El Correo de las Indias

Una vida interesante

Grupo Cooperativo de las Indias

Navidad para un año horrible

El 2004 ha sido una pesadilla en la que por cada deseo cumplido hemos tenido que pagar más de lo que valía. Si un símbolo nos acerca a esta Navidad, tan lejos ya de los inocentes tiempos del bueno de Jack Skeleton, es SantaBot, el robot asesino de Futurama.

En el mundo irónico y freaky de Futurama la Navidad es terrible y peligrosa. Santa Claus es SantaBot, un robot que aterroriza las calles en Nochebuena armado con una ametralladora de tambor estilo años treinta.Santabot convierte los deseos de los niños (la irremediable bici, los balones…) en armas arrojadizas que dejan un rastro de tullidos a su paso. Cuando Fry quiere “recuperar el espiritu de la Navidad” el resultado es, como no, un fracaso. Los viejos tiempos de Jack Skeleton no volverán.

Nuestro gran deseo para el 2004 era ver a este país desarrollar su propio camino hacia la sociedad red. Teníamos esperanza y nos sentíamos orgullosos de nuestro propio y modesto trabajo. Juan Urrutia nos llevaba de los Flash-mobs a las ciberturbas que cambiaban gobiernos vía teoría de redes. 2004, el año de nuestro 15 aniversario, se planteaba como el año ciberpunk.

Y lo fué. Fué una auténtica pesadilla ciberpunk:

España y con ella Europa entran en un nuevo tipo de guerra con un nuevo tipo de enemigo. El campo de batalla son las redes, la información clave es pública, las armas de destrucción masiva están al alcance de los asesinos en todo momento y a bajo coste. Y esto ya no es la virtualidad: los muertos son reales. Hemos entrado en la Sociedad Red por la puerta más terrible. Toca replantearse todo.

Y desde entonces los regalos envenenados de Santabot no han dejado más que tullidos. El viejo mundo de los odios y el fanatismo político fue el primero en ponerse en red. Escribimos el que posiblemente haya sido el libro más leído sobre el 11M (casi 70.000 descargas y 4.000 ejemplares vendidos). Y vimos nuestro objetivo de verlo en librerías cumplido. Pero descubrimos pronto que no sirvió más que para alimentar la sordera fanática del que en el horror tiene más miedo a un cambio de gobierno que aleje a sus sectarios de las rentas públicas que a lo que la nueva guerra significa. Llegamos a la Navidad con el triste espectáculo de ver a los políticos (y a otrora amigos convertidos hoy en fanáticos marcartistas) destrozando por segunda vez a las víctimas. Y encaramos el nuevo año en un país que vuelve a los debates de principios del siglo pasado alentados por el integrismo religioso católico.

2004 ha sido un “annus horribilis”. El año en que Jack dejó su sitio a SantaBot. Cojamos fuerzas. En 2005 nos espera una gran batalla. En ella ciberpunks, netizens, netócratas y todos los que guardemos decencia, sentido y responsabilidad vamos a ser requeridos. Nos toca tejer y cohesionar un espacio diverso frente a los que propugnan la fractura sectaria a uno y otro lado. Vendrán nuevos enemigos y viejos con técnicas nuevas. En 2005 nos toca defender y rescatar la convivencia. Tejer red. Abrir espacios.

Actualización 25/12

Desde “Red Liberal” nos enviaron ayer y leemos hoy, su particular felicitación navideña personalizada. Definitivamente hace falta construir ese espacio no violento, de decencia y debate tranquilo al que algunos tanto parecen temer.

«Navidad para un año horrible» recibió 0 y desde que se publicó el 25 de diciembre de 2004 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por las Indias

Deja tu comentario

El Correo de las Indias es el blog colectivo de los socios del
Grupo Cooperativo de las Indias
Gran Vía 48 - 48011 - Bilbao
F-83409656 (SIE) ~ F-85220861 (EAC) ~ F-95712659 (E) ~ G-84082569 (BIE)