieza a dar paso a una represión tan automática como torpe.

Mientras «The Pirate Bay» mueve sus sistemas para eliminar puntos de centralización, el creador del protocolo bitTorrent ensaya, todos los viernes, una nueva tecnología que amenaza con dejar decrépitos todos los sistemas de control estatal de los contenidos audiovisuales: bitTorrent live. Se trata del primer sistema de streaming distribuido. Convertiría la posibilidad de emitir vídeo libremente, en máxima calidad, en una práctica a disposición de cualquiera en cualquier lugar.

No se trata sólo -ni siquiera fundamentalmente- de una respuesta tecnológica a las leyes que prohíben compartir contenidos. Se trata de una defensa frente al avance de la represión cada vez más generalizada, ciega y torpe lanzada desde un estado capturado por los espurios intereses intereses del lobby de la propiedad intelectual y la industria del miedo. ¿Exageramos?

La industria de la represión en Internet y sus torpes resultados

Cuando hace menos de dos años dábamos noticias del cierre de FanFou, el twitter chino, a muchos les pareció una exageración. Algo así nunca pasaría en una democracia occidental. Cuando unos meses después contábamos cómo la alianza de empresas publicitarias con los servicios de inteligencia estadounidenses estaba haciendo del control de los servicios centralizados de libros de caras una verdadera industria, mantenida por los fondos de la «guerra contra el terrorismo», muchos pensaron que aún así no tendría consecuencias sobre los derechos civiles, que con independencia de las tecnologías usadas por los servicios policiales, el control democráticos de organismos como el FBI evitaría tropelías.

Pero lo que tenemos es la unión de una élite infeliz que no repara en nada ante lo que ponga en cuestión las rentas que derivan desde los estados, con unos aparatos de control desmesurados y unas tecnologías corporativas a medio cocer. Resultado inevitable: atropellos contra las personas. Miren el siguiente caso que comenta John Robb a partir de su -escasa- cobertura en la prensa inglesa: un chico publica un twit preguntando a una amiga si estará el fin de semana porque piensa aparecer ahí y «destruir América», versión anglo de «romper la noche». Pero los sistemas de alertas que las agencias de publicidad han desarrollado para los servicios de inteligencia no se caracterizan por su sensibilidad a la ironía. Cuando el chico aterriza en EEUU es detenido, marcado como una amenaza a la seguridad nacional, retenido 12 horas en una sala de interrogatorios y finalmente deportado de vuelta cuando el community manager de turno revisó el dichoso twit.

Sólo es el primer ejemplo. Y es bastante light (aunque imaginen el susto del muchacho). Pero recuerden que leyes como SOPA pretenden la extraterritorialidad, que la represión a la que den origen será cada vez más «automatizada» mediante sistemas tan «inteligentes» como los de control y que en el peor de los casos (ACTA, ley Sinde, etc.) nunca faltan los socios locales que conviertan en leyes nacionales las directrices que la industria de la propiedad intelectual impone en EEUU.

¿Volvemos a un mundo ciberpunk? En realidad nunca salimos de él. Si el control ha tomado la delantera -como se ve en el caso Megauploads- es porque millones siguieron al flautista de Hamelin de la recentralización 2.0 de google, facebook, twitter y hasta Wikileaks perdiendo el terreno de ventaja ganado por el p2p. La única defensa posible es la superación de las redes descentralizadas en favor de arquitecturas distribuidas que mantengan la ventaja y la resiliencia de nuestras libertades.

«Las defensas de un mundo distribuido» recibió 0 y , desde que se publicó el 7 de febrero de 2012. Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte

Deja tu comentario

El Correo de las Indias es el blog colectivo de los socios del
Grupo Cooperativo de las Indias
Gran Vía 48 - 48011 - Bilbao
F-83409656 (SIE) ~ F-85220861 (EAC) ~ F-95712659 (E) ~ G-84082569 (BIE)