El Correo de las Indias

Una vida interesante

Grupo Cooperativo de las Indias

Los nuevos relatos del futuro y el futuro de las tecnologías

¿Cuales son los nuevos relatos de futuro? ¿Dónde nos conducen? ¿Qué nuevas tecnologías alimentan? ¿Convergen o se solapan de alguna manera entre si?

Peter Thiel no es un tipo corriente. Creador de Paypal, primer accionista de facebook e ideólogo libertario, no se puede decir que sea un gurú que vive de llamar la atención con discursos estridentes y boutades. Por eso llama la atención que en la entrevista que ayer publicaba Wired su diagnóstico de la situación remarcara tres grandes ideas:

  1. la enorme innovación del último siglo no se va a mantener sólo por inercia
  2. sin crecimiento las diferencias sociales del capitalismo se tornan facilmente insoportables
  3. el presente parece carecer de un relato sobre el futuro que empuje precisamente al cambio tecnológico y social de un modo similar a lo que la fe en el progreso marcó el siglo XIX, la idea del bienestar la postguerra mundial o la extensión de la mirada ciberpunk representó en los 90.

Dicho de otro modo, el impacto cultural de Internet crecerá cuantitativamente, pero el ciclo de innovación ligado a él ya está basicamente cerrado, el nuevo paradigma ya es cotidiano y por mucho que algunos sigan sin darse cuenta, tan material y establecido como la imprenta. Por delante sólo le queda la inevitable y ciertamente conflictiva evolución (o regresión) propia de todo gran cambio sociotecnológico.

Lo que toca es un nuevo horizonte, un nuevo relato del que nazcan las nuevas tecnologías que cambiarán el mañana y -espera Thiel- generarán sus propias lógicas y formas de crecimiento.

Los nuevos relatos

Lo interesante es que los nuevos relatos rompedores no dejan de ser segregacionistas aunque han aprendido y llevan en su ADN la lógica de la diversidad y la resiliencia nacida de la experiencia de Internet. Veamos:

  1. El proyecto Seasteding impulsado por el propio Thiel: nueva ingeniería de última generación para poder escapar de las limitaciones de los estados y formar comunidades sostenibles en aguas internacionales. De momento los avances producidos parecen rentables y están generando un tipo de conocimiento muy especializado pero capaz en el futuro de materializar una nueva frontera más allá de los territorios estatales.
  2. Las comunidades resilientes y las neotribus teorizadas entre otros por John Robb y basadas en economías de fuente abierta (sin propiedad intelectual). El tipo de conocimiento que está desarrollando este nebuloso movimiento vuelve en buena medida a las herramientas más básicas de construcción y cultivo para convertirlas en hardware libre. Por otro lado, ponen el acento en el desarrollo de un software socioeconómico que permita una autonomía y un mercado interno a comunidades sintéticas.
  3. El movimiento neovenecianista, surgido en paralelo a los dos anteriores pero en el ambiente cultural del mundo latoc, con énfasis en la democracia económica, la ŧransnacionalidad y la desterritorialización. El tipo de tecnologias que impulsa es un bricolage de las surgidas en la exuberancia del desarrollo tecnológico pero reorientadas ahora a la sostenibilidad y la resiliencia en ausencia de infraestructuras

¿Convergen?

Es difícil pensar en una convergencia de estos tres relatos. Thiel no deja de ser un randiano para quien las comunidades flotantes surgirían del neovenecianismo de las grandes empresas y no tendrían por qué incorporar para nada sistemas de democracia económica. Robb vive una verdadera luna de miel con movimientos como el tea party o el decrecionismo que le orientan a un tipo de comunidad localista y autárquica. Y el modelo de filé de los neovenecianos no deja de darse objetivos ligados a la cohesión social inalcanzables si no es jugando el juego de la transnacionalización y la democracia económica en un marco de diferenciación pero también de cooperación con el ámbito de los estados.

Y sin embargo, lo que si parece claro es que emerge un cierto imaginario común que impulsa un tipo de tecnologías diferente en lógica y en escala. Tecnologías para comunidades concretas, nada de grandes productos centralizadores e iguales para todos. Tecnologías que son en si mismas un verdadero reciclaje/bricolage de saberes, técnicas y cacharros. Tecnologías ligeras, construidas para empoderar y generar autonomía comunitaria que ensueñan un mundo basicamente postnacional (aunque cada una lo haga de una manera diferente).

Si hacemos caso a Thiel, llevados por estos relatos, podemos plantearnos qué conseguirán los grandes aportes tecnológicos de las próximas décadas. Se entrevé desde luego un mundo de energías renovables domésticas que hará a las grandes compañías eléctricas tan indeseables y combativas como hoy son las disqueras. Un boom de conexiones baratas satelitales -hijas de la nueva carrera espacial- capaz de saltarse restricciones estatales y monopolísticas de acceso a una red cada vez menos neutral y si apuramos, nuevos transportes pesados de bajo coste a turbo-vela y coches eléctricos…

«Los nuevos relatos del futuro y el futuro de las tecnologías» recibió 0 y desde que se publicó el 18 de febrero de 2010 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte

Deja tu comentario

El Correo de las Indias es el blog colectivo de los socios del
Grupo Cooperativo de las Indias
Gran Vía 48 - 48011 - Bilbao
F-83409656 (SIE) ~ F-85220861 (EAC) ~ F-95712659 (E) ~ G-84082569 (BIE)