El Correo de las Indias

Una vida interesante

Grupo Cooperativo de las Indias

Presentaciones: guía de estilo indiana

Una guía indiana para hacer presentaciones en formato odt (o ppt si aún usas software privativo) sin aletargar a tu público.

Es bien conocido que soy de la secta anti-bullet-list de Tafte. Comparto con él las críticas a la sintáxis espasmódica del texto en Power Point que constituye uno de los más terribles riesgos laborales de esta época. Ha llegado pues la hora de contar el estilo y formato de mis presentaciones indianas al modo de una guía de estilo.

La clave es que no se pueden escribir discursos en formato odp (o ppt). Las listas de puntos son una pésima herramienta retórica y nada hay más lamentable que ver a alguien leerlas en público como si las presentaciones fueran aucas de un ciego que no supiera ni hacer pareados. Las diapos están para reforzar el discurso asegurando la transmisión real de información o la atención del público, no para sustituir la necesidad de seducción del relato.

Así que la primera norma que recomiendo si no quieres que tu audiotorio pase al modo letargo en que suele quedar en las oficinas es elabora tu discurso sin pensar en que va a haber proyector. Si se trata de una presentación comercial no tomes modos de vendedor, no lo pienses como un catálogo de maravillas. Dale siempre una estructura dramática simple: presentación, nudo y desenlace. Cuéntala frente a una cámara y súfrete tu mismo. ¿Es interesante? ¿La has podido seguir hasta el final? ¿Entonas correctamente o pones el énfasis donde no toca como hace el Presidente del Gobierno de España? Pregúntale a algún espectador de prueba: ¿Qué tres ideas le quedan claras? ¿Serían las tres que tu elegirías?

Si el discurso funciona podemos pasar a hacer la presentación… ¡Pero ojo! funcionar quiere decir transmitir una emoción y tres ideas. Transmitir, no convencer. Las presentaciones hablan de ti, muestran tu convicción y han de transmitir en qué consiste. Punto. Nada más. En las presentaciones el objetivo es ganar el interés suficiente para que el oyente pinche en un imaginario siga leyendo. Porque para convencer hace falta texto de verdad, argumentaciones, pruebas, recursos que la oralidad no permite estudiar y repasar a tu auditorio críticamente.

Y ahora viene la pregunta clave: ¿Estarás presente en la proyección?

Si la respuesta es negativa: incrusta los cortes de vídeo de tu discurso en un odt (o ppt) vacío. Aunque lo óptimo es completar con imágenes, aquí si que puedes usar texto y hasta listas de puntos. Siempre a posteriori y como refuerzo de la palabra y el gesto, como herramienta para permitir descansar la vista a tus espectadores sin perder el hilo de la argumentación. Como ejemplo reciente baste la presentación que preparé para Ecodiseña 2007.

Si vas a estar presente, si la relación con tu público va a ser presencial, no pongas una sóla línea de texto más allá de las diapositivas-título que abran cada uno de los bloques de tu argumentación.

¿Recuerdas el comienzo de las películas de espías de la Guerra fría? Una fórmula que me encanta es comenzar presentando a los dramatis personae así. Fotos. Simples y sencillas fotos en la calle de aquellos de quienes vas a hablar como fondo visual mientras relatas quiénes son y por qué interesan a tu relato.

Después: presentación -dónde anticipas conclusiones-,. nudo -donde explicas cómo se ha llegado o se ha de llegar a un momento que hace inevitables esas conclusiones- y desenlace -donde las conclusiones aparecen una vez más pero esta vez como resultado. ¿Reiterativo? Un tanto. Pero recuerda que el objetivo es transmitir qué piensas, qué crees, de un modo efectivo. Luego vendrá el debate de verdad, cuando tus oyentes hayan podido consultar otras fuentes, chequear tu bibliografía, etc. Es decir, tu objetivo es interesar y dejar en la lista de tareas de tus oyentes la búsqueda de información suplementaria para que se hagan una opinión fundada y propia, no darles todo machacadito y dejarles convencidos. Aunque quisieras es imposible transmitir tanta información de una vez y para siempre.

Elaborar presentaciones es, ante todo, documentarlas gráficamente. Utiliza repositorios de dominio público cuando no llegue con tus propias fotos y capturas.

…Y prepara un texto de soporte con listados de enlaces y bibliografía en formato pdf o similar. Si lo haces bien, te lo pedirán después.

«Presentaciones: guía de estilo indiana» recibió 0 y desde que se publicó el 27 de diciembre de 2007 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte

Deja tu comentario

El Correo de las Indias es el blog colectivo de los socios del
Grupo Cooperativo de las Indias
Gran Vía 48 - 48011 - Bilbao
F-83409656 (SIE) ~ F-85220861 (EAC) ~ F-95712659 (E) ~ G-84082569 (BIE)