La economía colaborativa o el Sharing Economy es una variante dentro del sistema económico que consiste en intercambiar bienes o servicios para realizar transacciones. Con ella se logra un ahorro significativo de dinero entre los involucrados, por lo que está en crecimiento gracias a las nuevas tecnologías. Aquí verás los aspectos más relevantes sobre el Sharing Economy.

¿Qué es el Sharing Economy?

El principio de la economía colaborativa se fundamenta en que las transacciones de negocios se cierran realizando un intercambio. A diferencia de los tratos que usualmente se realizan, en esta modalidad se reemplaza el dinero por el canje de bienes y servicios. Así resulta una interacción comercial satisfactoria para las partes involucradas, donde cada una obtiene un beneficio.

Actualmente, el Sharing Economy se ha visto beneficiado por el auge de las plataformas digitales ya que estas logran conectar cada una de las ofertas de productos y servicios con las personas que las pueden utilizar.

El complicado panorama económico de hoy en día, ha impulsado la búsqueda de nuevas y creativas formas para obtener otras fuentes de ingreso. Al consolidarse el uso de la tecnología de la información y comunicación así como el aumento de los emprendedores y prestadores de servicios digitales, se ha contribuido al impulso de la economía colaborativa.

Dentro del área de la economía colaborativa existen relaciones que se establecen en función de las necesidades de cada uno de los que integran la relación comercial, así como términos que se aplican según sea el caso:

Consumo colaborativo

Esta forma de economía colaborativa se  basa en utilizar las plataformas digitales para establecer los contactos entre los usuarios interesados. Se destacan los productos que tienen para efectuar los intercambios.

Conocimiento abierto

Es una modalidad que impulsa la distribución del conocimiento de manera digital, sin barreras legales y usualmente de forma gratuita, los cuales se presentan en formatos para la plataforma digital que se elija.

Producción colaborativa

Es una importante modalidad en el Sharing Economy, consiste en la integración de redes donde la interacción se realiza de forma digital, para la difusión e impulso de los proyectos y servicios que se ofrecen, sin importar del contenido que se trate.

La diferencia con los tipos de economía colaborativa explicados en los dos apartados anteriores radica en que lo ofrecido en este tipo es producido por los mismos integrantes de la célula corporativa.

Finanzas colaborativas

Se trata de todo lo que tenga que ver con préstamos, microcréditos, ahorros, donaciones y cualquier sistema de financiamiento. En este aspecto de la economía colaborativa los usuarios se contactan cuando tienen algún requerimiento en el sentido financiero.

Un ejemplo para demostrar este tipo de Sharing Economy es el Crowdfunding, lo cual se trata de un mecanismo colaborativo que logra la financiación de proyectos desarrollados con nuevas tecnologías. En este modelo de financiación se puede aportar capital a ciertas iniciativas que se eligen de acuerdo a criterios preestablecidos.

Dentro del consumo colaborativo existen tres variantes diferentes:

  • La que se basa en la utilización de un producto que se esté ofertando en lugar de adquirirlo.
  • Otra alternativa es la de efectuar la redistribución de bienes o de productos que ya no se estén utilizando.
  • La opción donde se comparten los servicios que se ofertan, por ejemplo el tiempo, espacio o habilidades, entre otros.

La Sharing Economy representa un beneficio significativo  para los usuarios y emprendedores, pues promueve el ahorro, estimula la sana competencia, además de que impulsa la oferta y demanda. Otro aspecto importante es que garantiza el principio de sustentabilidad, ya que los productos se reutilizan, se comparten y se conservan.

Con la economía colaborativa se produce todo un cambio en el concepto del uso social de los recursos digitales, además de que transforma muchas de las áreas del sistema económico actual.